Fujifilm X-T4 (Fuji XT4)

La Fujifilm X-T4 se presenta en el mercado como el nuevo buque insignia de la marca en el 2020, tan sólo un año y medio después de la llegada de la Fuji X-T3. A diferencia de anteriores relevos generacionales, en esta ocasión se mantienen el sensor X-Trans 4 y el procesador X Processor 4 de la cámara antecesora, por lo que podemos suponer -después veremos que algo erróneamente- que las diferencias en calidad de imagen y en rendimiento deberían ser mínimas, más allá de las aportadas por las mejoras de software.

Actualizado el 27 de julio

Fujifilm X-T4 sensor.

¿Qué justifica entonces la renovación de la cámara más vendida del catálogo de Fuji? La respuesta puede encontrarse en que la Fuji X-T4 aborda tres de las demandas más solicitadas por una mayoría de usuarios de la Serie X durante los últimos años: estabilizador de sensor integrado en un cuerpo compacto, un nuevo modelo de batería con más autonomía y un sistema de articulación de pantalla de máxima movilidad.

Disponibilidad y precio de la X-T4

  • Precios de salida:
    • 1799€ por la Fuji XT4 (Body).
    • 2199€ por el kit XT4 + XF 18-55mm F2.8-4 R LM OIS.
    • 2299€ por el kit XT4 + XF 16-80mm F4 R OIS WR.

✅ Todas las opciones de compra y lista de accesorios para la Fuji X-T4.

Resumen de características de la Fujifilm X-T4

  • Sensor retroiluminado APS-C X-Trans CMOS 4 de 26 megapíxeles.
  • Procesador X Processor 4.
  • Visor electrónico de 3,69 millones de puntos y ampliación x0,75.
  • Pantalla de articulación completa con funcionalidad táctil, 3 pulgadas y 1,62 millones de puntos de resolución.
  • Estabilizador en el cuerpo con hasta 6,5 pasos de compensación.
  • Nuevo obturador mecánico con un golpe amortiguado más silencioso y con una durabilidad de hasta 300.000 disparos.
  • Obturador electrónico silencioso con velocidad de hasta 1/32000.
  • Nueva simulación de película Eterna Salto de Blanqueo.
  • Ráfaga de hasta 15 fps con obturador mecánico y hasta 30 fps con obturador electrónico.
  • Doble ranura para tarjetas SD, compatibles con UHS-II.
  • Sellado contra polvo y salpicaduras.
  • Conectividad Wifi b/g/n y Bluetooth 4.2.
  • Batería NP-W235 con autonomía de hasta 600 disparos.
  • Dimensiones: 134,6mm × 92,8mm × 63,8mm.
  • Peso de 607 gramos con batería y tarjeta de memoria.

Estabilización incorporada en el cuerpo (IBIS) de hasta 6,5 pasos

Mucho se habló en su momento de la excusa de Fujifilm a la hora de responder a la petición masiva de un sistema de estabilización del sensor de cinco ejes para las cámaras de gama media/alta de la Serie X. La respuesta oficial: “no hay espacio” para implementar un sistema efectivo sin comprometer la portabilidad inherente a las cámaras de Fuji.

No obstante, en el 2018 Fujifilm se sacó de la manga la X-H1, la primera cámara de objetivos intercambiables con el cuerpo -y vaya cuerpo- estabilizado. El agarre y la rotundidad de su construcción, con los amigos del tamaño de las réflex como público objetivo primordial, no estaban reñidos con el incremento de tamaño y peso provocado por el mecanismo de estabilización que se incorporaba. Viendo fotografías del dispositivo podríamos pensar que, vale, era imposible meterlo en una X-T3 sin convertirla en un mamotreto… Pero, ¿por qué estaba presente en cámaras de tamaño contenido de otros sistemas y por qué Fujifilm no lograba dar con una solución equilibrada?

Reducción del tamaño del dispositivo estabilizador en la X-T4.
Reducción del tamaño del dispositivo estabilizador en la Fujifilm XT4.

Más vale tarde que nunca, dicen. Los ingenieros de Fuji se han puesto las pilas en el último año y con la X-T4 han dado con un sistema de estabilización incorporada en el cuerpo tan efectivo como de dimensiones reducidas. Y la promesa de se acerca a las cifras récord registradas por Olympus (cuyos sensores micro 4/3 son en teoría más “fáciles” de estabilizar): hasta 6,5 pasos de estabilización alcanzados con 18 de los actuales 29 objetivos del arsenal Fujinon de montura X.

Tabla de la estabilización con objetivos no-OIS.
Tabla de la estabilización con objetivos Fujinon sin OIS.

Las claves en la reducción de tamaño y aumento de efectividad del IBIS son:

  • Uso de nuevos materiales para la estructura, refinando el diseño absorbente del golpe del obturador (que también se rediseña).
  • Desarrollo de nuevos sensores giroscópicos capaces de detectar el movimiento del cuerpo con hasta 8 veces más precisión que la X-H1.
  • La unidad de estabilización de la X-T4 compensa la vibración mediante fuerza magnética, sustituyendo al sistema basado en muelles de la X-H1. Con este cambio se aumenta la funcionalidad y se reduce el tamaño del dispositivo en un 30% y el peso en un 20%.
Ejemplo estabilización X-T4.
Hemos probado la estabilización de la X-T4 y responde fabulosamente. Esta es una captura a pulso a 1/4 con el XF 50mm F2 R WR. Reflejar el movimiento sin ayuda de tripode se hace de manera muy sencilla con esta cámara.

Por si fuera poco, la X-T4 incluye también un sistema de estabilización electrónica que puede complementar al estabilizador del sensor durante las tomas de vídeo en movimiento. Esto implica un recorte de 1,1x a 1,29x, dependiendo de la resolución del vídeo y la velocidad de fotogramas.

La Fuji X-T4 por fuera

X-T4 detrás.

¿Conoces bien la X-T3? Podríamos decir que estás de enhorabuena, ya que tu periodo de aprendizaje para utilizar la Fujifilm X-T4 será inexistente. El agarre y la disposición de los controles se mantienen prácticamente igual, con un sutil cambio de disposición de los botones AF ON, AEL y Q. Este último botón de menú rápido pasa a una posición en la esquina superior derecha de la parte trasera. Mi sensación es que ahora está en un posición más lógica y más al alcance del pulgar.

Cámara mirrorless Fuji X-T4 arriba 16-80mm.

Tapa desmontable Fuji XT4
La tapa de la doble ranura SD de la Fuji X-T4 es desmontable para facilitar el cambio de tarjetas en trabajos intensivos.

Por lo demás, en la X-T4 nos encontraremos los mismos diales de ajuste de sensibilidad ISO, velocidad de obturación  compensación de exposición y toda una plétora de botones configurables, incluyendo la cruceta de direcciones (D-Pad), un elemento de diseño que ha empezado a desaparecer en otras líneas de la Serie X.

Al agarrar una X-T3 por un lado y la X-T4 por otro, se nota un poco el peso adicional del dispositivo estabilizador y de la batería, pero el agarre y las sensaciones no experimentan cambios. Aunque la X-T4 haya engordado unos milímetros, el diseño de la pirámide del visor y la del ocular es más plano, por lo que se acrecienta la sensación de «bloque» de la cámara. A mí particularmente me agradan mucho sus nuevas formas.

Visor y pantalla LCD

El visor electrónico hereda las mismas características que el de la X-T3: 3,69 millones de puntos, ampliación x0,75 y tasa de refresco de hasta 100 fps en modo de alto rendimiento. Se ve tan grande como claro y luminoso, así que yo al menos no he echado de menos ninguna actualización.

Pantalla de la cámara sin espejo Fuji X-T4

Por primera vez en la línea X-T, se integra una pantalla LCD táctil con completamente articulada y posición de selfie. Su resolución aumenta a los 1,62 millones de puntos. Muchos fujistas clamaban por un sistema de articulación en todos los ejes y Fujifilm por fin lo ha llevado a la gama alta, después de introducirlo con éxito en las X-A7 y X-T200.

El salto de resolución se nota bastante, la responsividad del panel táctil es perfecta y la posición cerrada es una solución ideal para centrarnos en disparar en el visor. Aunque la pantalla LCD de la Fuji X-T4 ahora es mucho más versátil al poder moverse en todas las direcciones, resulta menos útil en escenarios como los de la fotografia callejera fotografiando a la altura de la cintura. En este caso, el sistema no es ni tan rápido (requiere un giro extra de muñeca) ni tan discreto, ya que la pantalla sobresale en el lateral. Para esas lides prefiero la pantalla de mi X-T30, la de la X100V o la de la «polémica» X-Pro3.

Video a 240p y controles optimizados

La novedad más vistosa de la X-T4 en el terreno de vídeo es la disponibilidad de la grabación a 240 fotogramas por segundo en Full HD, posibilitando una espectacular cámara súper-lenta con una acción ralentizada a una décima parte de la velocidad normal.

Al margen de esa función de uso más puntual, hay que resaltar los controles especializados para vídeo, que hacen la vida mucho más fácil a los “fotógrafos videógrafos”. Gracias al sub-dial STILL/MOVIE es posible alternar entre menús y opciones almacenadas dedicadas para foto o vídeo. Incluso los ajustes del botón Q pueden cambiarse en función a la selección de este sub-dial.

Otras funciones añadidas para vídeo en la Fujifilm X-T4:

  • Asistente de visualización de F-Log: para corregir con más precisión los tonos con baja saturación y contraste de la grabación con F-Log. La señal es convertida al espacio de color estándar REC 709 para facilitar una correcta exposición.
  • Posibilidad de grabar simultáneamente una copia de seguridad en la segunda tarjeta.

Nueva batería NP-W235

Batería NP-W235.

La nueva batería tiene un 50% más de carga con respecto a la NP-W126S de la Fuji X-T3. Gracias a este cambio es posible alcanzar los 500 disparos con el modo Normal y 600 disparos con el modo de ahorro de batería.

Forzosamente, la X-T4 inaugura también nuevo modelo de empuñadura. Con las dos baterías adicionales de la VG-XT4 se pueden alcanzar una autonomía de 1450/1700 disparos, se mantiene el sellado del cuerpo y se garantiza un uso ininterrumpido de la cámara hasta el agotamiento completo de la energía disponible.

Como accesorio opcional se podrá adquirir el cargador dual BC-W235, capaz de alimentar dos baterías al mismo tiempo.

Siguen las mejoras en el autoenfoque

A pesar de compartir procesador con la X-T3, la X-T4 experimenta una mejora importante en los algoritmos de autoenfoque, especialmente en el seguimiento de sujetos en movimiento y detección de rostros, así como en la captura del enfoque con iluminación complicada. En esta última cuestión, el sensor de detección de fase empieza a funcionar con una luz tan baja como -6 EV, tal como ya hace la X-Pro3.

Los algoritmos utilizados en la cámara siguen refinandos a cada lanzamiento y Fujifilm afirma orgullosa haber alcanzado en la X-T4 un nuevo récord en velocidad de autoenfoque, rebajando los 0,03 segundos anteriores hasta los 0,02 segundos, y autoproclamándose la cámara APS-C más rápida. En cuanto a la precisión del autoenfoque, según Fujifilm, se supera el 90%.

Por último, hay que destacar que el modo amplio/seguimiento se convierte por fin en algo verdaderamente funcional. Fujifilm nos muestra en un par de vídeos donde, aparentemente, la X-T4 es capaz de predecir el punto por donde va a aparecer la accion según el escenario y la composición. Dando una nueva vuelta de tuerca al algoritmo de detección de formas, colores y contrastes, se logra clavar el seguimiento de sujetos en movimiento donde una referencia en este campo como la Sony A7R IV tiene dudas bastante serias. Pinta muy bonito, pero sólo lo creeremos cuando los usuarios reales saque sus propias conclusiones…

Obturador rediseñado, más silencioso y rápido

El nuevo obturador de la X-T4 me ha sorprendido mucho, y para bien. Fujifilm afirma que, gracias a la utilización de un motor de corriente continua sin núcleo y de alta torsión, se ha conseguido aumentar la cadencia de ráfaga hasta unos sorprendentes 15 fotogramas por segundos con el obturador mecánico.

Nuevo obturador de la X-T4.

Lo más interesante del invento es que se reduce el sonido de la obturación hasta un 30%. Os colgaremos por aquí pronto una demostración en vídeo, aseguro que es música celestial… no es tan discreto como el de la serie X100 pero casi.

A muchos les encantará el aumento de la durabilidad del obturador: se pasa de los teóricos 150.000 disparos máximos de la X-T3 hasta los 300.000 que se supone que puede aguantar el obturador de la X-T4. Va a tener que pasar mucho tiempo para poder comprobar que es cierto.

Nueva simulación de película Eterna Bleach Bypass

Fujifilm suma y sigue con los modos de simulación de película. En esta ocasión se añade una variante del Eterna bautizada como «ETERNA Bleach Bypass», que intenta emular el efecto de la omisión del blanqueador durante el proceso de revelado de película.

Simulación de película Eterna Salto de Blanqueado

Ofrece un look muy cinematográfico con contrastes dramáticos y tonos desaturados. Con esta nueva adición a la X-T4, Fujifilm persigue dar más opciones de «presets» para foto y vídeo con los que el usuario tenga la posibilidad de lograr un resultado final atractivo directamente en la cámara, sin pasar por el cuarto oscuro digital.

Enlaces interesantes