Fujifilm M, un “tuneo” exclusivo emulando a la Leica M Monochrom

2
86

Hace ya un par de años que circuló el rumor de que Fujifilm estaba considerando el lanzamiento de una edición especial monocroma de su buque insignia de turno. Los confidentes hablaban de una suerte de alternativa a la Leica M Monochrom que estuviera al alcance de más bolsillos, y la idea parece que caló profundo a una buena parte de la parroquia fujista. No sabemos si la filtración era falsa o si los peces gordos de Fujifilm descartaron la rentabilidad de una aventura arriesgada. O quién sabe si finalmente quedó en la carpeta de lanzamientos a largo plazo y tendremos una X-Pro2 Monochrom en unos meses…

Fujifilm Monochrom

Dejando las especulaciones a un lado, hoy nos enteramos desde Petapixel que una pequeña compañía estadounidense está vendiendo cámaras Fujifilm modificadas para ser usadas en fotografía en blanco y negro. MaxMax.com lleva haciendo este tipo de “tuneos” desde 2009: desmontar la cámara, sacar el sensor, quitar el cristal protector pegado para finalmente retirar una capa de 5 micras de la superficie del sensor con las microlentes y el filtro de color. El objetivo final es exponer los fotodiodos sin intermediación ninguna, de forma que todos los píxeles vean la misma luz y reciban mayor cantidad de señal lumínica, reduciendo así la señal de ruido y mejorando la estética del grano.

Precio mínimo histórico X-T3 negra

El responsable de MaxMax avisa de la dificultad de esta operación, especialmente en el caso de los sensores X-Trans de Fuji, ya que su cristal protector está muy bien pegado al sensor y es muy difícil separarlo sin dañar nada en el proceso. De momento, en su tienda online venden un par de modelos Monochrom: La Fuji X-Pro1-M por 2.425 dólares y la Fuji X100S-M por 2.600 dólares. Un precio caro pero en cierta forma comprensible dada la dificultad del proceso de modificación y, aun así, a bastante menos de la mitad del precio al que se puede comprar una Leica M Monochrom nueva.

En este enlace podéis descargaros unos cuantos archivos RAW monocromáticos para jugar con ellos, aunque la mitad dejan bastante que desear técnicamente, con bastantes trepidaciones, desenfoques e iluminación pobre.

Tomada con la X100S-M por MaxMax.com.
Tomada con la X100S-M por MaxMax.com.
Tomada con la X100S-M por MaxMax.com.
Tomada con la X100S-M por MaxMax.com.

 

 

2 Comentarios

  1. Otra subnomalada como la que Leica en su tiempo hizo.
    Gastarme dos mil y pico euros por una camara que solo me ofrece archivos monocromaticos me parace una soberana chorrada, estare pendiente del lanzamiento de las X sin pantalla para al igual que las Leica poder ver las fotos cuando llegues a casa…
    Tan facil como dejar los siete ajustes personalizados que tiene la camara en blanco y negro.

  2. Yo he modificado cámaras Canon para convertirlas a infrarrojo, una 20D y una 5D. La 5D es la que conservo. En los captadores digitales, tenemos unos filtros por delante que cumplen determinadas funciones. Entre otras está la de proteger el sensor, para que al limpiarlo, por ejemplo, no lo dañemos, lo que limpiamos realmente es el filtro que está por delante.
    En el caso de la canon hay un filtro que bloquea el infrarrojo (aproximadamente por debajo de los 720 nm de longitud de onda) y un filtro anti muaré. El cual evita que nos aparezcan patrones de ondas en las texturas con líneas paralelas, entre otras cosas. En la Fuji este filtro entiendo que no está, al menos en mi X100T, porque el efecto aparece con facilidad, no obstante, después de acostumbrarte a la exquisita nitidez de fuji, ves algunas fotos hechas con cámaras que tienen este filtro y te molesta la falta de nitidez. Por mi parte prefiero su ausencia. El que si está es el de infrarrojo. Si no estuviera las fotos aparecerían viradas a una tonalidad rojiza y, en algunos casos, incluso con halos de color rojizo. Este filtro es el que se suele quitar para dejar pasar toda la luz. En color el resultado es malo, pero en blanco y negro nos dota de más fuerza a los negros y una intensidad profundidad mejorada. En cuantos al ruido no creo que haya diferencia, la verdad, porque éste aparece al sobrealimentar los pixeles del captador y eso va a pasar con o sin filtros.
    Con respecto al espesor del filtro que quitan, de 5 micras, realmente lo dudo, porque un cristal de 5 micras se rompería en la primera limpieza, sería extremadamente frágil. El de la canon debe medir entre 1,5 y 2 milimetros, para que sirva de referencia…. aparte, algo deben colocar en su lugar o el sensor estará tremendamente expuesto.
    De todas formas, si se elimina el filtro de bloqueo de infrarrojo se puede colocar un filtro externo que lo supla y haga su función, con lo que la cámara se puede seguir usando en color.
    A mi me gusta mucho el filtro rojo para fotografía blanco y negro, y esto la Fuji en el BN + R lo hace genial. En la nueva X100F viene un modo nuevo que tiene también buenísima pinta. Saludos! MA

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.