«Il cuore di Napoli», un libro de fotos de Virgilio Hernando

5

Hoy os presento el libro «Il cuore di Napoli» de Virgilio Hernando, uno de nuestros Top Fujistas. En casi 150 páginas ha plasmado su característica mirada fotográfica en colección de imágenes capturadas durante su último periplo en una de las ciudades con más carácter de Italia. Y todo con un equipo «añejo»: una X100 y un X-Pro1, cámaras que no han dejado de ser grandes herramientas para la fotografía viajera y documental. En los siguientes párrafos, Virgilio nos cuenta su experiencia.

¿A Nápoles? ¡Estás loco, te van a robar hasta la camisa! Pues no, no me robaron, y pude regresar a salvo con mis Fujis, y con mis tarjetas de memoria repletas de ¿buenas? fotos.

"Il cuore di Napoli": libro de fotografías sobre Nápoles por Virgilio Hernando.

Nápoles es una ciudad distinta a cualquier otra que hayas conocido. Es la patria de la Camorra. Es el caos más absoluto, el desorden más desorganizado que te puedas imaginar. Una ciudad decadente, pero a la vez burbujeante y llena de vida. Una ciudad con fama de insegura, ruda y ruidosa. Una ciudad para pecar y rezar. En definitiva, una ciudad fantástica, porque parece no pertenecer al mundo en que vivimos.

Fotoprecios mínimos del día en Amazon.

Mis fotografías se alejan del Nápoles monumental; muy al contrario pretenden más bien reflejar el latido de sus habitantes, el espíritu napolitano, los olores y el brillo de la ropa blanca tendida en sus estrechas calles…

Preparé mi viaje a Nápoles con mucha aprensión. Tanto había leído y escuchado de la inseguridad de sus calles que decidí dejarme en casa los artilugios más nuevos (móvil, reloj, X-Pro2, …) y rescatar del armario una viejuna X-Pro1 con el cristal del sensor eliminado tras su rotura (más un Fujinon XF 35mm f/2 y un Voigtländer 12mm f/5,6), y una X100 (la original), comprada al efecto para este viaje. Y, realmente, he de decir que estuve más que satisfecho con estas Fujis, para nada eché de menos a sus sucesoras.

Había reservado por Booking un pequeño apartamento en pleno Quartieri Spagnoli, el barrio “chungo” de Nápoles, porque a mí lo que me gusta es pisar bien los charcos, el barro.

Y, por la cosa del “seguro” robo a que me enfrentaba cada vez que pisaba la calle, todos los días salía a la calle con una de las dos Fujis y dejaba la otra en el apartamento. Obviamente, cada día utilizaba una tarjeta de memoria nueva, dejando en casa las ya utilizadas. En los bolsillos, lo imprescindible para un sólo día.

Pero San Gennaro (ese cuya sangre se licúa cada 19 de septiembre, y patrón de Nápoles) estaba claramente de mi lado esa semana, y me debió de proteger “full time”, porque absolutamente nada malo me ocurrió durante mi estancia, al margen de la bronca que me echó el ragazzo de la portada del libro por hacerle la foto junto a su adolescente novieta en la motillo.

Fruto de ese viaje ha resultado la publicación de “il cuore di Napoli”, un libro de fotografías mías de esta ciudad que dice con orgullo propio ”Ver Nápoles y después morir”.

Tanto si ya conoces Nápoles, como si aún no la has descubierto, podrás recorrer a lo largo de sus páginas este “laberinto de sirenas, residencia de reyes, refugio de artistas, escenario de todos los teatros, auditorio de todas las músicas, anárquica y monárquica ciudad que gusta de tener rey los domingos y república el resto de la semana” en palabras del escritor Javier Rioyo.

5 Comentarios

  1. Es Virgilio Hernando «Uveñe» todo un maestro de la fotografia en España, yo he coincidido con el en algunos escenarios y siempre, siempre sus fotografías tenían un toque de maestría genial, un gran fotógrafo silencioso y una gran persona. Por su culpa me compre mi primera Fuji 100, pero esta claro que el arco no hace al Indio.

    • Jajaja… Muchas gracias, Luis. Confío en que no te arrepintieras de tu compra, no me lo perdonaría. Todos sabemos que la X100 es una cámara de amar u odiar, y desde luego yo soy de los primeros, un completo enamorado de ella.
      Me emocionan tus palabras, y me quedo sin duda con lo de «gran persona». Ojalá. Pero, bueno, uno hace lo que buenamente puede. Eso sí, no suelo abandonar una sempiterna sonrisa.
      Un abrazo, compañero.

  2. Virgilio me alegra verte por aquí..bueno tu eres mas antiguo que yo en esto de Fuji,yo soy un novato con una X100F.Fuerte abrazo

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.