Inicio Cámaras Fujifilm X-T200

Fujifilm X-T200

La Fujifilm X-T200 es el último cañonazo lanzado en esta cruenta guerra entre la gama de entrada de las grandes firmas fotográficas y la amenaza smartphónica. No falta pólvora en la nueva propuesta de la Serie X para convencer a su público potencial: un sensor de 24 megapíxeles capaz de plasmar colores vivos y detalles nítidos, su visor renovado de mayor tamaño, una pantalla 100% articulable con máxima funcionalidad táctil, buen rendimiento en autoenfoque, ráfaga de disparo y vídeo… Mejoras técnicas siempre bienvenidas pero no tan necesarias como la innovación en la interfaz táctil y su funcionalidad, en la conectividad y en las posibilidades de edición y procesado final en cámara tanto de foto como de vídeo. Esa es la hoja de ruta fundamental en la que avanza la X-T200, con elementos clave para desenvolverse en un mundo hiperconectado, donde la sencillez de manejo y la inmediatez de resultados priman tanto como la calidad de imagen final.

X-T200 + XC 15-45mm.

Principales características de la Fujifilm X-T200

Consulta su ficha técnica completa.

  • Su precio de salida es de 849€ (el kit con el Fujinon XC 15-45mm F3.5-5.6 OIS PZ).
  • Sensor APS-C Bayer de 24 megapíxeles.
  • Visor electrónico mejorado (por confirmar datos específicos).
  • Pantalla LCD de 3,5” (16:9) con articulación completa y refinada funcionalidad táctil.
  • Autoenfoque de rendimiento notable con especial énfasis en el AF por detección de rostro.
  • Vídeo en 4K/30p y FullHD hasta 120p con función vídeo HDR y Gimbal Digital.
  • Acabado en tres colores: Plateado, Plateado oscuro y Dorado Champagne.
  • Dimensiones: 121mm x 83,7mm x 55,1mm
  • Peso: 370 gramos. 80 gramos más ligera que su predecesora.
Fujifilm X-T200 - Kit cámara con objetivo intercambiable XC15-45/3.5-5.6 PZ, color plata
Precio: 849,00 €
(A partir del: 2020/04/07 11:00 am - Detalles
×
Los precios de los productos y la disponibilidad están basados en la fecha y hora indicadas y están sujetos a cambios. Cualquier información de precio y disponibilidad que se muestre en https://www.amazon.es/ en el momento de la compra se aplicará a la compra de este producto.
)
5 nuevos desde 849,00 €0 De 2ª mano

La X-T200 por fuera

Estaba bastante claro que la X-T200 heredaría las líneas de diseño de la X-A7: elimina la cruceta de direcciones de la X-T100 e incorpora el siempre bienvenido joystick selector de AF, el botón de borrado en la visualización de foto/vídeo alterna con la función DRIVE durante el disparo y el botón Q se virtualiza en el Smart Menu táctil.

X-T200 trasera

La desaparición de la cruceta táctil se minimiza tanto por la versatilidad de las funciones táctiles como por la presencia de dos botones Fn configurables al alcance del pulgar. Este bonito regalo de diseño, unido al dial personalizable de la parte superior, convierten a la X-T200 en una cámara con unas posibilidades de control muy difíciles de encontrar en la gama en la que se mueve. Una de las cosas que más me incomodan de la X-T100 es el botón Fn incrustado entre diales, elemento que en esta X-T200 ha tornado en un más lógico botón de encendido. A su vez, este último cambio ha dejado libre el que fuera el dial encendido/apagado rodeando el obturador, un espacio vacante que se ha aprovechado para hacer la mudanza el dial de selección trasero -un control que también había generado quejas- y dejar mucho más despejada la zona natural de reposo del pulgar.

Sobre el papel, todos estos cambios de la interfaz física de la XT200 representan un buen salto cualitativo en el manejo de la cámara, más interesante si cabe si no tenemos prejuicios con el uso de las funciones táctiles y sacamos partido a las bondades del Smart Menu y su atractivo elenco de botones virtuales.

Renovación completa en la pantalla LCD y el visor electrónico

Si Fujifilm ha hecho un buen trabajo con la reorganización de los controles, también ha hecho los deberes con elementos esenciales del quehacer fotográfico, como son el visor electrónico y la pantalla.

Pantalla articulada de la Fuji X-T200.
Pantalla articulada de la Fuji X-T200.

El generoso panel LCD de 3,5” (relación de aspecto 16:9) es el mismo que podemos encontrar en la X-A7: resolución de 2.760.00 puntos, apertura en horizontal de 0º a º180º y rotación en vertical de -90º a º180º, lo que convierte a la pantalla en aliada inestimable de los y las “selfie lovers”. Tanto su brillo máximo como la responsividad táctil están a la altura del smartphone de turno. A través del Smart Menu es posible modificar ajustes de disparo esenciales como el ISO, el modo de simulación de película, la relación de aspecto…

Por su parte, el visor electrónico crece de tamaño hasta lograr una ampliación de x0,62 (frente al x0,41 anterior) con una resolución de 2,36 millones de puntos. Sus características coinciden con el visor de la Fuji X-T30.

La Fuji X-T200 por dentro

Las entrañas de la X-T200 son básicamente las mismas que la X-A7, su compañera de gama. Aunque partimos de un procesador más limitado que el X Processor 4 habitual de las cámaras más avanzadas de la marca, el rendimiento de la nueva generación solventa las carencias de anteriores propuestas. La cadencia de ráfaga máxima llega a 8 fps y se reduce muy mucho el efecto gelatina al disparar con el obturador electrónico a escenas en movimiento

Por otra parte, en el nuevo sensor CMOS de 24 megapíxeles se aumentan por 8,5 veces la cantidad de píxeles de detección de fase del anterior captor, lo cual permite realizar el autoenfoque con mucha mayor soltura a sujetos en movimiento o en escenas de baja luz. Fujifilm saca pecho de sus avances en el AF por detección de rostros, una característica muy aprovechable en esta X-T200 y que funciona con grupos de personas, durante la grabación de vídeo y también cuando queremos hacernos un autorretrato con la pantalla volteada. Cabe destacar también la utilización de cables de cobre en la circuitería del sensor, algo que permite disminuir el ruido de la imagen en fotografías con ISOs altos en -siempre según Fujifilm- aproximadamente un paso.

A tope con el vídeo

El vídeo está ganando un peso importante en la hoja de características de las últimas cámaras y la X-T200 no es una excepción. Estos son las novedades más destacables:

  • Grabación a 4K a 30p y en Full HD hasta 120p para conseguir grabaciones a cámara súper lenta. En 4K se aprovecha toda la superficie del sensor durante la captura. Que no haya recorte permite capturar una señal con más nitidez y menos ruido.
  • Gimbal Digital: Nuevo sensor giroscópico que permite detectar el movimiento con más precisión y compensar la vibración por software durante la grabación de vídeo.
  • Vídeo HDR: modo de grabación para capturar escenas de alto contraste con menos riesgo de quemar luces altas y empastar negros.
  • Nuevas posibilidades de edición en la propia cámara: ahora es posible recortar los clips y seleccionar el metraje que deseemos para mandar rápidamente nuestros vídeos a redes sociales sin tener que recurrir a ningún tipo de software.

Otras características

  • El silencioso obturador electrónico permite una velocidad de obturación de hasta 1/32000.
  • 20 filtros avanzados, incluyendo en nuevo filtro Claridad.
  • Conexión USB tipo C y posibilidad de conectar por cable al móvil vía Fujifilm Camera Remote para una transferencia rápida de vídeos.
Efecto del nuevo filtro Claridad de la X-T200.
Efecto del nuevo filtro Claridad de la X-T200.