Fuji X-A1

La Fuji X-A1 es la última vuelta de tuerca que da Fujifilm en su empeño por posicionarse en el mercado de las cámaras de ópticas intercambiables sin espejo, buenas, bonitas, pero también baratas. Si la Fuji X-M1 ya inauguró la línea más asequible de las «sin espejo» de Fujifilm al prescindir del visor electrónico de la Fuji X-E1, esta Fuji X-A1 prescinde de una de las características más distintivas de la serie X: el sensor X-Trans. A su favor tiene su reducido precio, su extrema ligereza y pequeñas dimensiones, una estupenda velocidad de ráfaga, Wifi, pantalla abatible de muy alta resolución y la montura X, compatible con la línea Fujinon de lentes de muy alta calidad óptica.

Fuji X-A1

El sensor de 16 megapíxeles APS-C CMOS de la Fuji X-A1 utiliza el patrón de color Bayer tradicional, al igual que sus más directas competidoras de marcas como Sony, Canon o Samsung. Esto a priori implica un comportamiento más discreto en disparos a ISOs altos en comparación con el sensor X-Trans de la Fuji X-M1, pero también permite mejores resultados para la grabación de vídeo.

Comparte con la  Fuji X100S y la X-M1 el nuevo procesador EXR II, que promete una ráfaga de 5,6 fotogramas por segundo, un arranque de cámara de 0,5 segundos y un retardo del obturador de sólo 0,05 segundos. El sistema de enfoque es el mismo de 49 puntos que el de la Fuji X-M1.

A pesar de llegar con la vitola de «la más barata», la Fuji X-A1 mantiene los dos diales de control en el cuerpo, lo que le concede un punto a favor muy interesante con respecto a «las baratas» de la competencia, con un solo dial de control. Otros rasgos de distinción no tan propios de la gama básica en la que se encuadra son la patalla LCD abatible de 920.000 puntos de resolución. Ofrece un flash integrado «Super Inteligente» con un número guía de 7, pero no prescinde de la zapata para flash externo. La conexión Wi-Fi permite transferir sin cables las fotografías al ordenador o al teléfono móvil.

En cuanto a la grabación de vídeo, las primeras reseñas hablan de mejores resultados en comparación con sus primas-hermanas con sensor X-Trans. Parece que el sensor con patrón Bayer se comporta mejor, capturando unos vídeos más suaves y con menos artefactos de imagen que la Fuji X-M1. La Fuji X-A1 soporta la grabación de vídeo en Full HD 10800p a 30 fotogramas por segundo, hasta 14 minutos de grabación continua.

Estará disponible a partir de noviembre en tres colores: negro, azul y rojo. Se rumorea un precio de 600€ con el kit del Fujinon XC 16-50mm f/3.5-5.6 OIS y de 749€ si añadimos el Fujinon XC 50-230mm f/4.5-6.7 OIS.

Enlaces interesantes:
Fotografías del cuerpo de la Fuji X-A1

Muestras de vídeo y de fotografías a alta resolución tomadas con la Fuji X-A1.

Última actualización de firmware para la X-A1 (v 1.40).