Reflexiones sobre la Fuji X-H2

Es un día de otoño cualquiera y la nueva Fujifilm X-H2 acaba de aparecer en el mercado, o casi, puesto que algunos establecimientos no la han recibido todavía. Llamas por teléfono a Fotocentro en Gijón para interesarte por el tema y te dicen que tienen una unidad de demostración cedida por Fujifilm España encima del mostrador. Al día siguiente la recoges con la excitación de un niño el día de Reyes por la mañana. Pero solo tienes un fin de semana para hacerle las pruebas que desees. El tiempo es finito, muy finito.

En un fin de semana no tienes tiempo para probarla a fondo ya que es una cámara enorme en contenidos y habilidades, así que tienes que concentrarte en las cosas que te causan más intriga, curiosidad y desasosiego, dejando para otros el análisis de las capacidades de video, el enfoque, la ráfaga, el sellado e incluso el color, el cual, siendo de Fuji, ya se le supone. Nos concentraremos pues en esta entrada al blog en lo que nos parece vital, intentando contestar a las siguientes preguntas:

  1. ¿Rendirán bien nuestros objetivos Fuji de toda la vida o tendremos que adquirir lo último de lo último?
  2. ¿Qué tal va de ruido la X-H2?
  3. ¿Qué hay del rango dinámico?
  4. ¿Ayudan 40 megapixels a la “cultura” del recorte?
  5. ¿Qué tipo de romance existe entre la X-H2 y la impresión en papel fotográfico de alta calidad?

Objetivos y sensores de alta resolución

Hace diez años que Fuji presentaba la montura X con la ya clásica X-Pro1. Con aquella cámara se estrenaba la saga de objetivos con los Fujinon XF 18mm f/2, XF 35mm f/1,4 y XF 60mm f/2,4 Macro, y en tecnología, como se suele decir, diez años es un mundo. En tecnología electrónica lo es, ciertamente, pero en óptica no tanto. Según dice nuestra propia experiencia, hay objetivos de los años 70 del siglo pasado que aún hoy montados en cámaras de sensores actuales rinden casi tan bien como los de última generación. Dicho con otras palabras, un objetivo nivel “Pro” de hace 50 años sigue siendo “Pro” hoy en día. Adicionalmente todos sabemos que Fuji no tiene objetivo malo, así que si hemos de ser sinceros teníamos bastante confianza en los resultados de las pruebas, pero las teorías, por románticas y bellas que suenen a primera vista han de ser contrastadas con pruebas reales.

De todos los objetivos Fuji que poseemos, hemos metido a prueba el ya clásico 35mm f/1,4 y el 18mm f/2. Decidimos empezar con este último debido a que tiene fama de “patito feo”. Es el objetivo más blando de la triada histórica y es el que en teoría más debería sufrir el rigor de los 40 megapixels. Nosotros le tenemos un cariño especial ya que ha visto bastante mundo en nuestras cámaras, pero sobre todo nos encanta por el carácter propio que tiene. De la fotografía anterior vamos a ver un recorte para ver qué tal se comporta:

Ya en este momento más de uno empezará a ver las cosas bastante claras. El granulado del asfalto se reproduce con gran riqueza de detalle, así como las líneas de las baldosas de la acera. El rango tonal ya se adivina excelente y recurrimos al blanco y negro ya que en Asturias casi siempre todo es escala de grises y el sol, salvo tres semanas de verano, es algo que se hace de rogar. Busquémosle las cosquillas al 18mm con la siguiente imagen:

Vamos al recorte acercándonos a la esquina superior izquierda:

Aquí sí que observamos un ligero deterioro de la imagen, pero aún así, fijémonos en la persiana cerrada de la derecha: ¿cuántos milímetros hay entre lama y lama de una persiana echada? … ¿tres milímetros? ¿cinco? La foto está tomada desde unos 25-30 metros de distancia y también se resuelve detalle en las cortinas de la ventana de la izquierda. Nada mal para el objetivo patito feo de Fuji, ¿verdad?

👉🏽 Lista de objetivos recomendados oficialmente por Fujifilm para aprovechar el sensor de la X-H2.


Vamos ahora con el XF 35mm f/1,4. El por muchos llamado “el Fujilux” debería mejorar el rendimiento del 18mm. Aquí tenemos una fotografía del Cabo Vidio en la Costa Asturiana en un momento en que salió un poco el sol:

Veamos un par de recortes:

Veamos ahora esa ola rompiendo a la izquierda de la imagen, abajo:

Casi se puede sentir la espuma del mar en la fotografía, ¿verdad? En el anterior recorte se puede observar cómo las tejas de la cubierta del faro están perfectamente resueltas, pero no acaba aquí la cosa con el 35mm. Hay algo todavía más interesante, veréis. Aprovechando la luz de la tarde hicimos unos cuantos retratos a nuestra pareja abriendo el diafragma del objetivo a f/1,4. Entre el disfrute de la cámara, el disfrute del mar y el fuerte viento que nos pegaba en la cara no nos dimos cuenta de cerrar algo el diafragma para seguir fotografiando el Cabo. Así que aquí lo tenéis a f/1,4:

El foco está en las rocas, pero a la distancia de toma la separación entre planos debido a la distancia es pequeña. Así y todo las rocas tienen mejor nitidez que el hombre de espaldas y el banco.

¿Cómo es el ruido en un sensor APS-C de 40 megapixels?

“Bastante contenido, gracias”. Esta es una hipotética respuesta a la que es probablemente la pregunta más incómoda que podríamos hacer. 40 megapixels en este formato significa aproximadamente tener unos pixels, o mejor dicho, fotosites, de 3 micras de ancho. Para ponerlo en contexto necesitaríamos unos 200 aumentos en un buen microscopio para poder distinguir esos fotosites. Por otra parte, el tamaño de pixel del sensor de una hipotética cámara de 45mp en full frame sería de unas 4,4 micras, es decir, un factor de 1,45x mayor. Sabido es que el fundamento más determinante para la aparición del ruido en una imagen digital es el tamaño de la superficie del fotosite: A menor tamaño menor cantidad de fotones que “entran” en cada fotosite y por tanto menos información, con lo cual esa hipotética cámara de formato completo de 45mp va a tener menos ruido que la X-H2, suponiendo tecnologías de igual nivel. Y sí, por las pruebas que hemos hecho, esa hipotética cámara de 45 megapixels tiene algo menos de ruido que la X-H2. “Algo”. Las diferencias tampoco son abismales. Por otra parte, para qué negarlo, la X-H2 no es una cámara para ir a hacer fotos de noche y con un objetivo poco luminoso. Pero la pregunta creemos que debe de ser reformulada de la siguiente forma: “tiene la X-H2 un nivel de ruido aceptable?”. O mejor aún: “son útiles las fotos tomadas con una X-H2 a ISO 3200?”. Eso es lo que vamos a analizar en este apartado. Volvemos al objetivo de 35mm f/1,4 y volvemos al entorno de edificios en un día muy nublado, sin apenas contraste. Es decir, las peores condiciones posibles para un sensor: Es muy fácil pasar la “prueba del ruido” en un día soleado, y máxime en una cámara como la X-H2 donde podemos subir la velocidad de obturación hasta 1/180000s. Vamos al lío.

Pasemos ahora a un recorte de 1500 pixels de ancho (todos los recortes que aparecen en este artículo están hecho a esa medida). Las imágenes que salen del sensor tienen unas dimensiones de 7728×5152 cuando elegimos la relación de formato 3:2, así que ya os podéis imaginar la magnitud del recorte. Cuando los hacemos en la pantalla del ordenador nos da la impresión de estar seleccionando sellos de correos:

La riqueza de detalles es sencillamente espectacular ([…] y el ruido, aunque visible, es perfectamente tolerable a ISO 3200

Ahí tenemos nuestros ladrillos, nuestras lamas de persianas y nuestras cortinas. La riqueza de detalles es sencillamente espectacular (a estas alturas afirmamos ya que los objetivos “vintage” de Fuji rinden de maravilla en esta nueva cámara) y el ruido, aunque visible, es perfectamente tolerable a ISO 3200. Es necesario comentar además un par de detalles importantes: En función de si estáis viendo estas imágenes en un móvil, una tablet o en un monitor de 50 pulgadas la percepción de ruido variará, por no hablar de la compresión de imagen que aplican los sistemas informáticos generadores de blogs, cosa que también hace variar la percepción. Por otra parte influye también qué programa de revelador estemos utilizando: Con Luminar aparece ruido, aunque sabemos por experiencia que a Luminar le cuesta interpretar los raw de Fuji más que los raw de otras marcas. Sin embargo, cuando abrimos un raw de la X-H2 en Capture One (versión 22) prácticamente no vemos ruido en pantalla a esta sensibilidad ampliando la imagen al 100%. Con todo esto es muy difícil transmitir objetivamente las pruebas de ruido, pero lo que hemos observado es lo siguiente: El nivel de ruido de la Fuji X-H2 está al nivel de la Fuji X-H1, tal vez un pelín mejor. Y esto nos parece en realidad sobresaliente: Es pasar de 24mp a 40mp conservando el nivel de ruido. O enfocándolo de otra forma: reducimos el tamaño de la imagen remuestreando de 40mp a 24mp y entonces obtenemos claramente menos ruido que con la X-H1. Finalmente, tras haber observado muchas imágenes en raw de esa hipotética cámara de formato completo de 45mp, la ventaja en ruido sobre la X-H2 a ISO 3200 no llega a un paso de exposición. En resumidas cuentas, ¿Cómo es el ruido de la X-H2?. Respuesta final: sorprendentemente contenido.

Rango dinámico

De nuevo desde un punto de vista teórico, y de nuevo teniendo en cuenta el pequeño tamaño de los fotosites, un sensor de 40mp en formato APS-C no debería de ofrecer un rango dinámico de caerse de espaldas, pero es por ejemplo en fotografía de paisaje, disciplina fotográfica que agradece mucho los sensores de alta resolución, donde más se requiere de un buen rango dinámico. Para ver este apartado con claridad objetiva nos vamos de nuevo al Cabo Vidio con el Fujinon 35mm f/1,4 el cual parece ya soldado a la cámara. La siguiente foto está hecha con simulación Acros en jpg tal y como sale de la cámara:

Se trata de una toma mirando hacia el Oeste unas dos horas antes de ponerse el sol. Este no entra en el encuadre pero rebota enérgicamente sobre las olas del Cantábrico. Ya en este momento se puede comprobar en el ordenador que nada aparece quemado y tan solo muy pocos puntos alcanzan el valor de saturación 255,255,255. La imagen aparece agradable pero es una pena tener prácticamente en total oscuridad toda la parte triangular-trapezoidal de la izquierda. ¿Qué podremos hacer si revelamos el raw de la imagen “a todo lo que sabemos?”. La respuesta la tenemos en la siguiente imagen:

Con esta foto creemos que hemos exprimido al máximo todo lo que es capaz de rendir el sensor de la X-H2 y es la imagen que nos hace empezar a pensar qué es lo que vamos a vender para comprar la cámara. A ISO 125 el rango dinámico es lo suficientemente bueno como para dar envidia al mismísimo Ansel Adams desde su tumba. Como es lógico, el rango dinámico desciende cuando subimos la sensibilidad, pero realmente necesita un fotógrafo de paisajes subir la sensibilidad? No existen unos accesorios llamados trípodes? Y más allá aún: La estabilización de la cámara es tan buena que para muchísimas tomas no necesitaremos trípode. Esta fotografía del Cabo Vidio está hecha sin él. No hay más preguntas señoría.

La X-H2 y los recortes

Hemos de reconocer que somos de la vieja escuela, de los que venimos de la era de la película y de los que entendemos que un fotograma de película era pequeño, así que siempre nos esforzábamos en encuadrar con exquisito cuidado. Así funcionaban las cosas. De hecho en Alemania aún se sigue llamando a las cámaras de 35mm “Kleinbildfotografie” (fotografía de pequeña imagen).

Hoy en día seguimos encuadrando de forma tal que no tengamos que recurrir a recortes al revelar nuestras fotos, pero esta cámara nos permite cambiar de paradigma. Tenemos tantos megapixeles que ahora la utilización de la cámara invita al recorte. De hecho el botón derecho del pad de cuatro botones situado en la parte posterior de la cámara viene configurado como “botón de recorte”. Con una pulsación se divide la longitud en pixels de la imagen por un factor de 1,4x. Otra pulsación nos lleva a un factor de 2x y otra pulsación nos devuelve al tamaño original. Como “1,4” es una forma abreviada y simple de decir “raiz cuadrada de dos”, elevando al cuadrado estos factores caemos en la cuenta que dividimos la cuenta total de megapixels por un factor de 2x y 4x, respectivamente. Dicho con otras palabras: Al pulsar esa tecla accedemos directamente a 40 megapixels, 20 megapixels o 10 megapixels, aunque el sistema solo funciona en jpg, es decir, los raw permanecen inalterados. Con 20 megapixels nos sobra para imprimir a tamaño DIN A3, y con 10 megapixels nos da también para imprimir a 30×40 si le metemos márgenes a la imagen (hablaremos sobre la impresión un par de párrafos más adelante).

Como es natural, el camino alternativo es recortar desde nuestro programa favorito de revelado al tamaño que queramos, lo cual nos permite también poner recto ese horizonte que nos ha quedado algo torcido, quitar elementos no deseados de la imagen e incluso aprovechar esta capacidad de recorte como táctica compositiva. No es ningún pecado hacerlo. De hecho la famosísima fotografía tomada por Elliot Erwitt de un chihuahua colgando de la correa se tomó con una cámara de 6x7cm, eligiéndose después un recorte bastante fuerte. Otro ejemplo es Jeff Ascough y su mujer Sarah: Para sus trabajos de street-photo utilizan una Leica M con un objetivo de 21mm.: “Aquí te pillo aquí te mato y después ya recorto yo como mejor vea”. No es el estilo más pulcro para street-photo, pero funciona.

Todo esto nos inspiró para tomar una foto de una pareja y un perro a 40mp. Mas tarde en el ordenador efectuamos dos recortes (no ponemos la foto a 40mp por aquello de la ley de la protección de la imagen y tal y tal). La siguiente foto es un recorte usando unos 16mp del sensor:

Vale, no somos Elliot Erwitt, pero recortando a algo menos de 10 megapixels obtenemos otra imagen interesante:

No es una obra maestra, vale, y está algo movida, ya que hemos disparado a 1/25s y el animal se ha movido un poco, pero basta para saber que se llama “Kira”. La velocidad de obturación ha sido lenta puesto que hemos hecho la toma a ISO 125 para tener a nuestra disposición la máxima calidad de imagen con la mejor relación señal/ruido. Elliot Erwitt también utilizaba película de poca sensibilidad cuando fotografiaba con su cámara de 6×7. Si al final va a resultar que ya está todo inventado …

Imprimir con la X-H2

Frecuentemente solemos escuchar cosas como “¿para qué quiero yo una cámara de 40 megapixeles si nunca voy a imprimir a un metro por metro y medio?”. En realidad el tamaño de impresión está solo limitado por la distancia a la que miramos una fotografía, pero una cámara de la resolución de la X-H2 encierra un romance oculto con los sistemas de impresión de última generación en papel fotográfico de alta calidad.

En nuestro caso disponemos desde hace aproximadamente un año de una impresora fotográfica Canon Imageprograf Pro-300, la cual tiene la tecnología profesional de impresión del fabricante pero todavía es una impresora que entra en casa. Se trata de una impresora de tamaño máximo A3+ (33x48cm), aunque el tamaño al que solemos imprimir normalmente es a 30x42cm, ya que el precio del papel A3+ se dispara y es además más difícil encontrar carpetas y sobres para guardar las ampliaciones. Bien, las cuentas para imprimir suelen ser dividir el número máximo de pixels del largo de la imagen por 300 (puntos por pulgada) y después multiplicar ese número por 2,54 obteniendo así el máximo tamaño teórico de impresión en centímetros. La X-H2 tiene una resolución efectiva de 7728×5152 pixels, luego si cogemos (7728/300)x2,54 = 65,4cm de largo de impresión. Y si le añadimos un pequeño borde podemos imprimir a 50x70cm, lo cual genera unas impresiones gloriosas.

Para imprimir en tamaño A3 a 300ppp lo que se suele hacer es reescalar la imagen hacia abajo, obteniendo la cifra mágica de 4690 puntos para el lado mayor de la imagen. Haciendo esto da igual si nuestra cámara es una X-H2, una XT-3 o una GFX-100S, ya que estaremos imprimiendo en realidad a un tamaño de algo menos de 15 megapixels. Es decir, con una XPro-1 o una XT-1 tendríamos suficiente para “llenar” una ampliación de 30×42 cm.

Pero los pormenores son importantes y el secreto reside en lo siguiente: la Imageprograf Pro-300 tiene una resolución máxima de 4800×2400 puntos por pulgada, es decir, más de 11,5 millones de puntos por pulgada cuadrada, o sea, unos 1,8 millones de puntos por centímetro cuadrado. A poco que hagamos cuentas tenemos que una ampliación a 30×42 cm tiene una superficie de 1260 centímetros cuadrados, es decir, admite unos 2250 millones de puntos. Para verlo de otra forma: Si quisiéramos desbordar la capacidad resolutiva de esta impresora necesitaríamos de una cámara de más de 2.000 megapixeles!! Bueno, llevado a la práctica es en realidad el papel fotográfico el factor limitante y no la impresora, pero no hay razón para no imprimir en tamaño A3 con una cámara de 40 o 100 megapixels.

👉🏽 Puedes admirar el trabajo fotográfico de Luis Argüelles en su perfil personal en instagram y en PhotoAsturias.

¿Cuál es entonces la estrategia de impresión en tamaño A3? La respuesta es bien sencilla: Tratamos la imagen a resolución completa en nuestro ordenador, exportamos la imagen resultante a un fichero tiff con profundidad de color de 16 bits y después lanzamos el fichero resultante al software de impresión y que él ya se encargue del resto. Cada punto de imagen en el papel se generará a partir de varios microinyectores y la ampliación resultante la percibiremos como algo que parece salirse del papel. Para los que estéis en Asturias hemos llevado dos ampliaciones a este tamaño a Fotocentro para en primer lugar agradecerles el habernos prestado la X-H2 para esta prueba y en segundo lugar, por aquello del “hasta que no se ve no se cree”. Estarán encantados de enseñaros las ampliaciones, la cámara, mantener una charla con vosotros e incluso ¡podréis encargar una ampliación de las fotografías del Cabo Vidio a un precio absolutamente solidario!

En resumen:

No podemos dar a la X-H2 otra nota que no sea un sobresaliente. No hemos hablado de la ergonomía (fantástica) o el autofoco, el cual nos ha parecido estupendo. La cámara es en nuestra opinión preciosa, con una estética que recuerda claramente a sus hermanas mayores de formato medio y cuya pantalla superior, la cual ya supimos apreciar en la X-H1, es un acierto completo.

Comprar Fuji X-H2

Fujifilm X-H
  • 40,2 millones de píxeles
  • Procesador X-Processor 5
  • Dimensiones : 136,3 mm x 92,9 mm x 84,6 mm.
  • Peso: 660 gramos.

Eramos escépticos con el concepto de meter 40 megapixels en un sensor de tamaño APS-C, pero tenemos que reconocer que la X-H2 es una cámara polivalente que se adapta a prácticamente todo tipo de fotografía. El bajo ruido ha sido una sorpresa, el rango dinámico nos ha enamorado, la capacidad de recorte nos ha hecho cambiar el chip a la hora de componer, las impresiones que hemos hecho a 30×42 cm. son más que de exposición, de museo, y podemos utilizar todos nuestros objetivos de Fuji sabiendo que van a rendir de forma excepcional con esta nueva cámara. Dicho esto, estaríamos más que encantados de volver a probarla con los Fujinones XF 18mm f/1,4 – XF 33mm f/1,4 – XF 80mm f/2,8 Macro y ya puestos, el XF 200mm f/2! Eso si, señores de Fuji, necesitaremos un par de semanas. Un fin de semana ya no será suficiente.

Última actualización el 2022-12-01 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados

Luis Argüelles
Luis Argüelleshttps://www.instagram.com/myleicasoul/
Luis Argüelles, Valladolid, 1959. Fotógrafo autodidacta desde que su padre le regala una Zeiss-Ikon Contaflex en 1974. Un verdadero amante del blanco y negro, se especializa en street-photo desde su primer viaje a Florencia en 2002, compaginando esta actividad con la fotografía de arquitectura, su otra gran pasión. Es autor del libro "Café Dindurra" y fundador del ahora ya extinguido grupo fotográfico "Foto-Si". En Octubre de 2011 funda la Agencia fotográfica "Photoasturias", dedicada al paisaje asturiano.

8 COMENTARIOS

Suscríbete
Notifícame
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

8 Comments
Más antiguo
Más nuevo Más votado
Inline Feedbacks
Mira todas las conversaciones
ManoletE
ManoletE
17 octubre, 2022 12:20

Dice el artículo que a ISO 3200 «prácticamente no vemos ruido en pantalla a esta sensibilidad ampliando la imagen al 100%», y en Lightroom, ¿alguien tiene noticias de como responde?. Salu2

omar
omar
19 octubre, 2022 21:24
Reply to  ManoletE

increible te lo garantizo

Booom
Booom
17 octubre, 2022 13:51

Gracias por compartir Luis. Muy buena prueba que me tranquiliza bastante al saber que no me veré obligada a desprenderme de mi preciado Fujinon 35 f1.4. Habría agradecido una prueba de Iso a color pero entiendo que la línea fotográfica de autor hay que respetarla.

Luis Argüelles
Luis Argüelles
17 octubre, 2022 13:59
Reply to  Booom

Muchas gracias por tu comentario! Para nada hay que desprenderse del Fujilux. Probablemente, bueno, casi seguro, el nuevo 33mm será mejor, probablemente en las esquinas, pero la mejora sobre el 35mm f/1,4 me atrevo a decir que será marginal. Eso si, quien no tenga aún esta focal debería aprovechar e ir directamente a por el 33, aunque por otro lado también pesa más. Respecto al color, ese fin de semana estuvo totalmente nublado en Asturias, pero así y todo miramos el tema del ruido del color: Tan bueno como en blanco y negro, así que tranquilidad absoluta en este aspecto.

Cartero Bresón
Cartero Bresón
17 octubre, 2022 16:55

Me ha encantado el artículo pero me parece que pedirle sólo un buen desempeño a ISO 3200 es ser poco ambicioso. He usado mi Xpro2 a ISO 5000 con mucho éxito y es de dos generaciones anteriores.

Luis Argüelles
Luis Argüelles
17 octubre, 2022 17:07

Hola Cartier 🙂 Todo lo que hace la XPro2 (conocemos bastante bien su sensor puesto que conservamos la XPro2 y la XH-1) lo hace la X-H2 tan bien o mejor. De Hecho la X-H2 alcanza los ISO 6400 sin arrugarse mucho. Lo que hicimos fue observar su comportamiento a ISO 3200 desde un punto de vista exigente. Creo que nos faltó comentarlo en la prueba, así que muchas gracias por tu comentario!

Cartero Bresón
Cartero Bresón
18 octubre, 2022 11:11

¿Mejor? Es una afirmación atrevida, amigo Luis… Sea así o «casi tan bien», me quedo más tranquilo con tus valoraciones. Un saludo desde París 😘

Luis Argüelles
Luis Argüelles
18 octubre, 2022 11:23

Paris?, ah, tu as de la chance, chére ami!. Oui, c’est une fort affirmation, mais je suis sûr 🙂 En realidad la XH-2 debería incluso mejorar un poco el ruido de la XT-3, pero esto ya no lo he probado. Cuídate y saludos desde Asturias!