Fujifilm X-A7

Fujifilm quiere ir en serio con la gama de entrada de la Serie X y la X-A7 es la última apuesta fuerte para embelesar a fashionistas, vloggers, creativos multidisciplinares, viajeros empedernidos… Esta vez se pone al alcance del gran público la máxima calidad video-fotográfica a través de una cámara que añade peso mínimo en el bolso (320 gramos sólo el cuerpo /455 gramos con el objetivo del kit) y que presenta una interfaz tan sencilla como práctica. Los habituales tonos Made in Fuji de su sensor CMOS de 24 megapíxeles, un mayor rendimiento en autoenfoque frente a la anterior generación, vídeo en 4K/30p de alta calidad y la gran pantalla táctil de 3,5″ totalmente articulada son los argumentos de mayor peso para conquistar un mercado muy reñido.

Fuji X-A7, pantalla articulada.

La Fujifilm X-A7 llegará a los escaparates el próximo mes de octubre a un precio recomendado de 749€ junto con el objetivo Fujinon XC 15-45mm F3.5-5.6 OIS PZ.

Todo pantalla

Si la intención es atraer a un público que quiere ir más allá de la iphoneografía, lo suyo es ofrecer una cámara con una pantalla que resulte al menos tan atractiva como las de los móviles de gama alta. El tamaño y vistosidad de los paneles LCD de las cámaras es posiblemente algo en lo que no se ha innovado suficiente en la Serie X (y en las cámaras de otros fabricantes), aunque la Fuji X-A7 es al menos un intento por aprovechar al máximo la superficie trasera del equipo.

Pantalla de la Fuji X-A7.

Pantalla articulada Fujifilm X-A7.

No sólo aumenta el tamaño de visualización de las 3″ habituales a las 3,5″ (16:9) , sino que incrementa la resolución a  2.760.000 puntos (el doble que la Fuji X-A5 que tenía 1,4 millones) e implementa una articulación de rotación libre de pantalla para facilitar disparos en todos los ángulos, incluidos los selfies tan demandados por buena parte de la audiencia. Fujifilm ataja también dos de las quejas más habituales con la anterior generación de cámaras: el brillo máximo de la pantalla, que se codea ahora «con el de la mayoría de smartphones» (1000 candelas) y la responsividad del panel táctil, sobre la cual dicen que- ahora sí- es equivalente al de teléfonos móviles actuales.

Fujifilm XA7 frente.

Fuji XA7 vista desde arriba.

Simplificación de controles físicos

El joystick de selección llega a la gama de entrada. Muchos disfrutarán de este magnífico control para seleccionar el área de enfoque, pero otros echarán en falta la desaparición de la cruceta y del botón de acceso rápido. No obstante, se mantienen los dos diales de control superiores junto con el clásico dial PASM, mientras que el botón Fn torna en otro botón dentro de uno de los diales de configuración, aumentando a un tamaño más generoso de mayor accesibilidad. La funcionalidad de la pantalla táctil es en la X-A7 la mejor aliada para acceder rápidamente a los controles de la cámara: el nuevo “Smart Menú” permite, con un par de golpes en la pantalla, cambiar gran cantidad de ajustes del disparo a tiempo real.

"SMART MENU" de la Fuji X-A7.
«SMART MENU» de la Fuji X-A7.

Más potencia

Aunque las X-A5 y X-T100 han sido generalmente consideradas como cámaras excelentes en los peldaños iniciales de la pirámide del mercado tecno-fotográfico, son bastante criticables en lo referente a su procesador y rendimiento general, todo un cuello de botella por el que muchas veces quedaban atascados su gran calidad de imagen y las posibilidades de control de la toma fotográfica. Aunque Fujifilm no hace mención expresa al procesador utilizado en la X-A7 (que suponemos mejorado), si que enumera las novedades técnicas de la cámara que la hacen más eficaz frente a sus antecesoras:

  • Nuevo sensor CMOS de 24 megapíxeles con 8,5 veces más píxeles de detección de fase repartidos a lo largo de toda la superficie del sensor. para una mejora dramáticamente del autoenfoque en escenas de baja luz o con sujetos en movimiento. El AF por detección de rostros se vuelve funcional en la gama de entrada.
    Según Fujifilm, el uso de cableado de cobre de su circuitería reduce el ruido de la imagen en fotografías con valores de sensibilidad ISO altas en aproximadamente un paso.
  • Mejora de las velocidades de lectura y escritura, posibilitando el vídeo en 4K y suavizando el efecto rolling shutter del obturador electrónico en escenas con movimiento.
  • El rendimiento tiene un precio energético: la batería de la cámara en el modo de alto rendimiento cae hasta los 270 disparos (aprox.), frente a los 450 de la X-A5.
X-A7 colores.
La Fuji X-A7 estará disponible en variantes negro, plata, marrón y verde.

Vídeo en 4K de alta calidad

Una de las áreas donde el rendimiento mejorado de la X-A7 permite avanzar más es en el apartado de vídeo:

  • Los vídeos en 4K (30p) utilizan toda la información capturada por la superficie del sensor (6032×3392) sin más recorte que el de la relación de aspecto de la grabación. Esto se traduce en una señal más nítida y con menos ruido en iluminaciones complicadas.
  • Vídeo FullHD (60p) en 16:9 o 1:1. Captura de vídeo en HD a una velocidad de hasta x4 para grabaciones espectaculares en cámara lenta.
  • Se añade el modo “cuenta atrás” en donde se puede seleccionar una duración predeterminada de grabación (el tiempo restante aparece en pantalla) que es útil para determinadas redes sociales.

Fujifilm XA7 flash integrado.

Más características

  • Un total de 11 filtros avanzados.
  • Modo de exposición múltiple, panorama y time lapse.
  • 11 modos de simulación de película (PROVIA/STANDARD, Velvia/VIVID, ASTIA/SOFT, CLASSIC CHROME, PRO Neg Hi, PRO Neg. Std, MONOCHROME, MONOCHROME+Ye FILTER, MONOCHROME+R FILTER, MONOCHROME+G FILTER, SEPIA)
  • Conectividad WiFi más estable y módulo Bluetooth 4.2
  • Conexión USB tipo C (USB 2.0) con posiblidad de comunicar la cámara por cable con dispositivo móvil para transferencia más rápida a través de la app Fujifilm Camera Remote.
  • Modo Light Trail para capturar los rastros de estrellas o las luces de los coches en carreteras y ver los efectos en la imagen a tiempo real en la pantalla.

Más información: página oficial de la Fuji X-A7.