Review de la Instax SQ20

pixel-depot

Fujista de renombre
Ser Instax Photographer me permite acceder a las novedades unos días antes que el público general a los productos Instax, tanto en cámaras como en película instantánea. Llevo algo más de una semana con la cámara Instax SQ20 y –salvando los días de lluvia– he salido a hacer fotos con ella con mayor frecuencia que con la SQ10. Las sensaciones que nos transmite una cámara son determinantes a la hora de tener más o menos ganas de salir a hacer fotos y la SQ20 despierta en mí más ganas de hacer fotos de lo que fue capaz la SQ10 hace un año y medio.

Si nos centramos en las especificaciones técnicas, ambos modelos se diferencian en muy pocos aspectos y tan sólo la capacidad de vídeo de la SQ20 puede considerarse una novedad real. Yo soy fotógrafo y el vídeo –en mis cámaras de trabajo– es una prestación que los fabricantes de podrían ahorrar por completo. Todas las buenas sensaciones de la SQ20 me han llegado desde el punto de vista fotográfico.

DSCF1620.jpg


El diseño de la SQ20 se ha mejorado, respecto a la SQ10, en aspectos como la situación del disparador o poder ajustar el zoom digital x4 (equivalente en formato completo a un 35-140mm) antes de disparar la foto y no teniendo que reencuadrar en la pantalla LCD con posterioridad. Considero que que el ahorro de película con la SQ20 es aún superior que con la SQ10, pues conseguir el encuadre deseado ha sido uno de los talones de aquiles que siempre he encontrado en las cámaras Instax.

DSCF1640.jpg


El aspecto que más me ha convencido es el detalle que ofrecen las fotografías, en mi opinión, superior al que ya ofrecía la SQ10. Pese a disponer de un sensor más pequeño (1/5" en la SQ20, por 1/4" en la SQ10), el conjunto formado por el sensor, el sistema AF y el nuevo objetivo de la SQ20 y proporciona un detalle elevado, tanto al fotografiar motivos cercanos, como al fotografiar a distancias medias y lejanas.

DSCF1635.jpg


A los filtros tradicionales de la SQ10 se han añadido tres nuevos filtros para fotografía: aclarar piel, nostálgico y Highline, que amplían la creatividad de la cámara. Además, incorpora de serie los filtros selectivos de color que se lanzaron en una actualización de firmware de la SQ10.

DSCF1631.jpg


El precio de salida es sensiblemente inferior al que tuvo la SQ10, gracias a aprovechar gran parte del I+D+I del modelo anterior y a ahorrar en aspectos como el flash (de tipo estroboscópico en la SQ20) o de incorporar una batería no removible. Para cargarla deberemos recurrir al cargador USB de nuestro smartphone, pues el kit de compra tan sólo incorpora un cable Mini-USB.

DSCF1627.jpg


Una de las señas de identidad de la SQ20 es la luminosidad de ƒ/2.4 del objetivo, que permite disparar sin flash en interiores, gracias a esta abertura elevada, la sensibilidad de ISO 800 de la película Instax y a las velocidades de obturación lentas (hasta 1/2seg. en modo de disparo estándar) que ofrece la SQ20.

Aquí os dejo el enlace al análisis completo de la cámara.

Salu2
 
Arriba