Is Street Photography Killing Itself?

gerard_alis

Gurú Fujista
#1
El autor hace un buen resumen de todos los clichés y malas prácticas que hacen (o hacemos) los fotógrafos de calle noveles.
Desde la repetición sistemática de patrones que ya se han visto miles de veces, la sobrecarga de yuxtaposiciones manidas hasta reventar, la falta de autocrítica, la ausencia total de edición etc etc

Muchos ya nos conocemos estos síntomas, muchos de ellos ni siquiera creo que sean específicos de la fotos de calle. Tampoco creo que la foto de calle esté siendo asesinada. Siempre ha habido material bueno rodeado de mediocridad, en todas las artes. El tiempo acaba filtrando lo bueno de lo que no lo es. Pero no obstante la crítica que hace me parece que es pertinente.

Is Street Photography Killing Itself? - The Photo Fundamentalist
 

herstal

Fujista Habitual
#2
el problema es que "foto de calle" se ha convertido en un género en sí mismo a base de esas repeticiones y ese abuso de patrones, y hacer buenas fotos es algo que uno lleva dentro o no, ya sea en la calle o en una piscina.
cuando sales a la calle con la cámara no deberías pensar en hacer street photo. de hecho no deberías pensar.

hay que superar esas fases en las que sales con tus imágenes favoritas en la cabeza y no puedes evitar imitarlas. luego puede quien tenga el vicio de hacer fotos pensando en lo guays que van a quedar sus ocurrencias en flickr. uno debe reaccionar a lo que ve con sinceridad. ¿de verdad te estimula esa abuela sentada en un banco con el carro de la compra?
todos podemos pintar con lápiz y papel, pero yo se lo dejo a otros porque no paso de hacer monigotes y lógicamente no haría público un dibujo chorra. con una cámara es lo mismo. la fotografía en general parece una disciplina quemada por el abuso, pero no la confundamos con los usuarios.
 

gerard_alis

Gurú Fujista
#3
el problema es que "foto de calle" se ha convertido en un género en sí mismo a base de esas repeticiones y ese abuso de patrones, y hacer buenas fotos es algo que uno lleva dentro o no, ya sea en la calle o en una piscina.
cuando sales a la calle con la cámara no deberías pensar en hacer street photo. de hecho no deberías pensar.

hay que superar esas fases en las que sales con tus imágenes favoritas en la cabeza y no puedes evitar imitarlas. luego puede quien tenga el vicio de hacer fotos pensando en lo guays que van a quedar sus ocurrencias en flickr. uno debe reaccionar a lo que ve con sinceridad. ¿de verdad te estimula esa abuela sentada en un banco con el carro de la compra?
todos podemos pintar con lápiz y papel, pero yo se lo dejo a otros porque no paso de hacer monigotes y lógicamente no haría público un dibujo chorra. con una cámara es lo mismo. la fotografía en general parece una disciplina quemada por el abuso, pero no la confundamos con los usuarios.

Estoy bastante de acuerdo. A veces nos olvidamos que al final, fotografía de calle no es más que fotografía. Si no conoces los mecanismos que hacen buena a la última jamás harás nada remarcable en la primera. Es como querer hacer un buen capuccino sin saber hacer un buen café :D

Una de las cosas que últimamente me sorprende del tema es el intento sistemático de querer darle una definición al término "foto de calle". "La foto de calle es...", y "tiene que ser..." y tal y tal. Para mí eso es un síntoma clarísimo de decrepitud. Cuando se intenta establecer unos límites estás precisamente haciendo eso: limitar. Al final foto de calle no es más que el documentalismo humanista de toda la vida pero con una mirada distinta, de flaneur. Más banal, que no tiene la necesidad de hilvanar un discurso complejo y por eso obligatoriamente más estética y explosiva visualmente, de ahí que pueda vivir en una sola foto, no necesita de muchas para explicar algo, como es el caso del primero, que siempre por el tema que trata debe intentar ir más allá. Todo esto no quiere decir que sea peor que el primero, sino sencillamente distinto. Son "aquellas pequeñas cosas".

Esa idiosincracia y la facilidad de tener la calle nada más salir de casa, la ha vinculado mucho a la inmediatez de las redes sociales. Es decir, a lo masivo. Lo que pasa es que el porcentaje de lo bueno sigue siendo el mismo siempre, haya 1000 o 100000. De ahí esa cantidad de morralla de fotos, como la típica persona de perfil andando por una acera... con la genialidad añadida, si el que hace la toma se lo curra, de tener un fondo que por un texto o una imagen se aplica de alguna manera a la persona que pasa. Estoy hasta los migols de esa foto. La debo de haber visto trillones de veces. Siempre hay alguna que es tan y tan buena que hasta se le perdona, pero por lo general éste y otros patrones se repiten hasta el infinito. Pero claro, los que no tenemos mucha formación visual al empezar siempre nos ha encandilado este tipo de fotografía tan facilona cuando empezábamos. Luego vienen las ostias, claro :D
 
#4
Estoy bastante de acuerdo. A veces nos olvidamos que al final, fotografía de calle no es más que fotografía. Si no conoces los mecanismos que hacen buena a la última jamás harás nada remarcable en la primera. Es como querer hacer un buen capuccino sin saber hacer un buen café :D

Una de las cosas que últimamente me sorprende del tema es el intento sistemático de querer darle una definición al término "foto de calle". "La foto de calle es...", y "tiene que ser..." y tal y tal. Para mí eso es un síntoma clarísimo de decrepitud. Cuando se intenta establecer unos límites estás precisamente haciendo eso: limitar. Al final foto de calle no es más que el documentalismo humanista de toda la vida pero con una mirada distinta, de flaneur. Más banal, que no tiene la necesidad de hilvanar un discurso complejo y por eso obligatoriamente más estética y explosiva visualmente, de ahí que pueda vivir en una sola foto, no necesita de muchas para explicar algo, como es el caso del primero, que siempre por el tema que trata debe intentar ir más allá. Todo esto no quiere decir que sea peor que el primero, sino sencillamente distinto. Son "aquellas pequeñas cosas".

Esa idiosincracia y la facilidad de tener la calle nada más salir de casa, la ha vinculado mucho a la inmediatez de las redes sociales. Es decir, a lo masivo. Lo que pasa es que el porcentaje de lo bueno sigue siendo el mismo siempre, haya 1000 o 100000. De ahí esa cantidad de morralla de fotos, como la típica persona de perfil andando por una acera... con la genialidad añadida, si el que hace la toma se lo curra, de tener un fondo que por un texto o una imagen se aplica de alguna manera a la persona que pasa. Estoy hasta los migols de esa foto. La debo de haber visto trillones de veces. Siempre hay alguna que es tan y tan buena que hasta se le perdona, pero por lo general éste y otros patrones se repiten hasta el infinito. Pero claro, los que no tenemos mucha formación visual al empezar siempre nos ha encandilado este tipo de fotografía tan facilona cuando empezábamos. Luego vienen las ostias, claro :D

Pues como fotógrafo de calle (que digo ser), estoy de acuerdo en todo y cada uno de los apuntes que hacéis y que hace el autor del artículo. La fotografía callejera está sufriendo la misma "trampa" en la que han caído otras actividades como el "running", vamos, lo que toda la vida se llamó correr. Os cuento mi caso. Desde niño he corrido en competiciones y ya de universitario me apuntaba a todas las carreras que podía. Por aquel entonces... (no hace tanto de eso, 15 años), era raro encontrarte a gente corriendo por los parques de tú cuidad o pueblo y te veían como un bicho raro. Las inscripciones de las carreras eran gratis o costaban algo testimonial. Casi nunca se completaban todas las inscripciones. Llegó el running... y todo se jodió. Yo deje de ir a correr (también las lesiones me lastraron). Con al foto de calle, si me permitís el símil, es lo mismo. Ahora todo dios tiene tres cosas cosas: 1. Una cámara con la que disparar es gratis. 2. Redes sociales donde mostrar sus fotos. 3. Y para mi la más importante, un bagaje de clichés y fotos vistas mucho mayores, por esa popularización de la fotografía a través de las redes sociales. Todos sabemos que funciona en estas redes. El gusto por el "like" fácil (Fotos con contrastes muy altos y mucho negro funcionan de puta madre si lo que buscas son "liques") y esa popularización es cierto que puede estar "matando" la foto de calle. La única lectura que puedo sacar de todo esto es la siguiente: Sigo corriendo, pero ya para mi... hago mis 30/40 minutos de carrerilla. Disfruto con ello y me divierte. Con al fotografía de calle. Hoy por hoy me sigue divirtiendo como el primer día. Me da igual si mi trabajo gusta o no gusta, e incluso si caigo en mis propios errores, clichés o alguna de mis fotos ha sido vista o re-vista... me divierte y lo hago por ello. ME cansa, claro, que todo el mundo se considere "running" o "streetphotographer"... pero no podemos luchar contra ello. Para mi, esto son carreras de fondo... pasadas las modas, quedaremos los que verdaderamente esto nos gusta y lo hacemos por ello y no por moda.
 

herstal

Fujista Habitual
#5
de hecho es un género complicado. si es difícil hacer una buena foto de una montaña quietecita, imagina teniendo cien variables que controlar en unas milésimas de segundo. es hacer malabares con 4 pelotas.
y muchas veces el momento perfecto que vemos lo dejamos pasar porque, aquí y ahora, las cosas se han puesto difíciles. hay quien hace poesía con la cámara, pero ahí fuera todos somos sospechosos.
 

gerard_alis

Gurú Fujista
#7
el autor del artículo da ejemplos de fotos aburridas. yo propongo una buena foto de un buen autor, tom wood:

https://spectrumphoto.co.uk/wp-content/uploads/2018/09/Womens-Market-3-635x420.jpg
Es que eso no vale como ejemplo de la mediocridad hehehe!

Una foto muy buena, no conocía a este fotógrafo. Y esa es otra, la de fotógrafos de calle buenísimos que hay y apenas conocemos dos docenas.Y en profundidad quizás una decena. Tampoco hay muchas referencias sobre el tema en castellano... algunos blogs, un podcast, algún colectivo. Cuando te vas al mundo anglosajón la cosa se alegra desde luego, pero aquí también entramos en otro de los problemas: la mirada tremendamente norteamericana que pesa en esta disciplina. Ese estilo tan marcado de "realidad sucia", un poco histriónica, de búsqueda también de lo pintoresco. Todo eso, aunque no de manera directa, también forma parte del cliché. Ver de una determinada manera, que a más de uno nos va a costar un huevo quitarnos de encima, cuando la realidad que nos envuelve, es totalmente distinta a la norteamericana. Cristobal Hara tenía charlas en las que dejaba muy claro esto.

Para mi, esto son carreras de fondo... pasadas las modas, quedaremos los que verdaderamente esto nos gusta y lo hacemos por ello y no por moda.
Yo creo que también pasará esto, pero tardará más de lo que querríamos. En todo caso lo mismo da... mi preocupación al respecto cada vez es más y más pequeña. A mí también me pasa que fotografío cada vez más para mí. Las modas y modos van pasando a demasiada velocidad. Si tenemos que preocuparnos de ver a cada instante "lo que se lleva" estamos muertos. Hace unos años se llevaba el estilo "Raventos", ahora todo eso ha pasado también a formar parte del atrezzo normal de la foto de calle y es un recurso que se ha reventado de mil maneras distintas sin llegar la mayoría de veces a un nivel mínimo.
 

fernandoj

Fujista de renombre
#8
Creo que es bueno tener claro los límites de uno mismo y en algo tan subjetivo como la fotografía, no parece que sea fácil. Lo peor es cuando la pretensión supera a la virtud y se buscan falsos atajos para la superación. Hay quienes somos felices haciendo fotografías normalillas, bueno ¿y qué? mientras no pretendamos hacerlas pasar como obras de arte.

Ante todo, que nadie nos quite pasárnoslo bien.
 
#10
Yo creo que no se ha matado a si misma, sino que la ha matado Instagram y todo lo que ello ha conllevado, masificación, falta de espíritu crítico, inmediatez y ansiedad de los autores y de los espectadores que observan, y sobretodo el gusto por el like fácil como ha dicho Rodrigo..., lo cual ha derivado en repetición de patrones y clichés que la gente sabe que funcionan. Y el problema llega cuando la gente interpreta "funcionar = muchos likes = buena foto".
 
Arriba