Maravillosas las S-pro

magarcia

Principiante
A día de hoy, me siguen dando infinidad de satisfacciones las 3 Fuji de la serie S-Pro que tengo.
Empezando por la S1 Pro, que compré nueva, y que a día de hoy continúa ofreciéndome una satisfacción sensorial única, además de que fotográficamente hablando es una maquina estupenda, que se siente como una reina con cualquier cristal NIKKOR de la ultima etapa analógica (y muy especialmente con un 50mm f/1.8 D). Es en realidad un Nikon F60 frankenstizada, de ahí que incluso el sonido al disparar sea literalmente el de la carraca de arrastre de un carrete... 3,4 MB, interpolados a 6, en formato TIFF, que, digan lo que digan, dan para ampliaciones de 30x40 mas que dignas, de inapreciable diferencia con las de una D7000 (contrastado esto que afirmo). Esta cámara admite, incomprensiblemente tarjetas CF de mas de 2 GB, cosa que su sucesora la S2 Pro no hace.
De esta última, salvando el detalle de los 2Gb y de carecer de ese sonido "analógico" al disparar, lo que es únicamente una anécdota, mas de lo mismo, pero añadiendo la ventaja que supone disponer de RAW en el formato de grabación, además de un cuerpo mas contundente.
La S3 Pro, es de todas ellas, la que menos me gusta para disparar, básicamente por su lentitud al grabar datos y mostrar un apetito desmesurado por las pilas, aunque reconozco que la calidad de sus imágenes es soberbia. Los sensores SuperCCD desarrollados por FUJI para esta familia, son mas que destacables, increíbles, y personalmente creo que en parte, la filosofía de los TransX modernos viene heredada de la experiencia desarrollada por Fuji en esta etapa de su tecnología.
Tengo varias NIKON de épocas similares (D1x, D2H, D2X, D80, D200) y en calidad de imagen, sobre todo a nivel de JPG directo, las FUJI son superiores. En RAW, también, debido a la enorme latencia de estos sensores y la practica imposibilidad de sobre-exponer de los mismos.
Solo quería compartir con vosotros esta experiencia, en la que me amparo para defender a capa y espada la utilización de cámaras veteranas de la era digital, pues siguen siendo muchas mas sus ventajas que sus inconvenientes.
 
Última edición:
Arriba