Primeras impresiones sobre la Fuji X-T10: el nuevo sistema de autoenfoque.

9
19

Gracias a Fujfilm España, tuve la ocasión de probar en Barcelona el prometedor sistema autoenfoque de la Fuji X-T10 que, como ya os comenté hace unos días, es el mismo que se integrará en la X-T1 con el firmware 4.0. El escenario elegido para realizar las pruebas de producto fue la Escola de Circ de Rogelio Rivel, una escuela de talentos circenses situada en las afueras de la Ciudad Condal donde tendríamos ocasión de poner a prueba la X-T10 en un ambiente muy dinámico. La nota de prensa de Fujifilm afirmaba tajantemente que el seguimiento de autoenfoque ha experimentado una gran mejora gracias a los modos de ÁREA y ANGULAR/SEGUIMIENTO. Y verificarlo era el objetivo de la mayor parte de los medios invitados.

Una muestra de la formación en la Escola de Circ Rogelio Rivel.
Una muestra de la formación en la Escola de Circ Rogelio Rivel.

Aun sabiendo que la mayor atención se la llevarían estos nuevos modos de AF, a la hora de hacer esta reseña decidí actuar egoístamente y centrarme en primer lugar en el tipo de fotografía que yo hago, poco amigo de ráfagas y de seguimientos de acción. Un estilo que doy por hecho que es común con muchos que han llegado a este sistema en tiempos en el que usar el modo AF-C con equipo de la Serie X era una pérdida de tiempo y un test para la paciencia. Así que,  si el modo AF-S también ha mejorado y es el que utilizamos en más de un 90% de nuestras fotografías, ¿por qué no dedicarle las primeras pruebas?

Mejor rendimiento del autoenfoque simple (AF-S)

Me llevé a Barcelona una X-T1 con un 18-55mm. Busqué entre el equipo que tenía Fujifilm disponible para realizar las pruebas y pude encontrar otro 18-55mm -al que todo el mundo ignoraba- y que acoplé a una X-T10 para comparar el desempeño de las dos cámaras con la misma lente. Apartándome del escenario más concurrido, localicé el rincón más oscuro dentro de la carpa y realicé pruebas con ambos objetivos. Desde un primer momento advertí una mejora evidente en el autoenfoque de la X-T10 frente al firmware actual de la X-T1. Fijando el área de AF en un punto concreto en la penumbra, la X-T10 enfocaba relativamente rápida y segura. Con el mismo punto de referencia, la X-T1 conseguía el foco pero recorria los diferentes planos focales un par de veces hacia delante y hacia atrás antes de clavarlo. Demasiado evidente para ser un efecto placebo. El fenómeno se repitió en otro rincón con iluminación similar, aunque en las siguientes comparativas con mejor luz no noté diferencias destacables. Para explicar esta mejora de la Fujifilm X-T10, hay que tener en cuenta que el rango de detección lumínica del autoenfoque por detección de fase ha pasado de 2,5 EV a 0,5 EV, por lo que es más sensible en situaciones con luz escasa o en escenas de bajo contraste.

Autoenfoque en modo Área (X-T10 + XF 50-140mm)

Satisfecho con los primeros resultados con el AF simple, me dispuse a probar los nuevos modos de enfoque. Por desgracia, no encontré una escena que me permitiera probar apropiadamente el modo angular/seguimiento, ni tenía conmigo ninguno de los objetivos más recomendados para este modo (XF 16mm, XF 10-24mm o XF 16-55mm). Por lo que, aprovechando que había un Fujinon XF 50-140mm F2.8 R LM OIS WR disponible, me centré en probar el nuevo modo de enfoque en modo de ÁREA.

Autoenfoque X-T10 + XF 50-140mm modo ZONA.
Autoenfoque X-T10 + XF 50-140mm modo ÁREA.

Autoenfoque X-T10 + XF 50-140mm modo ZONA.

Autoenfoque X-T10 + XF 50-140mm modo ZONA.

Autoenfoque X-T10 + XF 50-140mm modo ZONA.
El foco se mantiene en su sitio incluso cuando el motivo fotografiado casi ha desaparecido.

Las primeras sensaciones con el combo Fujifilm X-T10 + XF 50-140mm f/2.8 son francamente buenas. Con el modo de ÁREA es posible seleccionar una zona de enfoque de 3×3, 5×3 o 5×5 áreas de AF y realizar un seguimiento de la acción de la manera más precisa de lo que hemos visto hasta ahora en la Serie X. La secuencia de arriba muestra la primera ráfaga que hice: ninguna de las fotografías sale desenfocada, incluso cuando el sujeto en movimiento ocupa sólo una pequeña parte del encuadre.

A continuación os dejo con otro par de ráfagas: una de ellas con una chica en avanzando en diagonal y otra con dos motivos en movimiento vertical.

 

Rafaga de seguimiento de autoenfoque con la Fujifilm X-T10

Rafaga de seguimiento de autoenfoque con la Fujifilm X-T10

Rafaga de seguimiento de autoenfoque con la Fujifilm X-T10
En el octavo fotograma, ya hay problemas con el buffer de la X-T10, que nos hace perder instantes potencialmente importantes.
Rafaga de seguimiento de autoenfoque con la Fujifilm X-T10
Por lo demás, sólo en el último fotograma, en el que tuve que reencuadrar más bruscamente la imagen, se pierde el foco.

Ráfaga en movimiento vertical con X-T10.

Ráfaga en movimiento vertical con X-T10.
En el tercer fotograma, el foco se va a la chica en movimiento en el fondo, para luego recuperar el foco en el sujeto principal en la cuarta foto.
Ráfaga en movimiento vertical con X-T10.
En el quinto fotograma el foco se vuelve a mover a un plano por delante de nuestro sujeto principal (la camiseta). En el sexto, el foco vuelve a su sitio.

A pesar de las malas condiciones de lumínicas de las instalaciones, la X-T10 y el XF 50-140mm rindieron de manera notable. En un porcentaje altísimo, el foco se mantenía “pegado” al sujeto de mi elección, aunque sí que hubo unos pocos fallos por no capturar el enfoque deseado desde el principio. Al comenzar la ráfaga, un 20% de las veces el enfoque se me iba al fondo, aunque he de reconocer que no es fácil seguir el movimiento de los artistas del circo y seguramente un buen porcentaje de esos errores se deban a mi falta de pericia. Aun así, pienso que es probable que haya margen de maniobra para una o dos vueltas más de tuerca del firmware de la X-T1/X-T10 y que en los próximos meses veremos refinar todavía más esos pequeños bailes de foco que se pueden ver en las anteriores secuencias.

Rendimiento del Fujinon XC 16-50mm OIS II

Cuando cambié el XF 50-140mm f/2.8 por el Fujinon XC 16-50 mm f/3.5-5.6 OIS II, las sensaciones fueron mucho más terrenales. Por muchas mejoras en los algoritmos de autoenfoque que presentara la X-T10, la cámara no era capaz de obrar milagros con una lente kitera que apenas encarece en 100€ el precio del cuerpo. El XC 16-50mm era más lento enfocando y en las ráfagas en las que intentaba seguir el rimo más frenético de las acrobacias, el foco se me iba al plano del fondo en más de la mitad de las ocasiones.  Eso sí, al clavar el enfoque en el primer fotograma, la X-T10 cumplía bien su trabajo siguiendo el foco con precisión como en el siguiente ejemplo:

 

Rafaga X-T10 + XC 16-50mm.
Fujifilm X-T10 + XC 16-50mm f/3.5-5.6 OIS II.

Rafaga X-T10 + XC 16-50mm. Rafaga X-T10 + XC 16-50mm.

Escasa capacidad de buffer

Al margen de enfoque toca hablar de uno de los puntos más grises de la Fujifilm X-T10: su escasa capacidad de buffer. Como regla general, suelo disparar en modo RAW+JPEG pero empuñando la X-T10 y con la fotografía de acción en mente me di cuenta que no era una opción válida. Con una tarjeta SD Sandisk Extreme Pro UHS-I a 95 Mb/s, la cámara pedía “tiempo muerto” antes de completar un segundo con el botón de obturación oprimido en modo CH. En modo RAW, la situación mejoró mínimamente alcanzado un segundo de ráfaga continua. Sólo en modo JPEG era posible disfrutar holgadamente de los 8 fotogramas por segundo, sin atragantamientos hasta los dos segundos. En realidad, todo estaba resultando demasiado bonito para que una excelente cámara como la X-T10 tuviese un precio tan comedido sin tener un sólo talón de aquiles. Y es éste: únicamente por las limitaciones del buffer, sencillamente no vale como cámara de acción. Los fotógrafos que quieran abusar de ráfaga con la Serie X tendrán que ir a por la Fujifilm X-T1 y esperar a sus mejoras de enfoque con el firmware 4.0.

¿Te ha gustado esta entrada? Se admiten +1 de agradecimiento, likes y tuits de difusión 🙂 Puedes apoyar al blog comprando a través de la Tienda Fujistas.

9 Comentarios

        • Tienes razón, Fernando. Yo es que soy bastante racional en la compra de equipo: las mejoras las veo básicamente en las grandes posibilidades de control. Si estamos cómodos con los controles de cámaras anteriores y nos centramos en fotos tranquilas, posiblemente recomendase una cámara de generación anterior con el mismo sensor y aun más rebajada de precio.

          Pero también es cierto que, a poco que salgamos del estilo fotográfico más estático, según mis humildes impresiones, con la Fujifilm X-T10 el rendimiento mejora mucho y el precio se mantiene dentro de lo asumible para la mayoría de bolsillos.

  1. Muy interesantes tus apreciaciones, Jon. A mí me queda la duda de si esa sensibilidad del autoenfoque con poca luz y la baja compresión de los JPG se implementará también en la X-T1.

    • La mayor sensibilidad del autoenfoque simple de la Fuji X-T10 es una característica confirmada para el firmware 4.0 de la X-T1 En cuanto el tema de los JPEGs más robustos, en teoría también podría ser una mejora de software. Trataré de confirmarlo 😉

  2. Esa mejora del enfoque de la X-T10 solamente estara disponible en la X-T1 mediante actualizacion de firmware, con lo que los usarios de los otros modelos de Fuji nos quedaremos con las ganas.
    Esta mañana he estado hablando con una reconocida tienda para comprar un X-T10 y aun estando ya a la venta, no tienen ninguna unidad.
    Me ha comnetado esta persona que tienen una docena de ellas reservadas ya y hasta mediados de Junio no llegaran.
    Me estoy oliendo que aun haciendo la reserva, habra que esperar un poco mas para tenerla en casa.

    • Yo tenía reservada una X-E2 en una tienda física de Barvelona y apareció el anuncio de la X-T10. He cambiado la reserva por una de estas y Me comentaron que máximo para el 18 de junio.

    • La Fujifilm X-T10 no está a la venta todavía. De hecho, todas las cámaras utilizadas en las pruebas que aparecen en Fujistas y en el resto de la red son unidades de pre-producción. Hay tiendas “reconocidas”, y me viene a la mente entre otras una muy en concreto de Madrid, que anuncia sus productos de una manera que raya lo fraudulento, con objeto de recabar atención antes que nadie. No hay stock en ningún sitio ni lo habrá hasta dentro de al menos tres semanas.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.