Procesando los archivos RAF de Fuji: Capture One vs Lightroom

21
7286

¿Tenéis el típico cuñao que dice: «a mí es que no me salen buenas las paellas porque mi cocina es una mierda»? ¡Claro que sí! Todos sabemos que si tuviera la revolucionaria ‘Grijander Fire’ —lo último del mercado en cocinas molonas— nos haría una p*ta maravilla gastronómica, ¿verdad? Pues un poco de eso hablamos hoy. Os aseguro que ninguna persona del planeta va a decir jamás: — ¡Qué pasada de foto, cómo se nota que usa Capture One! —(por ejemplo). En serio, nadie, nunca, no. Los dos programas son excelentes, y durante la prueba me he preguntado varias veces «¡¿qué cojones haces mirando una hoja de árbol a un palmo de la pantalla con la foto ampliada al 100%, Freaky?!» Pero así somos los Fujistas, y se nos tiene que querer igual.

Capature One para el revelado de los RAW de Fujifilm.

En esta comparativa me he centrado exclusivamente en el resultado de las imágenes que obtenemos tras procesarlas en Lightroom y Capture One (que tiene disponible una versión gratuita para Fuji) con los ajustes más básicos. No es un «mira hasta dónde puedes llegar si revelas la foto así o asá», sino un análisis (a lo mundo real, no de laboratorio) de lo que he visto que más dolores de cabeza ocasiona a los usuarios de la serie X de Fujifilm: la interpretación de sus RAF y la nitidez y limpieza a la hora de enfocarlos.

FOTOprecios del 20 de noviembre.

Empezaremos por los modos de película (Capture One los soporta desde la última versión, al menos con las últimas cámaras de la Serie X) y la interpretación que cada uno de los programas hace de ellos. Obviamente los dos siguen a grosso modo los conceptos básicos a los que estamos acostumbrados con dichas simulaciones: Velvia es muy saturado y muy contrastado, Classic Chrome tiene cierto nivel de contraste pero muy poca saturación, Provia es el modo ‘standar’ según lo entiende Fujifilm, etc. Si bien, como veremos a continuación, los colores que nos encontramos como punto de partida son ligeramente distintos en todos los casos. Para que lo tengáis presente, aclaro que lo único que hice en todas las imágenes fue abrir el RAF, ajustar las luces altas y las sombras para que el histograma no clipara en ninguno de los lados y seleccionar el modo de película. No tengáis en cuenta si en tal o cuál foto hay un poco de más o menos luz, pues eso tiene muy fácil arreglo, mi intención era tocar lo menos posible los parámetros generales para que pudiéramos hacernos una idea bastante fidedigna de qué nos encontramos como punto inicial en cada uno de los modos de película. Empecemos por los archivos tal cuál, sin ninguna simulación, solo ajustando sombras y luces:

RAF - Capture One
RAF – Capture One
RAF - Lightroom
RAF – Lightroom.

Sí, yo pensé lo mismo: «pues si en el Raw hay estas diferencias, cuando empecemos con los modos de simulación, ¡que Dios reparta suerte!». Venga, ¡que empiece la fiesta!

Pro neg std - Capture One
Pro neg std – Capture One.
Pro neg std - Lightroom
Pro neg std – Lightroom
CLASSIC CHROME - Capture One
CLASSIC CHROME – Capture One.
CLASSIC CHROME - Lightroom
CLASSIC CHROME – Lightroom
Pro neg Hi - Capture One
Pro neg Hi – Capture One
Pro neg Hi - Lightroom
Pro neg Hi – Lightroom
PROVIA - Capture One
PROVIA – Capture One
PROVIA - Lightroom
PROVIA – Lightroom
ASTIA - Capture One
ASTIA – Capture One
ASTIA - Lightroom
ASTIA – Lightroom
Velvia - Capture One
Velvia – Capture One
Velvia - Lightroom
Velvia – Lightroom
ACROS - Capture One
ACROS – Capture One
ACROS - Lightroom
ACROS – Lightroom
ETERNA – (actualmente solo disponible en Capture One si, como yo, tienes una X-T2)
ETERNA – (actualmente solo disponible en Capture One si, como yo, tienes una X-T2)

Para mi sorpresa, las diferencias no fueron tan exageradas. Es decir, dentro de la interpretación que cada uno de los softwares hace de los colores, el concepto de cada modo de película se mantiene bastante fiel (cantidad de saturación y contraste, tendencia a los violetas en Velvia o a los verdes en CLASSIC CHROME, etc,.). Hice tantas pruebas que, al final, cuando las miraba sin leer el nombre del archivo, no sabía a qué programa pertenecía cada imagen, y lo cierto es que todas, a su modo, me gustaban. Me gustaría dejar claro que Lightroom es un programa, al menos en su modo de revelado, que conozco como si lo hubiera parido, en cambio, Capture One está siendo —por el momento— un rollete de verano (sí, en Navidades, no seáis tiquismiquis): «nos estamos conociendo», que se dice ahora. Con Lightroom es muy fácil dejar de forma sencilla los colores a nuestro gusto, y si además —como muchos usuarios de Adobe— acabas el procesado en Photoshop, las posibilidades son casi infinitas. Por otra parte, Capture One es conocido y reconocido en el sector por permitir hacer un trabajo excepcional a la hora de ajustar los colores al gusto exacto del usuario, de modo que en cualquier caso, no veo esas diferencias iniciales de color como un factor a tener en cuenta a la hora de decantarse por uno u otro programa.

Sí, bandidos, estáis deseando que acaben ya las ambientales ñoñas —momento en el que sirven esos cócteles de color naranja que son más empalagosos que un mantecado de boniato— y empiece ya el «chumba chumba», lo sé. ¡Pues vamos allá! Empecemos con la interpretación de los archivos RAF sin enfocar, a pelo. Y aquí es donde me encontré con un ligero contratiempo: mi intención era hacer todas las muestras con el modo de simulación PROVIA, que da unos tonos alegres y es lo que Fuji entiende por «normal», pero para hacer la comparativa más interesante quise incluir en ambos programas —además de los RAF— los archivos transformados a DNG por el conversor Iridient X-Transformer para comprobar cuál resultaba la mejor de las cuatro opciones, pero en el caso del Capture One no tuve narices de poder utilizar los modos de película con el DNG, de manera que hice las cuatro combinaciones con los archivos tal cuál, en modo «soso de la hostia», pero al ser recortes ampliados al 100% servirán:

RAF interpretado por Capture One:
RAF interpretado por Capture One
RAF interpretado por Lightroom
RAF interpretado por Lightroom
DNG (X-Transformer) visto en Capture One
DNG (X-Transformer) visto en Capture One
DNG (X-Transformer) visto en Lightroom
DNG (X-Transformer) visto en Lightroom

Escogí esta foto, que es una pesadilla para los sensores X-Trans, para poder ampliar al 100% en las zonas más complicadas y juzgar qué tal vamos de «efectos acuarela» y de nitidez (si bien, hay que tener en cuenta que en todos los casos el nivel de enfoque estaba a 0). A mi juicio, hay un empate técnico en la primera posición, y es para los dos archivos que han sido procesados previamente por el X-Transformer. Colores a parte, no tengo bemoles a decir cuál es mejor, y es lógico que sean iguales en definición, pues es el X-Transformer quien ha hecho la primera interpretación del archivo. En la tercera posición se situaría el RAF interpretado por Capture One, y en la cuarta, el interpretado por Lightroom (¡¡sorpresón!!).

Bueno, ahora que ya vamos más calentitos y no nos dará una lumbalgia cuando empiece lo hardcore de la fiesta y rompamos la pista bailando con la corbata en la frente perdiendo cualquier atisbo de dignidad que nos pudiera quedar, es hora de ir a the mother of the lamb (sí, la madre del cordero). ¿Cuál es la mejor opción para enfocar los archivos que salen de los sensores X-Trans? Antes de ir a ver los resultados, es necesario que apunte algunas consideraciones que nos ayudarán a entender el qué y el porqué de lo que veremos y analizaremos a continuación:

  • He hecho todas las combinaciones de enfoque posibles que se me han ocurrido para obtener el mejor resultado posible (usando y sin usar el X-Transformer con ambos programas, enfocando directamente desde el X-Transformer o desde el software de revelado, etc,.).
  • Los valores de enfoque usados en Capture One y Lightroom son los que ambos programas traen asignados por defecto (140 en en la escala de Capture One y 40 en la de Lightroom), que siendo una persona a la que le gustan unos valores de enfoque tirando a moderados, me parecen bastante correctos.
  • Con el propósito de ver un resultado lo más cercano posible al «revelado final» que obtendremos en casa, he usado en todos los casos la simulación de película PROVIA para darle un poco de vidilla al asunto. Como ya he mencionado antes, esto no ha podido ser así en el caso del DNG que ha entregado el X-Transformer enfocado desde Capture One, por eso lo pongo al final del todo (en este caso he usado el modo «Película estándar» que trae el propio programa).
  • En las dos imágenes enfocadas desde el propio X-Transformer he usado el modo de enfoque LOW (el más indicado para mí, aunque igual es demasiado leve) y el MEDIUM (a mi gusto resulta algo excesivo).
  • He incluido también en la comparativa el método que utilizo yo habitualmente, que es pasar a DNG el archivo con el X-Transformer, utilizar Lightroom para los ajustes básicos pero sin enfocar —enfoque literalmente a 0—, exportar a Photoshop, y una vez allí, enfocar usando el «enfoque suavizado» de Photoshop con unos valores de 150 a 160, dependiendo de la foto.
  • He hecho el recorte al 100% de la zona donde más diversidad y dificultad de texturas he visto para poder tener la mejor noción de cómo se comporta cada método de enfoque.

Y ahora sí: ¡el subidón!

RAF enfocado por Capture One
RAF enfocado por Capture One
RAF enfocado por Lightroom
RAF enfocado por Lightroom
DNG (X-Transformer) enfocado por Lighroom
DNG (X-Transformer) enfocado por Lighroom
DNG (X-Transformer) enfocado en Photohop (enfoque suavizado)
DNG (X-Transformer) enfocado en Photohop (enfoque suavizado)
DNG (X-Transformer) enfocado desde el mismo X-Transformer (modo LOW)
DNG (X-Transformer) enfocado desde el mismo X-Transformer (modo LOW)
DNG (X-Transformer) enfocado desde el mismo X-Transformer (modo MEDIUM)
DNG (X-Transformer) enfocado desde el mismo X-Transformer (modo MEDIUM)
DNG (X-Transformer) enfocado desde Capture One
DNG (X-Transformer) enfocado desde Capture One

Después de mucho rato de mirar, remirar, comparar y tomarme 47 Gelocatiles, estas son mis conclusiones (sigo el mismo orden en el que he colocado las fotos):

  • RAF enfocado por Capture One: Me ha sorprendido mucho, el resultado es fantástico. Su módulo de enfoque es fabuloso. Entre otras cosas, disponemos de un controlador llamado «Umbral» que rige lo sensible que es el enfoque al micro contraste, con lo que podemos escoger qué enfocamos y qué no de una forma semi-automática y rapidísima. Realmente entiendo que muchos Fujistas se estén decantando por este programa a la hora de escogerlo como su revelador habitual.
  • RAF enfocado por Lightroom: Como era de suponer, esta combinación de interpretación de archivo y enfoque es el que entrega el resultado más flojo. A pesar de que ha mejorado mucho respecto a versiones anteriores, y de que su máscara de enfoque me tiene enamorado por lo bien que funciona, si ampliamos al 100% la imagen es innegable que es la menos nítida. Y a pesar de las mejoras que han habido, sigue viéndose un poco del popular «efecto acuarela» en las zonas más comprometidas. Dicho lo dicho, si no eres un freakazo adicto a ampliar las fotos al 100% o a imprimir fotos de paisaje a más de medio metro de largo, Lightroom no te va a dar otra cosa que alegrías por lo rápido, fácil y resultón que es.
  • DNG (X-Transformer) enfocado por Lightroom: Esta es la prueba clarísima de que es más importante la interpretación del Raw que el posetrior enfoque que se le aplica. A pesar de que el enfoque en Lightroom para los archivos que salen de los sensores X-Trans no es para tirar cohetes, podemos ver que después de pasar el archivo original a DNG con el X-Transformer la cosa mejora bastante. Si nos mantenemos en unos valores de enfoque razonables, es una opción perfectamente válida para la mayoría de usuarios Fujistas. El resultado es mucho más consistente que con el RAF original a pesar de aplicarle exactamente el mismo enfoque.
  • DNG (X-Transformer) enfocado en Photoshop (enfoque suavizado): A mi juicio es la versión ganadora. Lo bueno es que es la opción más limpia y nítida; además, puedes escoger exactamente qué es lo único que quieres enfocar (mediante una máscara de capa, por ejemplo). Lo malo es que necesitas un tercer programa —Photoshop— y que no puedes beneficiarte de máscara de selección de enfoque de lightroom ni del controlador «Umbral» de Capture One, lo cuál nos ahorra muchísimo tiempo. Es justo decir, que a pesar de que creo que esta combinación es la ganadora, los resultados que conseguimos con Capture One (primer ejemplo) son prácticamente igual de buenos. Tal vez podría haber apretado un poco más el enfoque suavizado en Photoshop para ver si le sacaba un pelín más de ventaja, pero he preferido mantenerme en los valores que suelo usar normalmente.
  • DNG (X-Transformer) enfocado desde el mismo X-Transformer (modo LOW): Esta es la «brico-opción»: fácil, rápido y para toda la familia. Seleccionamos en el X-Transformer que los DNG ya salgan enfocados y nos olvidamos del tema, para más inri hace un trabajo cojonudo. Como contra partida, no tenemos ningún control sobre lo que enfocamos y lo que no, queda todo enfocado, y no siempre sería lo deseable. De todas maneras, si no nos gusta demasiado comernos la cabeza con estas cosas, esta es la opción más resultona si somos usuarios de Lightroom.
  • DNG (X-Transformer) enfocado desde el mismo X-Transformer (modo MEDIUM): Entiendo que muchas personas puedan pensar que esta opción es la que ha dado mejores resultados en la comparativa, pero para mi gusto, la imagen final está ligeramente sobreprocesada. Admito que en muchos casos iría bien, dando la impresión de haber mejorado el enfoque de la fotografía una barbaridad. Sin embargo, al tener el mismo hándicap que el caso anterior (enfocar toda la fotografía al completo) pero aplicar un enfoque más duro, es posible que nos encontráramos con artefactos no deseados en zonas lisas como el cielo, por ejemplo, cosa que apenas ocurriría en el modo LOW al ser mucho más sutil.
  • DNG (X-Transformer) enfocado desde Capture One: Aquí me he llevado la sorpresa más grande. Pensé: «Si el Capture One hace un trabajo tan bueno con el RAF, con el DNG procesado por el X-transformer vamos a flipar». Y la verdad es que no, más bien al contrario. Aunque Capture One hace un trabajo excelente a lo hora de enfocar, con este método se enguarra un poco la foto, y en algunas texturas aparecen atisbos de efecto acuarela. De modo que aquí sacamos la última conclusión importante a este respecto: Si usamos Capture One, podemos olvidarnos del X-Transformer, es mucho mejor el resultado con el RAF original y además podremos aplicar los modos de película tranquilamente.

A vueltas con los gusanos

Si después de la fiesta se organizara una tertulia fotográfica (lo típico…), el Top 3 de cosas que me pondría de más mala hostia sería el siguiente: que alguien propusiera ir a un Karaoke al acabar, que alguien insinuara que insertar una pirámide digitalmente en la imagen de una playa es ‘Fotografía libre’, y la más atroz, que alguien dijera: — Yo es que no me compro una Fuji por que salen gusanos en los Raw—. Y un servidor, con la mirada clavada en el cielo, pensando: «¡Cuánto te quedó por hacer, amigo Bud Spencer! No deberías haberte ido ahora que haces tanta falta…».

Por si estás leyendo esto y no tienes ni idea de qué es el «tema gusanil», permite que haga un breve resumen: Hace mucho tiempo, en una galaxia muy, muy lejana… Se extendió el rumor de que cuando enfocabas los archivos RAF, aparecían una suerte de «gusanos digitales» en la fotografía estropeando la calidad de la imagen. Estos gusanos indecorosos se podían ver con facilidad si ampliabas la imagen al 100%. Saltó la alarma en la comunidad Fujista y a varios usuarios les pareció una buena idea comenzar a ampliar sus fotos con la lupa al 500%, y no os lo vais a creer: ¡los gusanos aumentaban su tamaño 5 veces! (Sí, ampliar una foto a más del 100% es más inútil que la G de Gnomo, pero en aquellos tiempos las cosas parecían distintas). ¿Qué hay de verdad en todo esto? Pues muy sencillo, en todas las fotografías digitales tomadas con cualquier cámara de cualquier fabricante de cámaras de cualquier mundo mundial planetario, aparecen esos gusanos si te pasas con la cantidad de enfoque, solo que los archivos RAF son algo más puntillosos y susceptibles que los Raw de otras marcas. Así de simple, basta con no pasarse con el enfoque y problema resuelto. Es cuestión de pillarle el truco, sin más. También se da la cuestión de que muchos usuarios no son conscientes de que en el revelado digital de una fotografía no hay que enfocarlo todo; enfocar las partes que no deben enfocarse de una foto (el cielo, el agua, fondos desenfocados, etc,.) siempre generará cierta cantidad de ruido en la imagen, con archivos Fuji o de cualquier otra marca, insisto.

Y ahora que estamos puestos en contexto —y antes que una horda de «sonystas» hipersensibles, adictos al «fullframismo» y con alergia diagnosticada a la palabra Fujifilm se me echen encima— vamos a ver si lo que digo es cierto o es que me han puesto drogaína en el Colacao de esta mañana.

En la siguiente foto (que pasará a formar parte de la historia por su elaborada y compleja composición), he hecho recortes al 100% priorizando la zona del cielo para que podamos ver hasta la marca del calzado que usan los gusanos que, a priori, deberían aparecer. En fin, esta es la foto original tal cuál:


El primer recorte que veremos, es una muestra de la típica persona que solo quiere ver el mundo arder y enfoca el cielo sin contemplaciones, sin aplicar máscara alguna. Este es el de Capture One con el valor de enfoque por defecto (140) pero con el valor de «Umbral» a 0:

Podemos observar que sí, habiendo ampliado la foto al 100%, si te acercas dos palmos al monitor, se puede apreciar cierta presencia «gusanil» a la que solo alguien como nosotros —freaky-fotógrafos— le podría dar un mínimo de consideración. A ver qué tal va la cosa con Lightroom en las mismas condiciones: valor de enfoque por defecto (40) y la máscara puesta a 0:

Pues diferencias de color a parte, vemos que el número de gusanos por pixel cuadrado es bastante similar a los resultados que muestra el Capture One. En este aspecto nos hay apenas diferencias, es un empate de manual.

Pero no, no quiero sentirme mal, sé que hay gente que quiere ver gusanos, lombrices y ballenas intraterrenas bailando Break Dance en la imagen. ¡No hay problema, Caris! Voy a darle tal caña al deslizador de cantidad de enfoque que me van a tener que sedar las muñecas. Primer ejemplo: recorte del Capture One con un valor de enfoque de 600 (una completa ida de olla) y el valor de «Umbral» a 0:

¡No os quejaréis, eh? Aquí ya se aprecian gusanacos a poco que nos aproximemos a medio metro del monitor. Veamos qué sucede si hacemos lo propio con Lightroom: nivel de enfoque a 100 (¡tela!) y máscara a 0:

¡Me tendría que dedicar a la videncia, joder! Ocurre exactamente igual. La forma de las bestias es algo distinta (posiblemente por una leve diferencia en el valor del detalle y por las diferencias en el modo de enfoque de cada programa), pero la desgracia acontece por igual.

Ahora —ya que estoy resuelto a adentrarme en el esoterismo— vamos a hacer un poco de magia. Mantenemos esos mismos exageradísimos valores de enfoque pero aplicamos el valor de «Umbral» a 1 en Capture One, que es como viene por defecto. Marchando un redoble de tambores, por favor:

¡Oh! Nos os voy a pedir que me llaméis Dani Potter, pero los gusanos han desaparecido, ¡y eso que el valor de «Umbral» lo he puesto al mínimo, que es 1! Pero no, no. Un fulano así de zumbado como yo no puede desmitificar algo tan añejo como los Gusanos de los X-Trans, ¡que tienen hasta denominación de origen, oiga! En Lightroom seguro que siguen apareciendo. Veamos, hagamos una cosa: vamos a mantener el mismo valor de enfoque a 100 (que no se diga que nos quedamos cortos) y vamos a usar una máscara con valor de 70, que podría ser una media de las valores de máscara que suelo usar en Lightroom cuando hago el enfoque desde allí (que son muy pocas veces, todo hay que decirlo). ¡Otro redoble, pero con cadencias más dramáticas, please!

¡La madre que…! ¡Voy a cambiarme de inmediato el nick del foro por Dani Copperfield! ¡Los gusanos han vuelto a desaparecer!
No voy a enrollarme con la conclusión porque es evidente, coñas a parte: Enfoquemos lo que hay que enfocar con unos valores que no sean absurdos, no enfoquemos lo que no debe ser enfocado, ¡ y a vivir felices!

Uso de máscaras de luminosidad

Antes de acabar la comparativa, quería comprobar una cosa que a nivel personal me interesaba mucho: en Lightroom muy a menudo creo un filtro degradado, y desde hace poco incluyeron la posibilidad de crear una máscara de luminosidad para seleccionar a qué zonas (más oscuras o más luminosas) va a afectar el filtro que vayamos a crear. En el programa de Adobe funciona realmente bien —ahorrándonos así muchísimo tiempo en Photoshop—, y a sabiendas de que en Capture One también pueden crearse filtros, y al igual que en Lightroom también podemos crear máscaras con pinceles inteligentes, por color o por luminosidad, quise probar qué tal son los resultados de éste último método, que es el que más utilizo. Pues bien, esta es la foto que escogí, una de las que tiras por tirar pero que irá genial para el ejemplo por la diferencia de luz entre el cielo y el resto de la foto:

Lo primero que hice fue crear un filtro degradado de -2 pasos de luz, a lo bestia. Así se veía en Capture One:

Y así en Lightroom:

Como era de esperar, en ambos casos se empastaron las sombras de mala manera en la zona media de la fotografía, así que era el momento perfecto para probar qué tal funciona esa máscara de luminosidad en cada caso. Para quienes no estén familiarizados con el tema, quiero explicar que si nos pasamos con la máscara, ocurre un efecto visual horroroso. En la siguiente imagen lo he exagerado mucho para que se vea claramente a qué me refiero:

Aclarado el tema, quería ver hasta dónde podía llegar con cada programa sin que apareciera el menor atisbo de dicho efecto. En Capture One, esa máscara de luz la creamos trasteando los valores de lo que ellos llaman «Intervalo de luma»

En Lightroom lo hacemos activando la «Máscara de rango» en modo «Luminancia» y deslizando al gusto los respectivos controladores.

Este es el resultado que conseguí apurando al máximo con Capture One:

Y este es el mejor resultado que conseguí con Lightroom:


Al principio de ver los resultados, estaba convencido de que con Lightroom había podido conseguir apretar un poco más el tema, es decir: que el filtro afectara menos a las sombras sin que hubieran artefactos raros en el resultado final de la imagen. Sin embargo, después de está primera impresión, me concentré únicamente en mirar las sobras de cada imagen, que es donde esta el meollo de la cuestión, y sinceramente, no sabría decir cuál de los dos ha hecho un mejor trabajo. A mi juicio, vuelve a haber un empate. Creo que las diferencias más allá de las sombras son cuestión de la interpretación que cada programa hace del RAF.

A modo de conclusión

Así las cosas, por resumir, acabaré diciendo que he quedado impresionado con el resultado que Capture One es capaz de extraer a los RAF obtenidos con un sensor X-Trans, y eso que, como quien dice, apenas conozco el programa. Ahora, ¿es suficientemente impresionante para que un usuario de los productos Adobe (Lightroom y Photoshop) se cambie de «barrio»? Pues no sé, cada cuál tendrá que valorar estos resultados y analizar cómo se lleva con los distintos programas (para ello tenemos un mes de prueba de la versión PRO de gratis). Para mí la interfaz de Lightroom es sencillísima, es rollo «TEO revela una foto», empiezas de arriba a abajo y tema zanjado, a la de Capture One tendría que acostumbrarme, pero no sé qué pasaría si empezara de cero con ambos programas. No obstante, el artículo no iba de eso, iba de qué tal son los resultados en la interpretación de los RAF, y en eso, la victoria de Capture One es incuestionable. Con Lightroom podemos obtener un resultado igual o casi mejor, pero ayudándonos del X-Transformer y luego de Photoshop, lo cual a mí no me importa en absoluto, pero entiendo que para muchas personas pueda ser una tocada de… gusanos.

21 Comentarios

  1. Interesante y trabajado articulo, muchas gracias , particularmente a mi me has aclarado mucho mi idea de seguir con mi forma de procesado que no es otra que transformar los RAF a DNG con Iridient X Transforme y darle mi último toque en Photoshop .
    Saludos.

  2. Buen articulo con la ironia necesaria para este tipo de frikadas, respecto a los reveladores llevo haciendo pruebas con varios y al final lonque acaba desesperandome en todos es su rendimiento, el tema de los catalogos me tiene frito, optaria por un navegador de biblioteca potente(que no se si hay) y un revelador que no consuma tanto… no encuentro el equilibrio..

  3. Efectivamente, como dicen en mi tierra, “això ja fa pudor”. Es un tema súper cansino, del que se ha hablado innumerables veces, y sin llegar nunca a ninguna conclusión, como me temo que tampoco se va a llegar en esta ocasión, por bien explicado que esté. De hecho lo más probable es que se le llame al señor Valdés “vendido”, “fanboy” o que le perdona todo a la marca, que “la defiende porque como tiene una Fuji tiene que justificar su decisión“.

  4. Enhorabuena por el post. Has sabido tratar un rollazo de tema de una manera divertida. Ya me ha pasado con otros posts tuyos.

    Podrías hacer otro sobre la eterna comparación FF – APSC. Ya sabemos que como con este tema de los gusanos no se va a llegar a ninguna conclusión definitiva, pero y el buen rato que nos vamos a pasar? 😀

  5. ¡Me alegra que te haya gustado el artículo, Jose Antonio! Yo también convierto a DNG con el X-Transformer, toco el Raw en Lightroom sin enfoque, y luego acabo en Photoshop 🙂
    ¡Un saludo!

  6. ¡Muchas Gracias, Miguel Angel! Supongo que el programa perfecto debe ser como la cámara perfecta, que no existe 😀
    Yo en general con Lightroom me apaño bien, pero es cierto que mi volumen de fotos no es descomunal.

    ¡Un saludo!

  7. Sí, Edu. hay cuestiones como las de los gusanos que estoy harto hasta la saciedad de leer. Ahora al menos los podré redirigir al artículo 😀

    ¡Me alegra que te hayas divertido leyéndolo! 😀

    ¡Un saludo!

  8. ¡Muchas Gracias, Gerard!

    Sí bueno, críticas siempre van a haber, hay que saber tomárselas con humor y arreando 😀 Yo pasé a Fuji porque quise, venía de usar Full Frame, hice millones de pruebas y cuando estuve convencido me pasé. Como cualquier otro sistema, la serie X de Fujifilm tiene sus maravillas y sus carencias, el tema es que a uno le compense la balanza hacia lo positivo, claro.

    Acerca de comparar APS-C con otros formatos… ¡¡Me acabas de dar una idea!! 😀

    ¡Un saludo, company!

  9. Muy buen articulo y gracias por tu tiempo y ganas de compartir. Yo estaba usando el convertidor de adobe a DNG, y la verdad es que funciona muy bien, pero he decidido descargar el X-Transformer e instalarlo y cuando comparo las imagenes en DNG del X-Transforme y las del convertidro de Adobe Digital Negative Converter, no soy capaz de ver diferencias entre ambos. Y las DNG del X- Transforme al ver las propiedades de la foto me da unas dimensiones de 1024×683 y resolución 96 PPP. y las imagenes con el convertidor de Adobe me dan el tamaño real de la foto a maxima resolución que da mi cámara la Fuji XT2 que son 6000×4000 y 96 ppp.
    Es esto normal, he configurado el programa en ajustes como dice el manual, no se si es lo normal, los que llevaís más tiempo con el os pasa lo mismo.
    Un saludo.

  10. Sinceramente, creo que el problema de esa gente que ve artefactos extraños cuando aumenta las fotos al 100% radica en que se preocupan más de gastar el tiempo analizando cada pixel en vez de dedicar diez minutos a configurar el monitor en la interface de photoshop. Admito que era uno de esos hasta que me di cuenta de que la única ampliación que debemos hacer al observar las fotos en photoshop es la pestaña de «Mostrar tamaño de impresión», que es la que realmente nos muestra el tamaño máximo aconsejado para imprimir una fotografía. La pestaña de 100% o 1:1 solamente sirve para representar cada pixel de la imagen en un pixel de la pantalla, de manera que si tenemos una pantalla retina o 4k veremos una foto super nítida y si tenemos una pantalla HD o Full HD veremos una imagen muchísimo más ampliada, que puede ser incluso equivalente a un 200% o 300% del tamaño real de impresión. Si configuramos correctamente el tamaño de impresión respecto a nuestro monitor, para que cada cm de la imagen sea un cm en la realidad veremos las imágenes con la mejor calidad y difícilmente veremos gusanos o efecto acuarela y si os fijáis en el porcentaje equivalente es muy probable que veáis que el tamaño real de impresión equivale a entre 1/3 y 1/2 del zoom total. Veréis como a partir de ese momento os olvidáis de ampliar al 100%. Os aconsejo dar una vuelta por internet para aprender a configurar el tamaño de impresión respecto a la resolución de vuestras pantallas. El resultado sorprenderá a más de uno.

  11. Aquí uno que paso de Fuji a Sony, y no negaré que los gusanos aportaron su granito de arena, por no decir pedrusco xD,
    Me mantengo en que las Fuji siguen siendo de largo la mejor opción del mercado para hacer foto de calle, o foto casual en jpg directo o sin pretensiones de editar minuciosamente. Pero lo siento, a la que uno se adentra en foto de retrato, naturaleza, etc… y quiere editar con mimo, pues es asqueroso encontrarte la textura de gusanos, y es un bajón llegar a casa para pasar unas fotos que has hecho con buena luz, con los mejores objetivos posibles, y encontrarte los dichosos gusanitos. Al final, a poco que seas algo minucioso o exigente, pues uno se cansa y dice basta. Es algo que depende de la exigencia de cada uno, que es algo muy personal y por eso el debate no se acaba nunca. Pero es que ya no se trata de que se vean al 50 o al 100%, es un tema de principios, de tener un equipo de 1500 euros y ver que el detalle de la foto no hace justicia ni a la foto ni al buen equipo que llevas. ¿Es culpa de Lightroom? Pues no lo sé, pero si Lightroom tiene un 50% de cuota de mercado en lo que se refiere a editores, y Fuji tiene un 20% en lo que se refiere a cámaras (me invento los datos pero no creo que vaya desencaminado), pues no hace falta decir quien se tiene que adaptar y bajarse los pantalones. Yo usaba el Iridient, que al final no deja de ser un parche que te trastoca el flujo de edición. Obligarte a poner unos ajustes muy determinados en LR para maquillar artefactos es otro parche, y pasarse a Capture One ya no es un parche sino una venda enorme. Así que en fin, yo me apliqué el parche de los parches y me cambié de sistema XD, y ahora soy uno de esos Sonystas pesados y encantados con el Full Frame y sus ventajas, pero sobretodo encantado con su flexibilidad en Lightroom. Y ojo que los RAW de las A7 no se ven mucho mas limpios que los X-Trans, pero viniendo de editar X-Trans con LR, se abre un mundo nuevo al ver todo lo que puedes estirar y exprimir un RAW de la Sony, además de que el Lightroom va muchísimo mas fluido, al menos en mi caso. En resumen, creo que Fuji ahora mismo tiene un cuello de botella enorme en lo que se refiere a la edición de sus RAW. Algunos también dirían lo mismo del tamaño del sensor teniendo en cuenta el rumbo que está tomando el mercado, pero eso ya es otro tema. Dicen que el sistema ideal sería un cuerpo de Fuji son sensor de A7, con lo cual estoy bastante de acuerdo.
    Saludos, y pese a todo lo dicho, el artículo es magnífico la verdad!!

  12. Hola Ricardo,

    Hay algo que falla. Las dimensiones del DNG deberían ser las mismas (si un caso aumentar un poco el peso, pero nunca disminuir el tamaño y la resolución, claro). Si lo tienes automatizado desde Lightroom, ¿has mirado que los valores de exportación del Lightroom estén a tope? Ahora mismo no caigo en qué puede estar pasando. Si se me ocurre lo que sea, te digo 🙂

  13. Constriktor, lo de los gusanos es fácil. No sobreenfocando se arregla, ya no hay gusanos aunque amplíes al 100% 😀

    (Gracias por leerte el artículo) 🙂

  14. Muchas Gracias, Enric. Celebro que te haya gustado el artículo.
    Acerca de las marcas, está claro que cada cuál debe tener el equipo con el que más a gusto se sienta. En mi caso, es Fuji. En mis fotos no hay gusanos y el nivel de detalle, color y calidad (visual, la artística ya es otro cantar… :D) que veo en ellas es excelente, para mi gusto y exigencias, por supuesto. Pero bueno, si al final has encontrado en Sony lo que buscas, ¡cojonudo! Al final hay que encontrar un equipo que te haga olvidar el equipo y pensar en las fotos, sea el que sea para cada quién 🙂

    Un saludo

  15. Yo me pasé de la Sony A7ii a la Fuji X-T2 y sinceramente las diferencias que notaba al principio entre la calidad de una cámara y la otra se han disipado al configurar correctamente photoshop para ver la imagen al tamaño real de impresión y no a un tamaño sobreampliado en el que veía artefactos por todos sitios. Evidentemente el tratamiento de unas imágenes y otras debe ser distinto al tener un sensor completamente diferente. Acostumbrado antes a trabajar con raw de Canon y Sony tenía la manía de sobreenfocar las imágenes al tratar los RAF igual que los ARW y los CR2. Cuando aprendes el punto máximo de enfoque que puedes dar con cada cámara te das cuenta de que tomando la misma imagen con una Sony y una Fuji, el resultado es igual de nítido (solamente limitado por la calidad de los objetivos, obviamente). Las Sony son cámaras maravillosas con sensores muy buenos, el problema es que en todo lo demás se quedan por detrás de las Fuji si miras en la calidad del cuerpo, el peso del conjunto con cualquier objetivo (a excepción del 35mm que es casi un pancake, todos los demás objetivos son pesados, caros y si te gastas menos de 1000 euros casi todos son mediocres). Las Fuji cuentan con un buen catálogo de lentes excelentes y ligeras por menos de 800 euros, los cuerpos están construidos como tanques y todo funciona a la perfección, sin bugs. La Sony A7ii, la A7r y la A7rII han pasado por mis manos y todas sufrían de cuelgues espontáneos, la pintura del cuerpo se desconchaba (especialmente en la A7ii y la A7rII), las apps funcionaban fatal (a los nuevos modelos se las han quitado), se sobrecalentaban haciendo video y sufrían de un moiré que hacía casi inutilizables los vídeos en cuanto aparecían elementos paralelos. En resumen, lo único que echo de menos es poder bajar la velocidad de video por debajo de los 24 fps y la app de timelapse. Por lo demás me quedo con la Fuji de calle.

  16. Si, si las Fuji son cámaras cojonudas, y en diseño no hay quien las iguale. Yo he hecho el paso inverso al tuyo, y claro que hecho de menos la doble ranura de la X-T2, los diales, la robustez del cuerpo, y la sensación «retro», que en ese sentido la Sony tiene un concepto casi antagónico. Pero teniendo en cuenta que toda foto que hago pasa por Lightroom y que soy bastante meticuloso editando, llegó un punto en que no quería estar mas pendiente de ir haciendo malabares para que el RAW quede lo más crudo posible. Es como si te compras un Ferrari que rinde bien pero que para sacarle el 100% de potencial tienes que hacerle una puesta a punto cada vez que lo usas… un engorro.
    La Sony también tiene sus pros y contras claro, aunque lo del precio creo que un falso mito. Son caros si te vas a la gama alta, igual que pasa con Canon-Nikon. Pero por ponerte un ejemplo, el 85 1.8 te da una calidad idéntica al 56 1.2 y te sale nuevo por 550€, es decir 300-400€ menos que el 56. Luego tienes muchas mas opciones de terceros, entre ellos los famosos Sigma ART, o los Samyang, 220€ me costó el 35mm nuevo… y tienes un pata negra como el 55 de Zeiss (cuya calidad no te la iguala ningún Fujinon) que te sale por 550€ de segunda mano. Son solo unos algunos ejemplos que equivaldrían o superarían a sus competidores de Fuji, y con los cuales no perderías dinero con un cambio total de sistema. Y ese es el gran problema de Fuji teniendo en cuenta que si puedes mantener el mismo tamaño de cuerpo pero con sensor Full Frame (y en cuestión de rango dinámico si hay una diferencia considerable)… pues ahí tienes la razón de la fuga de usuarios.

  17. No los valores los compruebo directamente de las propiedades del archivo DNG, que sale de Irident, sin llegar a abrirlo en Ligtroon.

  18. Gran articulo. Yo actualmente estoy vendiendo mi equipo Nikon para pasar a Fuji que me tiene enamorado desde hace años (estuve apunto de hacerlo con la xt2 y la aparicion de la xt3 ha sido la gota que colma el vaso) y me has aclarado muchas cosas en el flujo de trabajo y el tema de los gusanos. Yo soy aficionado y la verdad es que no me importa pasar por un programa para revelar, dos o incluso empezar a aprender con otro nuevo. Lo dicho sigue así, explicando las cosas para que todos podamos entender. Un saludo.

  19. ¡Muchas Gracias, Pascual! Celebro que te haya gustado el artículo. Ya nos contarás tus experiencias con las X-T3 🙂

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.