Fujifilm X-E1

La Fuji X-E1 ha sido un paso decisivo para el afianzamiento de la montura X en el mercado de las cámaras compactas sin espejo. Después del lanzamiento del buque insignia del sistema, la Fuji X-Pro1, era cuestión de tiempo para que Fujifilm se decidiese a utilizar de nuevo su efectivo sensor X-Trans de 16 megapíxeles. Esta vez para albergarlo en un cuerpo de cámara cuyo coste estuviese al alcance de un mayor rango de público.

Visita la tienda de la Fujifilm X-E1 en Fujistas.

A pesar de reducir el precio de su hermana mayor a casi la mitad, la Fuji X-E1 no puede ser considerada simplemente una versión barata de la X-Pro1. En cierta forma, sus “recortes” se convierten en nuevas oportunidades. Así, la Fuji X-E1 se desprende del laureado visor óptico (OVF) de la X-Pro1, pero su espacio es ocupado por un útil flash integrado que puede sacarnos de más de un apuro. Además, su visor electrónico (EVF) mejora considerablemente su resolución con respecto a su compañera de montura, hasta los 2,36 millones de puntos, y alcanza un estupendo contraste de 1:5000. Hasta los más adictos al pentaprisma podrán adaptarse fácilmente a su uso.

Otra característica interesante que ahora es posible añadir es el ajuste de dioptrías, muy interesante si tenemos problemas de visión y cuya presencia se echó mucho de menos en la X-Pro1. El último detalle es la entrada compatible de micrófono de 2.5mm, una buena adición si tenemos pretensiones de grabar vídeos con cierta calidad de audio.

En cuanto a la construcción, en la Fuji X-E1 se nota la utilización de materiales menos robustos que en la X-Pro1. El acabado en aleación de magnesio se limita a la parte superior y frontal del cuerpo. Otra vez, este “defecto” se puede traducir en ventaja al comparar peso y tamaño de las dos cámaras. El volumen de la Fuji X-E1 es comparable al de la Fuji X100 y su peso apenas llega a los 350 gramos, con las baterías incluídas. Para muchos, esta ganancia en ligereza puede ser toda una bendición.

La Fuji X-E1 se comercializa en versiones plata y negro.

Fuji X-E1 con Fujinon 18-55mm f/2.8-4 R OIS
Fuji X-E1 con Fujinon 18-55mm f/2.8-4 R OIS

 

Características de la Fujifilm X-E1:

  • El mismo sensor CMOS APS-C X-Trans de 16,3 megapíxeles de la Fuji X-Pro1
  • Procesador EXR Pro
  • Visor EL orgánico con una resolución extra alta de 2,36 millones de píxeles
  • LCD de 2,8 pulgadas (460.000 puntos) de alto contraste y brillo. Angulo de visualización amplio.
  • Flash desplegable integrado con un número de guía de 7  (también zapata de contacto para flash externo)
  • 200 – 6400 ISO, sensibilidad ISO ampliada de 100, 12800, 25600 (rango de 400-6400 ISO cuando se utiliza la sensibilidad ISO automática)
  • Tiempo de retardo del disparador de 0,05 segundos
  • Botón Q (rápido) para acceder a los ajustes del menú de disparo
  • Convertidor RAW integrado en la cámara
  • Modos de simulación de película (Velvia, Astia, Provia, Blanco y negro, Sepia, PRO Neg Std y PRO Neg Hi)
  • Funciones artísticas como exposición múltiple e imágenes panorámicas
  • Funciones de bracketing automático (AE/ISO/DR &FS)
  • Vídeo Full HD
  • Entrada de micrófono/disparador (Φ2,5 mm)
  • Aprox. 350 disparos por carga de batería

Enlaces interesantes sobre la Fuji X-E1:

Última actualización de firmware para la Fuji X-E1 (versión 2.60).

Página oficial de Fujifilm

Pruebas de rendimiento del sensor de la Fuji X-E1 en DSLRMagazine