Probando la impresora Fujifilm Instax Share SP-3, por Jose Carpin

2
0

Fue un día cualquiera, por la mañana, mientras trabajaba, cuando recibo un mensaje totalmente inesperado: “¿Te gustaría ir en nombre de Fujistas a la próxima presentación que hará Fujifilm en Madrid?”. Vacilé antes de responder por miedo a no poder ir por mi horario de trabajo. Pronto me decidí y logré ajustar la agenda laboral. Así pues, quedé liberado durante esas horas para poder asistir al evento.

Presentación de la impresora Instax Share SP-3.

Al rato contesté: “cuenta conmigo, allí estaré”. Pensé que sería una grata experiencia poder ir a la nueva presentación de un producto Fujifilm en nombre de nuestra querida comunidad, y además, tener la oportunidad de conocer todos los players que conforman el ecosistema de la fotografía digital: sponsors, revistas especializadas, fotógrafos, tiendas, influencers o youtubers.

Presentación de la Instax Share SP-3

Llegué a tiempo, me senté y acomodé. Tras una breve presentación por parte del equipo de Fujifilm España, procedieron a mostrarnos dos videos comerciales de las cifras actuales de venta de Fujifilm en el mercado y otra de la nueva impresora Fujifilm Instax Share SP-3.

Presentación de la impresora Instax Share SP-3.

Mientras la presentación discurría, yo no quitaba ojo a las nuevas impresoras que estaban expuestas en el stand. Trataba de entender como Fujifilm ha conseguido elaborar un producto con un diseño tan disruptivo, moderno y diferente. Pronto me reenganché a la charla del producto, esta vez estaban comparando las mejoras y diferencias entre la Instax Share SP-2 y la SP-3.

Una vez terminada la presentación tuvimos la ocasión de probar los productos. “¡Por fin!” – pensé. Lo primero que me llamó la atención fue el diseño. Me recuerda a la forma de los beacons, con una forma dimensional poco convencional, sin duda muy curiosa y atractiva.

Primeras impresiones

Ya en mis manos, la impresora resulta pequeña, manejable, y muy fácil de llevar a cualquier sitio, ya sea en el interior una pequeña mochila, en un bolso o dentro de un bolsillo amplio del abrigo. Sus 313 gramos la convierten en un gadget muy conveniente, portable y disfrutable.

Presentación de la impresora Instax Share SP-3.

Inmediatamente traté de imprimir una de mis fotografías desde el smartphone. El proceso es sencillo. Tan solo hay que descargarse la aplicación de Instax SHARE, conectar nuestro smartphone al Wifi de la impresora, y seguir los pasos intuitivamente. Pronto realicé todos los pasos y en tan solo 10 segundos desde el envío, mi primera fotografía salió del horno.

El formato de las fotografías es 1:1, o lo que es lo mismo, cuadrado. Pregunté a los expertos presentes de Fujifilm el porqué del formato, y me dijeron que España es el tercer país que más fotos comparte en Instagram en todo el mundo. Debido a que el formato más popular de Instagram y otras redes sociales es 1:1, decidieron darle el mismo formato. A mí me pareció una explicación coherente, y sin más proseguí con mi plan: probar la impresora más a fondo.

El tamaño de la impresión es de 62mm x 62mm, y el tamaño de la imagen soportada es de 800 x 800 puntos, sin duda un cambio significante respecto al modelo anterior, que era de 800 x 600 puntos.

Presentación de la impresora Instax Share SP-3.

En algunos momentos tuve problemas para seguir imprimiendo, pero esto simplemente fue debido a que la impresora tiene capacidad para que se conecten hasta 8 dispositivos a la vez, y entre todos los presentes, creamos un poco de tráfico al enviar a la vez nuestras fotografías para imprimir.

Opinión personal

Después de estar un tiempo probando la Fujifilm Instax Share SP-3, llegué a la conclusión de cuál es la utilidad principal que yo observo en la impresora, y a qué público va dirigida. La usabilidad está estrechamente ligada a los momentos sociales que vivimos. Por ello pienso que el cliente objetivo está en cualquier rango de edad (aunque tiene una estrecha relación con las personas más jóvenes). Pero insisto, cualquier persona puede disfrutar de ella.

Presentación de la impresora Instax Share SP-3.

En cuanto a la utilidad, la veo muy ligada a los momentos que compartimos con otras personas: una cena romántica en pareja, con la familia, en una barbacoa o en una boda. Imprimir fotos al instante de un momento irrepetible es la funcionalidad principal de la impresora, de ahí su característica social.

Por otro lado, la Instax también sirve como un instrumento muy útil para la fotografía documental en otros países. La considero una fantástica herramienta de “conexión” entre personas de otras culturas: ¿no sería bonito hacer retratos a monjes budistas y luego imprimir sus fotos y dárselas de recuerdo al momento? La impresora podría servir como “un pasaporte fotográfico” para conectar con desconocidos, y esta idea es sin duda, la que más me fascina de todas.

Presentación de la impresora Instax Share SP-3.

Si tuviera la Fujifilm Instax Share SP-3 me la llevaría de viaje a Jordania, Irán e India, mis próximos destinos fotográficos para el 2018. Creo que sería un medio maravilloso para regalar momentos a todos desconocidos que se me crucen a lo largo del camino.

Fujifilm Instax Share SP-3 - Impresora para smartphone, color negro
Precio: EUR 185,00
Ahorras: EUR 14,00 (7 %)
7 nuevos desde EUR 179,800 De 2ª mano

Madrid, 1982

Me enamoré de la fotografía a principios del 2011, cuando dejé España y fui a vivir a Ciudad del Cabo, en Sudáfrica. A finales del 2014 volví a España, pero mis inolvidables aventuras y viajes por África me marcaron: me enamoré de sus países, naturaleza, culturas y personas, pero sobretodo, me enganché a la fotografía para siempre.

Desde entonces, mi Fuji X-T2 me acompaña allá donde voy. Mi especialización y pasión son la fotografía documental y las calles de España, pero sobretodo viajar y fotografiar los países más remotos, lejos del mundo occidental. Allá donde viajo trato de fotografiar aquellos momentos de la vida cotidiana de las personas desde otro punto de vista, con el propósito de mostrar al espectador el valor, la belleza y el lado íntimo de la vida mundana del ser humano, nuestro día a día.

Artículo anteriorSelección fotográfica semanal. Segunda semana de diciembre de 2017
Artículo siguienteActualización de firmware para el disparador Godox X1T-F
Madrid, 1982 Me enamoré de la fotografía a principios del 2011, cuando dejé España y fui a vivir a Ciudad del Cabo, en Sudáfrica. A finales del 2014 volví a España, pero mis inolvidables aventuras y viajes por África me marcaron: me enamoré de sus países, naturaleza, culturas y personas, pero sobretodo, me enganché a la fotografía para siempre. Desde entonces, mi Fuji X-T2 me acompaña allá donde voy. Mi especialización y pasión son la fotografía documental y las calles de España, pero sobretodo viajar y fotografiar los países más remotos, lejos del mundo occidental. Allá donde viajo trato de fotografiar aquellos momentos de la vida cotidiana de las personas desde otro punto de vista, con el propósito de mostrar al espectador el valor, la belleza y el lado íntimo de la vida mundana del ser humano, nuestro día a día.

2 Comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.