La Fujifilm X-H2S inicia la quinta generación de cámaras de la Serie X

Con la Fujifilm X-H2S se inaugura la quinta generación cámaras Fujifilm, un relevo muy esperado que estrena también la gama “super alta” de la Serie X con el máximo rendimiento en autoenfoque y vídeo por banderas. “Imagen en movimiento” es el lema de una cámara cuyas novedades están dedicadas a los fotógrafos deportivos, de eventos importantes, videógrafos y profesionales en la búsqueda de la fiabilidad absoluta en un cuerpo manejable. Una revolución en el catálogo fujista que tiene un precio nunca visto anteriormente: 2.749€ sólo el cuerpo.

🛒 Compra la Fujifilm X-H2S en FotoRuano. Primeras ofertas en Amazon.

Resumen de características de la Fujifilm X-H2S

  • Sensor retroiluminado APS-C X-Trans CMOS 5 HS de 26 megapíxeles.
  • Procesador X Processor 5.
  • Visor electrónico de 5,76 millones de puntos y ampliación x0,80.
  • Pantalla de articulación completa con funcionalidad táctil, 3 pulgadas y 1,62 millones de puntos de resolución.
  • Estabilizador en el cuerpo con hasta 7 pasos de compensación.
  • Obturador mecánico con un golpe amortiguado más silencioso y con una durabilidad de hasta 500.000 disparos.
  • Obturador electrónico silencioso con velocidad de hasta 1/32000.
  • Grabación de vídeo 6K a 30 fps y 4K a 120 fps. Soporte de códecs Apple Pro Res en tarjeta. Apple Pro Res RAW y Black Magic RAW por HDMI.
  • 19 modos de simulación de película, incluida Nostalgic Negative.
  • Compatibilidad con formato de imagen HEIC.
  • Ráfaga de hasta 15 fps con obturador mecánico y hasta 40 fps sin recorte con obturador electrónico.
  • Doble ranura para tarjetas: una para tarjetas SD (UHS-II) y otra para tarjetas CFexpress tipo B.
  • Sellado contra polvo y salpicaduras.
  • Conectividad WiFi AC y Bluetooth 4.2.
  • Batería NP-W235 con autonomía de hasta 720 disparos en modo de ahorro de energía.
  • Dimensiones: 136,3 mm x 92,9 mm x 84,6 mm.
  • Peso de 660 gramos con batería y tarjeta de memoria.

Haciendo a Fujifilm grande de nuevo

En mi opinión, para juzgar a todo un sistema fotográfico hay que considerar ir más allá de sus facultades en el enfoque automático. Desproporcionado o no, lo cierto es que el ruido provocado por las comparativas en el autoenfoque de Fujifilm con otras firmas fotográficas -Sony principalmente- estaban haciendo dudar a muchos usuarios. La X-H2S tiene, en mi opinión la misión de descolgar ese sambenito. En la presentación de la cámara se contó con la presencia de Kiko Arcas, X-Photographer con una gran experiencia en fotografía de naturaleza en cuyas opiniones confío completamente. No sólo le gusto la Fuji X-H2S sino que era en el apartado del autoenfoque donde más iban sus alabanzas.

Esta Fujifilm X-H2S está dos o tres escalones por encima de lo que los fotógrafos de naturaleza estábamos pidiendo a la marca.

Kiko Arcas

Este testimonio y sus fotos me dijeron más que todas las cifras y estadísticas de las mejoras tecnológicas de la X-H2S. Pero hay números rimbombantes: hasta 40 fotogramas por segundo sin blackout en el visor, se triplica el número de cálculos de autoenfoque en ráfagas con respecto a la anterior generación, vídeo 6K, obturador resistente hasta 500.000 disparos, transferencia WiFi de mayor rapidez…

Renovación del hardware: sensor y procesador

Como es habitual en un cambio generacional de cámaras Fujifilm, se produce una actualización del combo sensor y procesador del cuerpo:

Sensor X-Trans CMOS 5 HS

El sensor X-Trans 5 hereda la estructura retroiluminada del X-Trans 4 con su resolución de 26 megapíxeles, a la vez que adopta una arquitectura de capas apiladas. Este diseño apilado permite varias ventajas frente a un diseño de sensor de capa única:

  • Es posible procesar selectivamente sólo los datos necesarios de la imagen. Esto resulta en un paquete de información más pequeño y, por tanto, en un rendimiento mucho mayor, con más eficiencia en el consumo de energía. Según Fujifilm, el sensor de la X-H2S acelera por cuatro la velocidad de la lectura de la imagen frente a la generación anterior.
  • El mayor espacio entre componentes reduce el calor generado durante la captura de la imagen, mejorando la señal de ruido a ISOs altos.
  • La localización de la RAM por detrás del sensor disminuye el efecto gelatina (rolling shutter) en el vídeo y en las fotografías con el obturador electrónico.

X-Processor 5

El nuevo procesador tiene el doble de velocidad de procesamiento que el modelo actual. Su arquitectura más eficiente permite subir la frecuencia del núcleo principal de los 608 MHz en el procesador anterior a 1GHz, manteniendo a raya la temperatura y reduciendo el consumo energético. Según Fujifilm, con este aumento de potencia se mejora la resolución de la imagen con una sensibilidad ISO baja y logra reducir el ruido con una sensibilidad ISO alta en las fotografías, al tiempo que ofrece una precisión y una velocidad de AF significativamente mejoradas.

La cámara X más profesional y cara hasta la fecha

-Vale, Jon, la cámara pinta muy bien -estaréis pensando- pero, ¿has dicho 2.749€?

Sí. Llegados a este punto muchos estaréis mirando la lista de precios de otras marcas y lanzando improperios sobre la avaricia del sr. Fuji. Si os soy sincero, yo mismo estoy decepcionado por analizar una cámara de la Serie X que está fuera de mi alcance y -lo sé- muy por encima de las posibilidades razonables de la gran mayoría de la parroquia fujista.

El apellido “S” (¿Speed? ¿Super?) de la X-H2S la catapulta a una supergama X que Fujifilm posiciona en el mismo segmento que cámaras de formato completo como la Sony A9 II (5400€), la Canon R3 (6.300€) , Nikon Z7 II (unos 3.500€). En el sistema Micro 4/3 encontramos la Olympus O-M1 por unos 2.200€. No es cosa del sr. Fuji ni la X-H2S, es del mercado…

Creo sinceramente que la X-H2S hace en el 2022 a la Serie X un sistema más redondo y polivalente, de la misma forma que ha contribuido la llegada de otras marcas de ópticas a la montura X. Por desgracia, los ritmos impuestos por las vicisitudes de la pandemia, la falta de materiales semiconductores y la consecuencia última de falta de stock de cuerpos y objetivos puede hacer retrasar aún más la llegada de cuerpos Fujifilm asequibles para la masa de usuarios que sostiene a la marca y a esta comunidad. Pero paciencia, que todo llegará… y, por lo que me cuentan, 2022 tiene todavía mucho que eXprimir.

La cámara por fuera

En vista de sus características técnicas y rendimiento, de alguna manera pensé que la Fujifilm X-H2S iba a ser una cámara de tamaño desmedido, bastante más que lo visto hasta ahora en la Serie X. Resulta que su peso es de 660 gramos, ligeramente menor que el de una Fujifilm X-H1 que sorprendió en su momento por la rotundidad de sus formas. También reduce unos milímetros el tamaño de su antecesora en las tres dimensiones hasta los 136,3 x 92,9 x 84,6.

En la mano se agarra maravillosamente, transmitiendo solidez y confianza de una manera muy similar a su antecesora. La sensación es que es una cámara para las grandes batallas, con todos los controles, accesos directos e indicadores necesarios en las tareas fotográficas más importantes. Ya sabéis que mi gran debilidad y eterna reivindicación son los cuerpos cuanto más miniaturizados, mejor… Aun así, tengo claro que mi elección a la hora de afrontar un encargo profesional de responsabilidad sería una cámara del formato de la Fujifilm X-H2S.

Había bastante incógnita por los cambios en la botonería y los diales de la cámara. A primera vista, me encuentro con las adopciones más polémicas que se habían rumoreado: por un lado, el dial P-A-S-M de los modos manual, programa y de prioridad a la abertura o a la velocidad y, por el otro, la sustitución del dial de selección de modo de enfoque M-S-C por un botón de función (Fn) configurable.

Podemos guiar el debate en dos caminos: sentimental y de sensaciones o el puramente productivo. Debatiendo en el campo puramente emocional, la X-H2S pierde siempre. Me parece una cámara estéticamente poco inspiradora, con diales modernos y pantallitas auxiliares que ahuyentan ese alma pseudo-analógica que se presupone a casi todas las cámaras de la Serie X.

En el campo puramente práctico, mis impresiones son que los cambios van a facilitar flujos de trabajo directos y efectivos que, por qué no, también piensan en un público más generalista sin tener tanto en cuenta la imposición del clasicismo. Cuestión importante dentro del fujismo ortodoxo que seguirá con seguridad en otras líneas.

Cuatro razones que atrapan del funcionamiento de la X-H2S

  • Pantalla superior: la pantalla auxiliar de la serie X-H adquiere más sentido que nunca. Una de las cosas que critiqué a la X-H1 en su momento fue la presencia incongruente de ese pequeño panel LCD en la parte superior: ¿para qué queríamos saber los valores de velocidad, ISO y abertura si ya los teníamos perfectamente señalizados con los diales físicos? Con la eliminación de estos diales y su sustitución por más botones Fn configurables, la pantalla se hace imprescindible para tener controlados y localizados todos los parámetros de disparo sin necesidad de mirar por el visor o la pantalla LCD principal.
  • Botón de obturación suave: los que han poseído una Fujifilm X-H1 lo sabrán. La sensibilidad de su botón de obturación es excepcional, hasta el punto que al comenzar a usar la cámara podemos realizar más de una foto involuntariamente. Una vez se doma el mecanismo, es muy difícil volver atrás. Los de Fujifilm dicen que el botón de obturación de la Fujifilm X-H2S se ha ajustado para hacer exactamente lo que quiere el usuario cuando se presiona a medias. Mis sensaciones a este respecto no difieren mucho con su antecesora.
  • Joystick: El joystick selector de enfoque de la Fujifilm X-H2S se adapta más a la forma del pulgar y se sitúa en una zona superior más ergonómica para su uso habitual. Un acierto.
  • D-Pad: A pesar del giro minimalista de las cámaras de gama media, los cuerpos de gama profesional mantienen la cruceta direccional como alternativa de control al joystick, con teclas Fn totalmente configurables. Es lo que más añoro de mi X-T30.
  • Tacto de los botones: No es especialmente elegante, pero sí muy práctico. La práctica totalidad de la botonería de la Fujifilm X-H2S -salvo el D-Pad- es de goma, lo cual facilita su localización y presión.
  • Agarre rotundo: La ergonomía de la Fujifilm X-H2S es perfecta para su uso con objetivos luminosos con cierto volumen. Con su empuñadura generosa sientes más seguridad a la hora de utilizar la cámara y realizar los movimientos más bruscos.

No me gusta tanto de su diseño

  • El dial P-A-S-M: Ya hemos hablado largo y tendido de este elemento de control. Aunque su fin es atraer más usuarios a la Serie X en busca de un flujo de trabajo convencional, pienso sinceramente que el uso combinado de dial de velocidad de obturación, le compensación de exposición y el dial de abertura del objetivo permite acometer cualquier tarea fotográfica de manera igual o más rápida. Sea como sea, hay que admitir que la presencia de 7 ajustes personalizados compensa mucho hasta a los más acérrimos de los controles clásicos. Se trata de parámetros almacenados que van más allá de los ajustes de los modos de simulación de película, sino que también prefijan la velocidad de obturación, abertura, la cadencia de disparo… Un arma de control muy poderosa.
  • Eliminación del dial M-S-C: No hay unanimidad en este tema en el foro de Fujistas. Los hay a favor de su eliminación, que están cómodos seleccionando este parámetro con un botón Fn y así evitar falsos movimientos del dial Personalmente, el dial M-S-C es algo que utilizo muy frecuentemente de manera rápida e intuitiva. Ahora pasar de modo de autoenfoque simple a autoenfoque continuo requiere dos pulsaciones más a través de un botón personalizado.

Me falta mencionar la relocalización de botones (ISO, balance de blancos y un botón Fn) a la parte superior de la cámara superior para aprovechar el espacio dejado por la eliminación del dial de obturación. Supongo que es cuestión de costumbre, pero es una zona que me cuesta bastante de localizar con el dedo índice aunque el botón de selección de ISO, el de uso más habitual, es el más accesible de los tres. Por último, se ha incorporado un botón rojo de grabación de vídeo perfectamente colocado al lado del botón de obturación.

Un visor electrónico de aúpa

Todavía me acuerdo cuando aluciné con el denominado “visor a tiempo real” de la X-T1, un salto cualitativo importante en la usabilidad de los visores electrónicos frente a los anteriores paneles. Miro hacia atrás y esa denominación me resulta exagerada al observar la perfección de los últimos visores. Año a año, la tecnología se ha ido perfeccionando y, personalmente, llegué a pensar que el visor de la Fujifilm X-T4 sería el no va más en cuanto a tamaño, claridad de imagen y espacio para poder resumir de un vistazo todos los parámetros de la fotografía. Yo al menos no necesitaba más.

La Fujifilm X-H2S pulveriza las cifras de resolución de su visor electrónico, incrementa la magnificación de la imagen y la tasa de refresco máxima. Mirar a través del visor de la cámara es una experiencia que mejora muy mucho a la del visor óptico en cuanto a que eres capaz de ver más cosas, con indicadores de todo tipo y con una fluidez en los movimientos absoluta. No he podido ponerlo a prueba en escenarios de semi-oscuridad que es cuando más se nota el ruido, los artefactos de la imagen o algún mínimo lag en la visualización. De todas formas, si no los noté en la X-T4, difícilmente tendremos el más mínimo problema con el visor electrónico de la X-H2S.

Mis intereses como usuario no se fijan tanto en las cifras que quedan bien en los titulares, sino en cuestiones más personales en las que no se suele poner la lupa de manera tan habitual. En mi caso, las mejoras del visor electrónico de la X-H2S que más aplaudo son, por un lado, la visibilidad del visor mirándolo a través de ángulos menos ideales y, por otra parte, la responsividad de su sensor ocular.

En lo referente a lo primero, habitualmente tengo que apretar mis gafas contra el visor y buscar la conjunción perfecta entre la lente de la gafa y el visor electrónico. Gracias a una formula óptica más corregida he podido ver la imagen nítida desde ángulos que antes me aparecían borrosos, lo cual aumenta mucho mi comodidad a la hora de usar la cámara. Además, Fujifilm ha aumentado el rango de ajuste de dioptrías del visor hasta -5 / +3, en el caso de que queramos quitarnos las gafas.

De todas las mejoras del visor electrónico, lo que más me ha gustado es la reducción del retardo del sensor ocular a la hora de cambiar la visualización entre pantalla LCD y visor electrónico. Ahora el cambio es casi instantáneo: en el momento que te acercas la cámara al ojo, el visor electrónico se activa en una décima de segundo. Eso es 2,5 veces más rápido que con la X-T4. Los cazadores de instantes en escenarios callejeros agradecemos enormemente este tipo de mejoras.

Pantalla articulada de 1,62 millones de puntos

No hay sorpresas en la pantalla LCD principal de la Fujifilm X-H2S. Se trata de una pantalla articulada con las mismas especificaciones que la de la X-T4, ideal para grabar vídeo y capturar fotografías en cualquier ángulo y altura. Tiene funcionalidad táctil y su resolución se mantiene en los 1,62 millones de puntos.

Autoenfoque

Si hay algo que se examinará con los cuchillos bien afilados en esta Fujifilm X-H2S, eso será su mejora en el autoenfoque con respecto a la generación anterior de cámaras de la Serie X. Muchos fujistas y ex-fujistas han mencionado la inferioridad de Fujifilm con respecto a otros sistemas en cuanto a la utilización del enfoque automático en escenarios de acción, iluminación complicada o fondos de bajo contraste. De que la X-H2S y sus sucesoras en gamas más asequibles colmen las expectativas en este aspecto dependen un buen número de migraciones de usuarios de un sistema fotográfico a otro.

Lo que tenemos de momento son promesas, una buena colección de cifras multiplicando hasta x4 el desempeño del combo sensor / procesador frente a una cámara como la X-T4 y el siempre interesante testimonio de un fotógrafo de aves curtido en mil viajes como es Kiko Arcas. Las pruebas que pude hacer al respecto fueron muy limitadas y, aunque intuyo un buen desenlace, prefiero contarlo con más detalles y argumentos para otra ocasión.

Lectura y procesamiento más rápido de los datos de la escena

El sensor X-Trans 5 aumenta por 3 la información capturada por segundo en la imagen. Por su parte, el procesador X Processor 5 es capaz de trabajar el doble de rápido que su antecesor. El trabajo conjunto de ambos componentes permite aumentar dramáticamente la velocidad de lectura en las ráfagas a alta velocidad de la X-H2S frente a la X-T4. Según Fujifilm, la superioridad tecnológica de la nueva cámara permite realizar hasta tres veces más ciclos de cálculo de autoenfoque en cada fotograma. Este es el ingrediente primordial para mejorar en la práctica el autoenfoque.

Mejoras en el algoritmo del autoenfoque

Con los mejores ingredientes podemos cocinar las recetas más elaboradas. Así, la nueva base de hardware permite la escritura de un algoritmo de autoenfoque más complejo para mejorar en la detección de sujetos en escenarios de bajo contraste y para predecir de manera precisa su movimiento a lo largo de la ráfaga de disparo.

Es difícil enumerar todas las modificaciones al algoritmos de autoenfoque y detallar sus efectos, si bien podemos cuantificar que la X-H2S es capaz de realizar el autoenfoque sobre objetos un 50% más pequeños que el tamaño que era capaz de detectar la X-T4. Esto implica poder enfocar objetos más pequeños que un cuadrado de área de enfoque (el 7% del ángulo de visión).

Otras mejoras pequeñas pero determinantes en encuadres determinados tienen que ver con la prioridad del enfoque al sujeto más contrastado en lugar de sus reflejos delanteros en las escenas acuáticas (fallo recurrente de cámaras Fujifilm anteriores) y una predicción más precisa del movimiento de los sujetos con aceleración irregular.

💡 La Fujifilm X-H2S va más allá del autoenfoque por detección de rostro: en su firmware se incluye opciones para detectar automáticamente un número respetable de animales, vehículos, trenes, aviones…

Estabilizador de imagen

La Fujifilm X-H2S hereda el magnífico sistema de IBIS (In-Body Image Stabilization) de la Fujifilm X-T4. A diferencia de la estabilización de la imagen con un mecanismo de muelles en la X-H1, en la nueva generación de la línea se compensa la vibración mediante la fuerza magnética. El cambio permite aligerar volumen y aumentar la efectividad de estabilización

Con las mejoras algorítmicas se pueden alcanzar hasta 7 pasos de compensación. Muchas de estas mejoras están enfocadas a la reducción de la vibración durante la grabación de vídeo, en concreto a la hora de detectar un paneo y reducir la compensación inadecuada al comienzo del mismo, así como reducir la sobre-oscilación al finalizar un movimiento de inclinación.

También hay avances relacionados con el estabilizador electrónico: se corrige el emborronamiento de las esquinas al estabilizar electrónicamente los objetivos ultra-angulares, así como se mejora la efectividad el estabilizador electrónico en el modo reforzado.

Mejoras en conectividad

Aunque puedan parecer detalles menores, hay que resaltar la actualización de todos los protocolos de conectividad inalámbrica y USB de la Fujifilm X-H2S:

  • Pasamos del modulo Wifi b/g/n de la X-T4 al WiFi AC de doble banda de la X-H2S, lo cual se traducirá en transferencias de archivos exponencialmente más rápidas. Todavía no ha sido lanzado una versión compatible de Fujifilm Camera Remote, por lo que no hemos podido probar su fiabilidad.
  • UBS 3.1 de primera a segunda generación, con una capacidad teórica del doble de velocidad de transferencia.
  • HDMI 2.1 con tamaño completo.

Video 6K y 4K 120p

La novedad más potente de la X-XH2S en el terreno de vídeo es la posibilidad de grabar vídeo con una resolución de 6K (5760×3240) a 30p. Seguramente, a muchos videógrafos les interesará más la disponibilidad de la grabación a 120 fotogramas por segundo en los más terrenales 4K, algo que habilita por fin una extrema ralentización de la acción en esta resolución.

Otros avances con respecto a la X-T4 en el apartado de vídeo incluyen:

  • La velocidad de lectura del sensor durante la grabación de vídeo se ha reducido hasta 1/180 segundos. El efecto rolling-shutter está bien controlado para presentar un sujeto en movimiento de forma natural.
  • Las mejoras en la lectura de la imagen y su procesamiento permiten reducir drásticamente el rolling shutter (efecto gelatina). Hasta la velocidad de 1/180 podemos grabar vídeos dinámicos sin ningún tipo de distorsión.
  • Se introduce la compatibidad con los tres códecs Apple ProRes: ProRes 422 HQ, ProRes 422 y ProRes 422 LT de manera interna.
  • La Fujifilm X-H2S permite activar la función AF+MF también para el modo de vídeo. El cambio entre autoenfoque y enfoque manual puede realizarse de manera cómoda y rápida.
  • Por último, hay que mencionar la opción de utilizar la nueva curva gamma F-Log2 con un rango dinámico ampliado hasta más de 14 pasos, habilitando una mayor flexibilidad en la post-producción de vídeo.

Uso de tarjetas CFexpress B

Al margen de un aumento considerable de la potencia del procesador, uno de los cambios lógicos a la hora de afrontar un flujo de datos mastodóntico tiene que ver con el soporte del almacenamiento de la información. Aunque las tarjetas SD UHS-II de alta gama son capaces de lidiar con la grabación de vídeo 4K a 400Mbps de la Fujifilm X-T4, una resolución 6K implica multiplicar exponencialmente tanto el bitrate del vídeo como el peso de los archivos generados.

La respuesta a estas necesidades se llama tarjeta CFexpress y ya ha sido adoptada por los últimas cámaras de gama alta de Sony, Nikon, Canon y Panasonic. La Fujifilm X-H2S es el primer cuerpo de Fujifilm X que adopta este soporte de datos con una doble ranura de tarjetas: una compatible con las SD UHS-II y la otra con CFexpress de tipo B.

💡 Las tarjetas CFexpress se caracterizan por el uso de la interfaz PCI 3.0. y del protocolo NVMe propio de los discos SSD de última generación. Alcanzan desde los 1000 hasta los 3000 Mbps, con techo en capacidades de almacenamiento mayor que en las tarjetas SD: hay modelos de hasta 4 terabytes.

Mayor eficiencia energética

Gracias a una arquitectura del procesador más eficiente, la Fujifilm X-H2S permite disparar un 20% más de fotografías frente a la X-T4 con la que comparte el mismo modelo de batería NP-W235. Usando la pantalla LCD es posible alcanzar los 580 disparos con el modo Normal y 720 disparos con el modo de ahorro de batería.

Con el grip opcional VG-XH se puede alcanzar una autonomía de 1520/1850 disparos, se mantiene el sellado del cuerpo hasta los -10ºC y se incorporan botones para mantener la operatividad de la cámara disparando en orientación vertical.

Obturador silencioso y muy durable

Con el obturador de la Fujifilm X-H2s se establece un nuevo récord de durabilidad: los ingenieros de Fujifilm estiman que su vida puede llegar hasta las 500.000 obturaciones. La anterior marca la poseía la X-T4 con 300.000 obturaciones.

El sonido de la obturación de la X-H2S se mantiene reducido como en la X-T4.

Calidad de imagen fotográfica con pocos cambios

El sensor X-Trans 5 HS mantiene buena parte de la estructura del sensor de 26 megapíxeles de la generación anterior. Aunque es de esperar que el algoritmo de procesado de la imagen mejore algo el manejo del ruido a ISOs altos, podemos esperar una calidad de imagen muy similar a lo que ya hemos visto desde la Fujifilm X-T3.

Mi discurso se mantiene con respecto a lo visto en cámaras anteriores: las imágenes a ISOs altos, el amplio rango dinámico, la atractiva gama tonal de Fujifilm y una resolución holgada de 26 megapíxeles son capaces de satisfacer las exigencias de una amplia mayoría de fotógrafos. Considero perfectamente usables las imágenes hasta ISO 5000, incluso la señal de ruido es bastante tolerable hasta ISO 6400 si hay una iluminación uniforme en la escena.

Conclusión

La Fujifilm X-H1 fue una gran cámara en la historia de la Serie X, una de las que más abrió el mercado de Fujifilm a otros públicos reticentes a entrar en el mundo mirrorless. Su mayor fallo fue una salido a destiempo en el mercado al ser relevada en breve por una X-T3 que supuso un cambio generacional de cámaras y le robó el protagonismo demasiado pronto. Como el precio de la X-H1 bajó desmesuradamente, sus usuarios se sintieron defraudados por la rapidez en que su tecnología «tope de gama» se queda obsoleta.

Ahora otra X-H llega a liderar un cambio generacional, como tal vez debería de haber sido en la vez anterior. El gran fallo de Fujifilm esta vez puede ser el de su nombre: el “S” de su apellido algunos de los más veteranos lo relacionaremos con la Fujifilm X-E2S, un modelo de cámara que era prácticamente lo mismo que la versión sin “S” con apenas unos cambios de firmware. La X-H2S tiene el diseño muy parecido a X-H1 pero sus componentes son de una actualización dos pasos por delante, con aspiraciones apuntando a un mercado todavía más alto.

Me parece lógico que se empiece el cambio generacional para el tope de gama y después ir bajando peldaños transmitiendo la tecnología a gamas más asequibles. La cuestión es que muchos fujistas han esperado demasiado tiempo a relevar su modelo de cámara y se van a encontrar con que posiblemente no se les pondrá un modelo nuevo a tiro hasta el 2023. Hay varias razones para este espera: la situación del mercado fotográfico, la crisis de semiconductores y la escasez de componentes de todo tipo…

Al margen de la situación global del mercado, la Fujifilm X-H2S cumple a priori con todos los deberes: mejora considerable de su sistema de autoenfoque, mantener tamaño comedido y multiplicar rendimiento con respecto a la generación anterior. Este no es un lanzamiento para paisajistas, amantes de la portabilidad y fotógrafos casuales, es un cuerpo ideado para los fotógrafos que necesitan el máximo de velocidad y fiabilidad en escenas dinámicas, así como aquellos que usan la grabación de vídeo de manera avanzada.

Muchos criticarán una cámara que no es para ellos, empezando por su precio de 2.749€ que, visto lo visto en otros cuerpos de gama alta de otras monturas, parece adecuado si es que realmente ofrece todo lo que promete. Yo pienso que la cuestión es ver cuánto de lo bueno de la X-H2S se ve finalmente en otras cuerpos futuros de la Serie X. Las mejoras del sensor, el X Processor 5 y sus algoritmos han venido para quedarse. Podríamos decir que la Fujifilm X-H2S es una cámara de la Serie X para aspirar a todo en el presente que sienta las bases de la 5ª generación para el futuro. Os seguiremos contando más detalles muy pronto.

🛒 Compra la Fujifilm X-H2S en FotoRuano. Primeras ofertas en Amazon.

👉 Manual de usuario de la Fujifilm X-H2S en español.

👉🏼 Tablas LUT para F-Log y F-Log2 para la X-H2S.

👉🏾 Todas las actualizaciones de firmware para la Fujifilm X-H2S.

Jon Díez Supat
Jon Díez Supat
Friki fotográfico, jefazo y becario en Fujistas

19 COMENTARIOS

Suscríbete
Notifícame
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

19 Comments
Más antiguo
Más nuevo Más votado
Inline Feedbacks
Mira todas las conversaciones
Xavier Minguella Minguella
Xavier Minguella Minguella
31 mayo, 2022 15:31

Mentira, la X-H1 sigue siendo una gran cámara, no es un «fue una gran cámara», por supuesto la X-H2s es lo que debió ser la X-H1 si le hubieran puesto el sensor X-Trans IV, pero pese a las «carencias» en enfoque del X-Trans III, mantiene una calidad de imagen algo superior a ese nuevo sensor. Estaba dudando si completar el sistema con una Sony A1 o una Canon EOS R3, sin embargo el modo de funcionar de las cámaras Fujifilm me produce más placer que el de las Canon y aunque se hayan suprimido los diales, esta nueva X-H parece o, es una gran cámara a tener en cuenta, para tomas de estudio prefiero los diales, ya que es mucho más accesible (velocidad e iso), quien sabe si la X-H2 que está mas destinada a estudio recupere dichos diales y se parezca más a la H1.

Sergio
Sergio
31 mayo, 2022 15:32

Con ese precio seguiremos esperando. ¿No han dicho nada sobre la X-T5?

Xavier Minguella Minguella
Xavier Minguella Minguella
31 mayo, 2022 15:36

Para mi pasarse a una GFX 100s o 50s II ahora mismo no lo veo, prefiero esperar a la tercera generación, pues si voy a invertir en una cámara lenta, ya tengo de sobras con mi GW690 III, eso sí que es formato medio, incluso formato grande para algunos…

Last edited 6 months ago by Xavier Minguella Minguella
Xavier Minguella Minguella
Xavier Minguella Minguella
31 mayo, 2022 15:43

Pues vi una comparativa de tamaño producido entre el sensor de las Leica M10 de 24 y 40mp y la verdad es que no hay demasiada diferencia y encima la calidad es superior en 24 mp, a veces pensamos que 40 mp son muchos y en realidad, sobre el papel casi ni se ve, habrá que ver si el sensor de la X-H2 rinde mejor que el X-Trans IV y/o V.

Jota
Jota
31 mayo, 2022 17:12

Soy usuario de la X-T3 pero no me importaría utilizar esa X-H2S. La disposición de sus controles me parece muy lógica a pesar del dial reflex y estoy seguro de que será un pepino. Veremos si en un año baja de los 2000 euros y podemos comprarla.

Booom
Booom
31 mayo, 2022 19:07

Qué lujo tenemos los usuarios de Fujifilm con el blog de fujistas! Gracias por mantenernos informado con todo detalle, Jon. La X-H2s nos pilla lejos pero está bien ver que Fuji puede estar espabilando con su sistema. Ya tienes la cámara??

Shadows
Shadows
31 mayo, 2022 21:58

Buena review para una mala noticia

Jose Vazquez
Jose Vazquez
1 junio, 2022 08:14

Según Fuji el precio de la cámara es 2.499 dólares.
¿Alguien puede explicarme porque en España la venden a 2750 euros?
Me parece ilógico y una estafa

Jose Vazquez
Jose Vazquez
1 junio, 2022 11:30

Actualmente el cambio es que 2500 dolares son 2330 euros. luego el sobrecosto para los españoles es de 420 euros.
Me parece una barbaridad.

Last edited 6 months ago by Jose Vazquez
Cnand
Cnand
1 junio, 2022 13:04
Reply to  Jose Vazquez

El precio es completamente normal. Cuando se anuncian precios en dólares estadounidenses siempre van exentos de impuestos, ya que estos difieren entre estados en EEUU.

A un precio (sin impuestos) de 2.500 dólares, que en euros son 2.300 € aproximadamente, tienes que sumarle el 21% de IVA español. Y ahí lo tienes. No es culpa de Fuji, es culpa del saqueo brutal que se practica contra el ciudadano europeo.

Fujios
Fujios
2 junio, 2022 01:27
Reply to  Cnand

Totalmente. Buen lavado de cerebro llevamos, la gente/empresas pone el precio que le da la gana y es un estafador (cuando lo hacemos nosotros, no), cuando el estado te expropia el 50% de lo que ganas (clase media contando con la SS de empresa claro) y luego otro +21% cuando consumes lo vemos normal… mal futuro nos espera si no eres parte de la mafia del estado.

La cámara tiene buena pinta pero solo 240 fps de cámara lenta…

Goonie
Goonie
1 junio, 2022 16:09

Otros que se han venido arriba con el precio de la cámara, me parece una auténtica barbaridad de dinero por una Aps-c.
Esperemos que en la próxima Xpro 4 no pase lo mismo.
En cuanto al 150-600…. Espero que Sigma y tamron saquen una alternativa más barata y más luminosa para esta montura.

Jesús Solé
Jesús Solé
26 junio, 2022 17:25
Reply to  Goonie

Totalmente de acuerdo con lo del precio. Soy un fan de Fuji.Tengo una X100V que me llevo a todas partes y de la cual estoy platónicamente enamorado. El precio de la X-H2S es el de la Z6II, creo. Pues no sé, a pesar de que la nueva Fuji me parece maravillosa, por el mismo precio…

Last edited 5 months ago by Jesús Solé