Street Photography por Javier Piñeiro (Parte 3): Ya estoy en la calle. ¿Ahora qué?

2

Street Photography (Parte 1): ¿Qué es la Street Photography?

Street Photography (Parte 2): ¿Qué equipo necesito?

Street Photography (Parte 4): London photowalk (I)

Street Photography (Parte 5): London photowalk (II)

FOTOprecios del momento

Street Photography (Parte 6): London photowalk (III)

Bien, ya tenemos nuestro equipo, y es hora de salir a la calle. ¿Y ahora qué?

Hay que destacar que hacer fotografía de calle no se limita simplemente a ir por la calle e ir haciendo fotos así porque sí, al tuntún, sin más ni más. Evidentemente, en todas ellas estaremos captando acción y momentos cotidianos, pero no todo vale. La buena fotografía de calle no se limita a fotografiar escenas aleatorias conforme nos vamos encontrando con ellas, si no todo sería demasiado fácil.

Street Photo por Javier Piñeiro

Como os decía más arriba, los mismos elementos compositivos, valen para todas las ramas de la fotografía, y la de calle no es diferente en eso. Seguimos contando con las mismas reglas de composición (a nuestra voluntad es respetarlas o romperlas, siempre sabiendo cómo hacerlo bien, claro) y los mismos elementos de lenguaje visual, como las formas, los colores, las repeticiones de objetos…y los contrastes que éstos pueden crear entre sí. Además, podremos jugar con yuxtaposiciones de formas u objetos, jugar con mensajes escritos de elementos urbanos, como vallas publicitarias, locales, muros…buscando siempre la asociación de ideas, el contrapunto o el toque irónico o de humor.

Un amigo fotógrafo siempre dice que hay dos maneras de obtener una fotografía: cazando o pescando. Esto lo podemos aplicar perfectamente a la “street photography”. Estaremos cazando cuando vamos en busca de la foto, moviéndonos, caminando y observado atentamente todo lo que sucede a nuestro alrededor, buscando siempre el mejor lugar al que apuntar con nuestra cámara para disparar en el momento preciso. Somos nosotros lo que vamos en busca de la foto, estamos de caza. En cambio, podemos practicar también la modalidad de “pesca fotográfica”, en la que nos situaríamos en una posición fija que hayamos elegido, bien porque el fondo es bueno, bien porque hay algún elemento que nos puede dar juego, bien porque la luz en ese punto es fantástica, etc…y no nos moveríamos del sitio hasta que encontremos el sujeto adecuado para complementar la fotografía. No nos debemos de conformar con buscar un fondo que dé juego o una luz fantástica, siempre habrá un sujeto que, al pasar, complemente la foto de mejor manera que cualquier otro, y esa será la diferencia entre una fotografía fantástica o una fotografía que se quedó en lo que pudo ser y no fue.

Por otra parte, siempre llevaremos la cámara preparada, nunca guardada en la bolsa, ya que si la oportunidad se nos presenta, puede que para cuando la hayamos sacado de la bolsa, la hayamos encendido y la hayamos ajustado, la escena que teníamos ante nuestros ojos sea ya parte de la historia. Por eso es muy importante estar siempre apunto para reaccionar lo más rápido posible.

Aquí reside la dificultad de la fotografía de calle. Rapidez y agilidad en unas ocasiones, paciencia y espera en otras. Saber cuándo aplicar cada una y hacerlo en el momento decisivo, como decía Bresson, marcará la diferencia en el resultado final.

Street Photo por Javier Piñeiro

Otro aspecto en el que también se suele hacer hincapié es el la vestimenta que llevamos cuando salimos a fotografiar a la calle. ¿Qué por qué? Pues por aquello que comentábamos de la discreción. Vestir de una forma discreta, igual que caminar y movernos de una forma discreta, nos ayudará a pasar desapercibidos de una manera más efectiva. Personalmente, he salido a fotografiar con diferentes tipos de vestimenta y considero que es más importante saber pasar desapercibido en cuanto a movimientos y actitud, que en cuanto a la vestimenta. Evidentemente, si vamos vestidos con una chaqueta amarilla fosforito y unos pantalones fucsia, la gente nos va a mirar, por mucho que nos empeñemos en disimular. Pero una vez que uno va vestido de un modo que se podría considerar “normal”, la mejor manera de pasar desapercibido es movernos y mostrar una actitud hacia el entorno que se muestre totalmente natural. Si vamos por la calle caminando como Rambo, escondiéndonos detrás de las farolas y agachándonos detrás de los bancos, aunque no lo creamos, también nos van a mirar. Y mucho. 😉

Resumiendo, que de igual modo que no hay fórmulas mágicas para otros tipos de fotografía, tampoco las hay para la “street”. Una vez cumplamos unos “requisitos mínimos”, nuestro éxito dependerá de nuestra capacidad de ver, interpretar y reaccionar ante la realidad que nos rodea.

Y, como último consejo, uno no menos importante: ahora que tenemos millones de fotografías al alcance de un click, una de las mejores maneras de educar nuestra visión y nuestra mente es analizar las fotografías de aquellos que mejor lo saben hacer. Como os decía, grandes maestros como Henri Cartier-Bresson, Robert Doisneau, Elliott Erwitt, William Klein, Bruce Davidson, Vivian Maier, Garry Winogrand y otros muchos, son fantásticos ejemplos en los que fijarnos.

Ahora, es hora de coger tu cámara y salir a fotografiar el mundo. La calle siempre está ahí para nosotros, no encontraremos mejores ni más pacientes modelos para nuestras fotografías. 😉

Artículos anteriores:

Street Photography (Parte 1): ¿Qué es la Street Photography?

Street Photography (Parte 2): ¿Qué equipo necesito?

2 Comentarios

  1. Me alegro mucho de que le saques partido a esta serie de artículos sobre la fotografia de calle y que te puedan resultar útiles, Gio. Aquí estamos para compartir y aprender todos de todos.

    Un saludo y muchas gracias por tus palabras!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.