Fujifilm X-T2

Con la Fujifilm X-T2 llega un segundo buque insignia para la Serie X. Si bien la X-Pro2 era hasta ahora la principal referencia fujista, la nueva cámara hace también gala del sensor X-Trans III de 24 megapíxeles, el procesador “X Processor Pro” y de cuerpo sellado, y además aporta una serie de mejoras en rendimiento, autoenfoque y grabación de vídeo que la hacen tanto o más capaz, al menos en los campos de la fotografía de naturaleza y acción.  Fujifilm no ha perdido el tiempo en los dos años y medio desde que presentó la X-T1 -su cámara más exitosa hasta el momento- y con la X-T2 puede ir aún más allá, ya que muestra argumentos suficientes para desafiar el dominio de Canon y Nikon en la gama más profesional.

Visita la tienda de la X-T2 en Fujistas (precios de cuerpo, kit y listas de accesorios).

Fujifilm X-T2 + Fujinon XF 18-55mm.
Fujifilm X-T2 + Fujinon XF 18-55mm.
Visión trasera de la Fujifilm X-T2.
Visión trasera de la Fujifilm X-T2.

Sensor APS-C X-Trans CMOS III de 24,3 megapíxeles

La Fujifilm X-T2 saca músculo con su sensor de 24,3 megapíxeles,  que realiza la proeza de ofrecer más resolución y a la vez disminuir el ruido de la imagen con sensibilidades de ISO altas en comparación con el anterior captor X-Trans II de 16 megapíxeles. El patrón de color X-Trans permite eliminar el muaré  y permite prescindir del filtro de paso bajo, aumentando la nitidez general de la imagen. La sensibilidad nativa se extiende hasta ISO 12800.

Rendimiento mejorado

El nuevo procesador “X-Processor Pro” convierte a la Fujifilm X-T2 en la cámara de funcionamiento más veloz de la Serie X:

  • Retardo de encendido de 0,3 segundos.
  • Intervalo entre disparo de 0,17 segundos.
  • Retardo de obturación de 0,045 segundos.
  • Ráfaga de 8 fps utilizando el obturador mecánico, hasta 11 fps utilizando la empuñadura opcional VPB-XT2.

La mayor potencia de procesado posibilita refinar el revelado RAW interno de la cámara, mejorando el resultado de los modos de simulación de película existentes en la X-T1 e incorporando el modo de simulación de película ACROS,  una película en blanco y negro que reproduce tonos suaves, negros con profundidad y texturas llenas de riqueza.

Autoenfoque mejorado

La velocidad de autoenfoque de los cuerpos de la Serie X ha sido habitualmente el talón de Aquiles del sistema, pero Fujifilm está realizando grandes esfuerzos para mejorar su rendimiento en cada lanzamiento. Sobre el papel, la X-T2 es otro avance significativo, ya que supera el listón de los 15 puntos de autoenfoque por detección de fase de la X-T1 para llegar a los 169 puntos (40% de cobertura de un total de 325). El AF por contraste experimenta una enorme mejora en velocidad y precisión gracias a la mayor capacidad del procesador en analizar los datos de luz de la escena. Gracias al nuevo procesador, es posible reenfocar de manera más frecuente en el modo de AF predictivo y se han desarrollado algoritmos más complejos para clavar el foco en situaciones de baja luminosidad, motivos con bajo contraste o texturas de patrón repetitivo.

Muchos usuarios de la X-T1 se han quejado de la falta de precisión del autoenfoque continuo (AF-C) en comparación con las réflex del segmento equivalente. Con la Fujifilm X-T2, la fotografía de acción se convierte un campo mucho menos ajeno para la Serie X: los algoritmos de AF-C se han refinado al extremo y además se incluyen cinco configuraciones de afinamiento del enfoque de seguimiento, pudiendo personalizarlas para indicar patrones de aceleración/deseleración del sujeto y la sensibilidad de cambio de foco cuando aparecen otros elementos en el marco de enfoque. Proporcionando estos datos en un escenario de acción determinado, la cámara realiza un autoenfoque continuo mucho más previsible, preciso y fiable.

Video 4K

Por primera vez en una cámara de la Serie X es posible la grabación de vídeo en 4K. La señal alcanza un bitrate de 100Mbps tanto en 4K como en Full HD, lo cual significa una señal de vídeo de alta resolución limpia y sin molestos artefactos de compresión. Otras novedades en el campo del vídeo son:

  • Posibilidad de aplicar los modos de simulación de película.
  • Los ajustes de luces altas, sombras, color y nitidez de los JPEGs directos se aplican también al vídeo.
  • Posibilidad de salida en “HDMI limpio” y opción “F-Log” para grabar vídeo con un gamut de color amplio que ofrece más posibilidades creativas en la postproducción.

La Fujifilm X-T2 por fuera

Aquellos que estén familiarizados con el funcionamiento de la X-T1 apenas tendrán dificultades para adaptarse al uso de la X-T2. Conserva el mismo cuerpo fabricado con aleación de magnesio, con diseño de inspiración réflex y está sellado en 63 puntos contra el polvo y las salpicaduras, aguantando una temperatura de hasta -10º. Las dimensiones crecen ligeramente y el peso también aumenta: 507 gramos frente a los 440 gramos de su antecesora (batería y tarjeta incluidos).

X-T2 y semi-funda. Pantalla articulada de la X-T2. X-T2 y empuñadura.
Visor más a tiempo real que nunca

La X-T2 mantiene la esencia del visor electrónico de la X-T1: magnificación de 0,77x y 2,36 megapixeles de resolución. No obstante, se doble el brillo máximo del panel con respecto a otros modelos de la Serie X y la tasa de refresco aumenta a 60 fotogramas por segundo en modo estándar, con opción a subir hasta los 100 fotogramas por segundo en el nuevo modo BOOST, manteniéndolo incluso en escenas de baja luz. Con esto se garantiza una fluidez absoluta en la visualización de la imagen incluso con los sujetos de movilidad extrema.
Una de las mayores molestias en sesiones de acción más trepidante es el llamado “blackout” del visor electrónico, el tiempo en que tras obturar vuelve a aparecer la imagen y puedes volver a disparar . Este retardo se ha reducido a la mitad en comparación con la X-T1 y se garantiza una visualización sin interrupciones de ráfagas de hasta 5 fps (frente a los 3fps de modelos anteriores).

Pantalla LCD articulada

Por primera vez en la Serie X, podemos disfrutar de una pantalla articulada que es abatible tanto con la cámara en posición horizontal, como si la manejamos en vertical. El mecanismo es sencillo, da muestras de solidez y, si no estamos usando la articulación, la pantalla se acopla muy bien sin sobresalir del cuerpo. Su tamaño es de tres pulgadas, con una resolución de 2,36 megapíxeles.

Diales superiores mejorados, joystick y doble ranura SD.

Vista superior de la Fuji X-T2.

Fujifilm escucha a los fujistas. Una de las quejas más generalizadas sobre la X-T1 es la incomodidad de tener que apretar un botón de desbloqueo cada vez que deseamos cambiar la sensibilidad ISO o la velocidad de obturación . En la X-T2, el botón de bloqueo puede dejarse activado o desactivado, basta con un clic. La altura de los diales ha aumentado con respecto a los de la X-T1, algo que facilita bastante su manejo. Por último, la compensación de exposición se eleva a +3/-3 (expandible hasta +5/-5 con la posición “C”) y la velocidad de obturación mecánica alcanza los 1/8000 segundos.

Detalle de la ranura doble de tarjetas SD UHS-II.
Detalle de la ranura doble de tarjetas SD UHS-II.

Una de las características que a buen seguro serán más celebradas entre los usuarios de la Fuji X-T2 es el joystick incorporado en la parte trasera, una herramienta muy útil para seleccionar uno de los 91 áreas de enfoque de las que disponemos. Los diales de control delanteros y traseros vuelven a ser oprimibles, por lo que se ganan botones de función extra. También hay que reseñar la doble ranura para tarjetas SD, ambas compatibles con la interfaz UHS-II y que pueden configurarse para que una albergue los archivos RAW y la otra los JPEGs directos de la cámara.

Vertical Power Booster Grip (VPB-XT2)

La empuñadura opcional VPB-XT2 es un accesorio que maximiza las aptitudes de la X-T2. Su construcción también es sellada contra polvo y agua, e incorpora botón de obturación, diales de selección trasero y delantero, joystick y los botones AE-L, AF-L, Q y Fn. Permite albergar dos baterías, haciendo un máximo de tres al incluir la alojada en el cuerpo de la cámara. Con esta energía extra, es posible alcanzar un total de 1.000 fotografías en modo normal. Es posible utilizar la empuñadura a modo de cargador de las dos baterías que alberga mediante el adaptador AC incluido en su caja.

Empuñadura VPB-XT2 con las nuevas baterías NP-W126S.
Empuñadura VPB-XT2 con las nuevas baterías NP-W126S.
Empuñadura VPB-XT2.
Empuñadura VPB-XT2.

Modo BOOST

Activando el modo BOOST hacemos más uso de las baterías para vitaminar la cámara y aumentar su rendimiento en la cadencia de ráfaga y el intervalo de disparo, minimizar el blackout del visor electrónico y extender la grabación del vídeo 4K hasta los 30 minutos.

Otras características

  • Sensibilidad ISO nativa desde 200 hasta 12800.
  • Efecto de grano de película.
  • Silencioso obturador electrónico, capaz de alcanzar velocidad de obturación de hasta 1/32000 segundos.
  • Lens Modulation Optimizer (LMO) para combatir los efectos de la difracción del objetivo al disparar a aberturas cerradas.
  • Módulo WiFi operativo con la aplicación Fujifilm Camera Remote para iOS y Android. Es posible transferir las fotos de manera inalámbrica y disparar de manera remota con nuestros dispositivos móviles.
  • Dimensiones: 132.5 (Ancho) mm x 91.8(Alto) mm x 49.2(Grosor) mm.
  • Peso aproximado de 507g (incluyendo batería y tarjeta de memoria).
  • Número de obturaciones aproximada por cada batería:  340.

Consulta las últimas  entradas del blog con la etiqueta “X-T2”.

Información del último firmware (4.20).

Visita la tienda de la X-T2 en Fujistas (precios de cuerpo, kit y listas de accesorios).