Fujifilm X-A5

Con la Fujifilm X-A5 llegamos a la cuarta generación de la línea de cámaras de iniciación a la Serie X. El relevo de la Fuji X-A3 se salta una cifra para evitar la antipatía que existe en algunos países asiáticos por el número 4, símbolo de mala suerte. Nos encontramos con una fórmula similar a la de lanzamientos anteriores: diseño exterior capaz de cautivar a los usuarios más estilosos, facilidad de uso, resultados fotográficos de calidad con los legendarios colores de Fujifilm y un conjunto ligero, más ligero que nunca. Con el nuevo objetivo Fujinon XC 15-45mm F3.5-5.6 OIS PZ se rebaja por primera vez la barrera del medio kilo en la Serie X.

El Fujifilm X-A5 con el XC 15-45mm F3.5-5.6 OIS PZ saldrá a la venta en marzo por 599 euros.

X-A5 negra con la pantalla abatible 180º.

Es precisamente el nuevo objetivo “kitero” la novedad que consideramos más atractiva en esta Fujifilm X-A5. Con el XC 15-45mm, la voluminosidad de la cámara se reduce y se convierte en un accesorio mucho más fácil de guardar en el bolso.

Vista superior de la Fuji X-A5 con el objetivo XC 15-45mm.
Vista superior de la Fuji X-A5 con el objetivo XC 15-45mm.
La Fujifilm X-A5 estará disponible en tres colores: negro, marrón y rosa.
La Fujifilm X-A5 estará disponible en tres colores: negro, marrón y rosa.

Por otro lado, la base del sensor de patrón Bayer de 24.2 megapíxeles es la misma que en la X-A3, si bien en el captor de la X-A5 se incorporan píxeles de detección de fase por primera vez en la serie X-A, aumentando dramáticamente la velocidad del autoenfoque con respecto a la generación anterior. El nuevo módulo bluetooth para una transferencia inmediata de imágenes al smartphone y la pantalla abatible hasta 180º con funcionalidades táctiles completan la hoja principal de características de la cámara.

La cámara por fuera

No hay variación aparente en el diseño exterior de la Fujifilm X-A5: estilo “retro moderno”, cuerpo en el que domina el plástico, reservando el aluminio en los diales y la zona superior, doble dial de configuración y botonería alcanzable fácilmente con el pulgar derecho… En líneas generales, unas opciones de control físicos más cercanos a lo habitual en la gama media que en la gama de entrada.

Vista trasera de la Fujifilm X-A5.

Pantalla táctil abatible para selfies

Aunque no llame la atención a todo el mundo, lo cierto que la seña de identidad de la línea X-A es la pantalla abatible hasta 180 grados que facilita al máximo la realización de selfies . La ergonomía de la cámara está adaptada para la toma de autorretratos y el modo de enfoque automático a los ojos resulta extremadamente útil.

Por otra parte, la renovada interfaz táctil de la pantalla permite enfocar, disparar y visualizar las fotos de manera muy similar al uso de la cámara y la galería de imágenes de un smartphone. Algo que hace menos intimidante el uso de una cámara de objetivos intercambiables para la mayoría de fotógrafos noveles.

La cámara por dentro

El sensor APS-C de 24.2 megapíxeles prescinde del afamado sensor X-Trans de Fujifilm para adoptar un sensor CMOS convencional. Eso no es obstáculo para ofrecer una reproducción de color superior, especialmente alabada por la delicadeza de los tonos de piel.

Vista de la Fuji X-A5.

Autoenfoque por detección de fase

Es la primera vez que una cámara de la Serie X con sensor de patrón Bayer incorpora píxeles de detección de fase. Gracias a ello, la Fujifilm X-A5 puede hacer uso del autoenfoque híbrido inteligente, hasta ahora reservado a cámaras de más alta gama. El resultado es una captura de foco el doble de rápida que sus antecesora.

Bluetooth

Además de la conexión por WiFi habitual, se ha incorporado un módulo Bluetooth de bajo consumo para posibilitar la transferencia automática de fotografía y vídeos a los dispositivos móviles.

Grabación de vídeo

La Fujifilm X-A5 soporta la grabación de vídeo en Full HD e incorpora la función “Ráfaga 4K” de grabación de 15 fotogramas por segundo en calidad de imagen 4K. Por otro lado, la estabilización de imagen electrónica combina la estabilización óptica con una corrección digital para reducir la vibración de nuestro pulso en el vídeo.

Detalles de los controles de aluminio de la parte superior de la X-A5.

Vista lateral de la Fuji X-A5 con el objetivo XC 15-45mm.

Otras características

  • Nuevo motor de procesamiento de imagen que realiza su trabajo un 50% más rápido que la generación anterior.
  • Batería con capacidad de hasta 450 disparos, con posibilidad de carga a través de cable USB.
  • Rango se sensibilidad nativa de 200 a 12800 ISO.
  • Modo multienfoque que cambia de modo inteligente la profundidad de campo requerida.
  • Obturador electrónico: completamente silencioso y con velocidad de hasta 1/32000 segundos.
  • Compensación de exposición hasta ±5EV.
  • Modos de simulación de película Provia, Velvia, Astia, PRO Neg.Hi, PRO Neg.Std., Classic Chrome, blanco y negro, filtro amarillo (Ye), filtro rojo (R), filtro verde (G) y Sepia.
  • Flash superinteligente integrado.
  • Funciones de filtros avanzados para lograr efectos creativos en la cámara: ANTINIEBLA, ARTE HDR, OJO DE PEZ, CROSS SCREEN, CÁMARA DE JUGUETE, MINIATURA, TONO DINÁMICO, COLOR POP,ENFOQUE SUAVIZADO, CLAVE ALTA, CLAVE BAJA y COLOR PARCIAL.
  • Modo de exposición múltiple, panorama y time lapse.

Enlaces interesantes

Página oficial de la Fujifilm X-A5.