Fujifilm GFX 100

0
1155

Sabemos de sobra que la fotografía siempre es mérito del fotógrafo y no de la cámara pero hay trabajos que, simplemente, son imposibles de llevar a cabo sin la herramienta adecuada. Sobre el papel, la Fujifilm GFX 100 pone el listón muy alto a la hora de ofrecer una solución fotográfica para los profesionales necesitados de la máxima resolución, la mayor calidad de imagen y, por qué no, cierta portabilidad para sacar el equipo fuera del estudio.

Presentación de la Fuji GFX 100.

Con un sensor retroiluminado de formato medio de 55mm de diagonal (1,7 veces mayor que el formato completo de 35mm) y 102 megapíxeles efectivos, esta GFX 100 contiene las últimas tecnologías para capturar el momento preciso con todas garantías: autoenfoque el doble de rápido que sus predecesoras gracias a los píxeles por detección de fase, preciso seguimiento de foco de sujetos en movimiento de la mano del procesador X Processor 4 y estabilización interna de 5 ejes hasta 5,5 pasos de compensación. También destaca en el terreno del vídeo ya que es capaz de grabar en 4K 30p sin apenas recorte.

Foto-Ofertas del 20 de junio.

GFX 100 trasera. Fuji GFX 100 frontal.

Hay que decirlo: la innovación y la excelencia técnica de la GFX 100 no estará al alcance de la inmensa mayoría de los mortales. A los escparates de nuestras tiendas (o más bien a sus más resguardadas vitrinas) llegará a finales de junio a un precio recomendado de 10.999€.

La cámara por fuera

Es la primera cámara sin espejo de Fuji que integra una empuñadura vertical de serie. Una decisión de diseño que, según Fujifilm, ha permitido reducir el grosor de la cámara a pesar de albergar el estabilizador de imagen y las dos baterías en el cuerpo. Sus dimensiones de 156,2mm x 163,3mm por 102,9mm y su peso de 1,4 kilogramos no difieren mucho de lo que nos podemos encontrar en los buques insignia de los sistemas réflex de formato completo canikonista.

Fujifilm GFX 100 lateral. GFX 100 controles superiores.

Sorprende la ausencia de los diales y botonería habituales en los otros cuerpos de las series X y GFX. El objetivo no es otro que simplificar al máximo el manejo de la cámara y facilitar la ergonomía. Por un lado tenemos el dial Drive Mode con el que cambios los modos de vídeo, fotografía y Exposición Múltiple. En cada uno de los modos podemos almacenar de manera separada los ajustes de disparo para intercambiar de manera sencilla entre foto y vídeo en la misma sesión. Por otra parte, destacan las dos pantallas LCD situadas en la parte superior del cuerpo (de 1,80 pulgadas) y en la parte trasera (de 2,05 pulgadas) que son capaces de mostrar todos los datos EXIF, ajustes de la cámara e incluso el histograma. También sirven para mostrar los “diales virtuales”, una representación opcional de los controles físicos de exposición y velocidad de disparo propios de otras cámaras Fuji que pueden ser accionados mediante los diales trasero y delantero.

Sellado y doble estructura

El cuerpo de la GFX 100 está sellado en 95 puntos diferentes de su construcción, logrando una efectiva resistencia al polvo y la humedad. Otra característica que contribuye a la protección de la cámara es el diseño que los de Fuji denominan “de doble estructura” por el cual se ha procurado mantener los mecanismos del sensor, el estabilizador y la montura de la manera más aislada posible del resto de paneles externos para aumentar la robustez de la cámara y preservar la precisión de sus componentes clave.

Visor electrónico de 5,76 megapíxeles, pantalla de alta resolución

Se puede decir que el visor electrónico de la GFX 100 estará a la altura de lo que se espera de una cámara de sus características: unos asombrosos 5,76 megapíxeles, 100% de cobertura, una magnificación de 0,86x y un diseño óptico con 5 elementos ópticos (incluyendo lentes aesféricas) con la misión de mostrar de la manera más nítida posible la imagen captada por el sensor de 102 megapíxeles. Al igual que en la GFX 50S, el visor será removible y podrá ajustarse en varios ángulos al usar el adaptador basculable EVF-TL1.

La pantalla LCD de 3,2 pulgadas no se quedará corta al alcanzar los 2,36 megapíxeles de resolución. Podrá articularse en tres ejes, de una manera muy parecida a la Fuji X-T3.

GFX 100 vista oblicua. Pantalla articulada de la GFX 100.

La cámara por dentro: sensor de 102 megapíxeles de 55mm

Reproducción de color excepcional y calidad de imagen suprema en combinación con los nitidísimos objetivos Fujinon GF. Nada se escapa al uso de superlativos a la hora de hablar de las bondades de este sensor de formato medio de 55 milímetros de diagonal. Fuji lanza un órdago a mayor al afirmar que la tecnología de sensor retroiluminado permitirá, a pesar de esos mastodónticos 102 megapíxeles, recibir más luz en su superficie y conseguir más rango dinámico y reducir la señal de ruido en comparación con el anterior sensor de 50 megapíxeles.

Procesador X Processor 4

La utilización del último procesador de Fujifilm en conjunción con este sensor trae la opción de disparar en RAW de 16 bits -frente a los 14 bits habituales- lo que permitirá maximizar la información del color en los archivos. También posibilita la conversión del RAW en TIFF de 16 bits directamente en la cámara.

Autoenfoque el doble de rápido

Gracias a los 3,76 milĺones de píxeles de detección de fase repartidos en el 100% de la superficie del sensor, a las capacidades de procesamiento del X Processor 4 y a los nuevos algoritmos de la X-T30 y X-T3, la Fuji GFX 100 ha aumentado dramáticamente la precisión y la velocidad de su autoenfoque.
Por primera vez, una cámara GFX es capaz de realizar un seguimiento de autoenfoque con garantías a sujetos en movimiento. Además, el enfoque por detección de rostros mejora su rendimiento significativamente.

Estabilizador de cinco ejes

La Fuji GFX 100 es la primera cámara de formato medio con sensor estabilizado. Esta característica se hace más importante en resoluciones de pixel tan elevadas porque cualquier movimiento a la hora de pulsar el obturador es registrado en la imagen.

Con el sistema de estabilización de 5 ejes es posible alcanzar los 5,5 pasos de compensación con un objetivo como el Fujinon GF63mmF2.8 R WR. El mecanismo en su totalidad está en suspensión mediante 4 muelles que minimizan la vibración.

Vídeo en 4K 30P

De nuevo la GFX 100 es pionera en la posibilidad de grabar vídeo en 4K (10 bits 4:2:2 de manera externa y 4:2:0 de manera interna) a 30 fotogramas por segundo en un sensor más grande que el de formato completo.

En la grabación de las tomas, la GFX 100 aprovecha la mayor parte de la superficie del sensor, hasta una diagonal de 49,56mm, lo cual es una superficie mayor que muchas cámaras de vídeo profesionales de gama más alta. Esta característica permite la captura de texturas más tridimensionales y con mayor profundida de campo, un rango tonal más amplio y menos señal de ruido.

Otras características

  • El uso de dos baterías NP-T125 en la empuñadura integrada alarga hasta los 800 disparos (según estimaciones de la CIPA) el uso de la cámara con el monitor trasero.
  • Es la primera cámara GFX queutiliza el protocolo WiFi IEEE802.11ac 5GHz, permitiendo una mayor velocidad en la transferencia inalámbrica de archivos.
  • Conexión USB-C que permite el uso de Power Banks externos para cargar las baterías mientras se usa la cámara.

Enlace a la página oficial de la GFX 100 / galería de imágenes / catálogo de producto.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.