¿Cómo mejorar el autoenfoque de la X-E1 con luz escasa? Usa el AF-C.

3

La primera generación del sensor X-Trans presente en la Fuji X-Pro1 y la X-E1 limita a estas cámaras a realizar siempre el autoenfoque por contraste, a diferencia del sensor X-Trans II de la X-T1 o la X-E2 que permite el autoenfoque por detección de fase, mucho más ágil y de una velocidad similar al de las cámaras réflex.  Aunque el autoenfoque por contraste es un mecanismo muy preciso, se resiente mucho en situaciones en los que la condiciones de luz no son precisamente ideales, tiende a «perderse» en su búsqueda de foco y la lentitud es a veces exasperante.

En el foro de Fujistas, hemos encontrado un interesante enlace a un vídeo compartido por domingo28 que nos habla de un sencillo truco para mejorar el rendimiento del autoenfoque de la Fuji X-E1 en un escenario de luminosidad escasa. La receta es tan sencilla como activar el autoenfoque continuo (AF-C) en detrimento del autoenfoque sencillo (AF-S).

Podemos ver los resultados de este experimento a partir del minuto 4:00 del vídeo. Con el autoenfoque continuo la cámara mantiene el foco «alerta» a los cambios de escenario, por lo que se desenvuelve más rápido que haciendo uso de autoenfoque sencillo. Las ventajas del uso del AF-C se hacen más evidentes con el uso del Fujinon XF 35mm f/1.4, una lente que sufre más que el zoom «kitero» en entornos más oscuros.

Según el autor del vídeo, la desventaja más evidente del uso del autoenfoque continuo en escenas oscuras es el gasto voraz de batería consecuencia de tener el foco en movimiento constante. Otro hándicap importante es que con el modo AF-C el área de enfoque se limita al centro, lo que puede limitar bastante nuestra labor compositiva.

Mi apreciación particular del vídeo es que realiza una prueba un tanto tramposa. Al utilizarse el autoenfoque sencillo, el área de enfoque seleccionada es muy pequeña, algo que es poco recomendable cuando la luz escasea. En estas situaciones conviene maximizar el área de enfoque (en modo AF-S) para permitir a la cámara encontrar patrones de contraste sobre el que clavar el foco: ese es el consejo número uno para enfocar con efectividad en la oscuridad. Siendo el área de AF tan minúscula como la que se utiliza en el vídeo, lo normal es que la X-E1 se pierda por no encontrar bordes destacados en su búsqueda de foco.

Por lo demás, sí que he apreciado cierta mejora del autoenfoque al usar el AF-C en mi habitación en penumbra, no sólo con mi X-E1, sino también con la X100. Es por ello que, probablemente, el truco también sea aplicable a otras cámaras de la Serie X sin enfoque de detección de fasse (X-M1, X-A1, X-Pro1…).

Y a vosotros, ¿os ha dado resultado?

3 Comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.