Serie X y lentes manuales (2ª parte): Guía de compra de Juan José Ferrés.

6
832

Autor: Juan José Ferrés. Web: Galería de Flickr.

La cámara no deja de ser una herramienta que debe de hacer su trabajo, pero son las lentes las que dan la personalidad a la fotografía. Conseguir lentes manuales de calidad no es sencillo puesto que no se venden en las tiendas. Tampoco podemos estar seguros del estado en que estarán las lentes y muchas de ellas tienen taras.

Fuji X-A1 y lentes manuales

Necesitamos lentes donde podamos cambiar el diafragma (tengan anillo de diafragma). Las Nikon G no tienen el anillo de diafragmas, pero permiten accionarlo con un simple tornillo en el adaptador que mueve una pletina.

Capture One Fuji al 50% hasta el 31 de agosto

Las lentes angulares más interesantes son fabricadas actualmente por la marca coreana Samyang:

Samyang ha mejorado mucho desde sus primeras unidades e interesa obtener la última versión de los objetivos. Las primeras versiones no conseguían que la escala de distancia de enfoque fuera especialmente acertada. En Fuji X el que más interesa es el Samyang 12mm f/2 por su tamaño, aunque puede ser demasiado angular (un 18mm Full Frame).

Canon 24mm FD 2.8
Canon 24mm FD 2.8 (varias tomas unidas en postproceso), por Juan José Ferrés.

Las lentes angulares más antiguas suelen ser caras.

  • Tokina 17mm f/3.5 (175€) , una lente magnífica si podéis encontrarla en distintas monturas
  • Cualquier 20mm f/2.8 (el Canon 20mm FD 2.8 cuesta unos 250€)
  • Los preciados 24mm f/2.8 (el Canon FD sobre los 200€)
  • 24mm más luminosos de f/2.8, como el Canon 24mm FD f2. Aunque son raros, caros y no dan la talla en sensores full frame. Tienen la ventaja del tamaño, pero el Samyang 24mm f/1.4 es un referente sobre los 550€. Si no nos importa el tamaño del Samyang 24mm, llegados a cierto umbral económico, es mejor comprar el Samyang.
  • Los 28mm 2.8 que tienen un precio ridículo, aunque reconozco que es una focal que no me gusta y evito los 28mm. Los 28mm se pueden invertir y usarlos para macro extremo. Algunos 28mm suelen costar incluso 35€.
  • Los 35mm 2.8 venían como objetivos de kit en algunas cámaras antiguas, así que son muy habituales con buen precio. El problema es que en APS-C pierden gran parte de su gracia.



Los “teles” cortos son las lentes más famosas.

  • También venían en los kits y son habituales y con una calidad más que contrastada. Cualquier 50mm 1.8 nos vale, y no hay 50mm malo. Es una lente fácil fabricar ópticamente. Suelen rondar los 60€. El Nikon AF 50mm f/1.8 se puede comprar nuevo en Amazon por 150€.
  • Los 50mm 1.4 son algo más luminosos y tienen mucho más carisma. Nikon AI, Canon FD o Super Takumar nos darán imágenes nítidas y un bokeh de ensueño. El Nikon 50mm 1.8 sin motor de enfoque está por 100€ y es soberbia. Por 200€ tenemos el 50mm 1.4 AF que es habitual comprarlo y es también un pata negra.
Canon 135mm f/2.5 a f/2.5
Canon 135mm f/2.5 a f/2.5



Teles retrateros.

  • Los 85mm 1.8 son la lente de retrato por antonomasia (dado que deforman menos que los 50mm), aunque algunas son demasiado caras. Llega un momento que el Samyang 85mm 1.4 por 320€ las supera en relación calidad/precio.
  • Los 135mm son como los 50mm, todos son buenos. Los hay de distintas luminosidades y todas tienen magníficos bokeh. El mi caso el Canon 135mm 2.5 FD fue mi elección (200€). Samyang también tiene un 135mm f/2 actual pero el precio es demasiado elevado (600€).
  • Los 200mm 2.8 son un sueño de calidad óptica a menos de 300€. Los 200mm f/4 suelen ser muy compactos y muy económicos.

Los “super” teles.

  • Con un factor de recorte de 1,5x, un 300mm f/4 se pone en un 420mm que es una focal considerable. Es posible encontrar Tamron SP 400mm o sigma 400mm f/5,6, pero sin estabilización es complicado su uso sin mucha luz/teleflashes. Es casi una necesidad el comprar anillos para que las lentes se usen sobre el trípode porque ni la montura ni el adaptador aguantarían el peso de estos “super” teles. Los teles zoom los veréis muy económicos pero casi ninguno da la talla, los que interesan son los f/4. Los f/2.8 son difíciles de conseguir sin tener que hipotecar la casa y el perro.
  • Los Nikon 80-200 2.8 AF son muy interesantes.
  • El Sigma 50-150 2.8 para Nikon tiene el tamaño y la luminosidad soñada por todos. Aunque es complicado de conseguir.

Los inconvenientes

El resumen anterior es sólo una pequeña introducción a las lentes manuales y antiguas más buscadas. Pero no están exentas de problemas. Aunque se pueden encontrar en los foros de fotografía, algunas de ellas es necesario comprarlas a través de la red (eBay) y puede que tengan defectos o problemas más graves como los hongos.

Generalmente en eBay suelen indicar si tienen arañazos, hongos, demasiado polvo en el interior, holguras, que cueste accionar el diafragma, si lo han abierto para trastearlo, que no enfoque a infinito, aceite en las palas del diafragma, etc… Además de que no todos los objetivos antiguos son de calidad, hay muchas versiones que dejan mucho que desear. Hay que investigar para saber si merece la pena esa versión exacta. En español hay una página que es manualens, aunque tendréis que ser pacientes para que os respondan. En el foro de ojodigital también hay gente muy entendida. Si las preguntas son sobre objetivos de marca, lo mejor es acudir al foro en español correspondiente: nikonistas, canonistas, pentaxeros, alphaspain (Sony), fujistas o Micro4tercios.

Las lentes antiguas no suelen tener recubrimientos antirreflejos y podemos encontrarnos con situaciones como estas:

reflejo
Canon FD 135mm f/2.5

¿Cómo conseguir las lentes manuales?

Lo mejor es comprar primero en foros de compra y venta en España. Los precios serán menores y evitaremos sorpresas. Sólo en el caso de lentes más específicas o “chollos” nos interesa recurrir a eBay. Si las lentes están rayadas en la lente exterior, su precio baja bastante, aunque es algo que sólo se aprecia en diafragmas muy cerrados y tengo lentes con ese “defecto” que son totalmente usables.

No tengáis prisa en haceros con un equipo completo de lentes manuales, es algo que se suele conseguir poco a poco y la gracia es que el precio sea lo más bajo posible. Las lentes legendarias sólo se consiguen a base de talonario y ya pierden gran parte de su gracia.

La fotografía con lentes manuales requiere una fotografía tranquila y un conocimiento básico de las reglas de hiperfocal. No se adapta a cualquier tipo de fotografía, pero es perfecta para fotografía nocturna, por ejemplo.

Empezad por un 28mm o un 50mm 1.8. Si el mundo manual no es para vosotros la inversión será mínima y podréis recuperar el dinero casi en su totalidad.

En páginas de anuncios de segunda mano, se pueden comprar aún cámaras analógicas con objetivos de kit (generalmente 50mm 1.8) a precios de saldo. Luego la cámara la podéis revender en eBay.

6 Comentarios

  1. Hola Emilio:

    Con los Samyang 12mm f/2 para Fuji no tienes que preocuparte, ya es de la nueva hornada. Generalmente usan el color rojo para indicarlo, las primeras versiones del Samyang 14mm 2.8 eran de color amarillo.

    Las últimas versiones tienen denominaciones distintas como la versión AE para Nikon que mide la luz en cámaras sin esa opción.

    En Samyang no es mala idea comprar nuevo, para poder usar la garantía en caso de tener cualquier problema. Aunque es cierto que ya ha mejorado mucho, al principio había versiones con ligeros defectos.

  2. Interesante artículo… Si más adelante me hago con un sin espejo intercambiable fuji creo que iré a por un adaptador para aprovechar mis lentes Nikon 24 2.8, 50.1.4, 35-70 3.3-4.5 y 35-135 3.5-4.5.
    Supongo que serån validos mis lentes nikon, ¿No?

  3. Yo me quedo con mi pequeñajo e imbatible Olympus Zuiko OM 100 mm. 2.8. Lástima que los adaptadores sean tan pesados. Pero, por ejemplo, con el adaptador puesto pesa lo mismo que el Fujinon XF 18-55 mm. y es un pelín más estrecho.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.