Fujifilm XF10

Con la Fujifilm XF10 se reabre un nuevo frente de cámaras compactas con sensor APS-C bolsilleras. Muchos fujistas echaban de menos una heredera de la X70, una compacta con óptica fija angular para callejear y tirar millas con el peso mínimo. La XF10 continúa esa filosofía, aunque simplifica su propuesta: si la X70 podría calificarse de compacta avanzada, el nuevo modelo se sitúa en la gama de entrada por varias decisiones de diseño que así lo determinan.

Extrema portabilidad, pantalla táctil fija, controles minimalistas e hiperconectividad con dispositivos móviles son las señas de identidad de una línea de cámaras destinada a cautivar a un público habitual de las redes sociales, con ganas de “subir el nivel” de las fotografías tomadas con sus smartphones.

Fuji XF10 frontal.

  • Sensor APS-C de patrón Bayer de 24,2 megapíxeles.
  • Óptica: 18.5mm f/2.8 (28mm equivalente)
  • Distancia mínima de enfoque: 10 centímetros.
  • Pantalla fija táctil de tres pulgadas.
  • Vídeo en 4K a 15p.
  • Módulo WiFi y Bluetooth.
  • MODO CUADRADO con un gesto táctil para cambiar a formato 1:1.
  • Snap mode: modo de la cámara en enfoque manual y a abertura de diafragma cerrada para aprovechar la hiperfocal (enfoca todo lo que hay un par de metros más allá del fotógrafo).
  • Teleconversor digital a focales de 35mm y 50mm equivalentes.
  • 11 tipos de modos de simulación de película. Con Classic Chrome pero sin Acros ni Eterna.
  • Disponible en negro y dorado champagne.
  • Tamaño: 112,5mm x 64,4mm x 41mm
  • Peso: 278,9 gramos incluidos batería y tarjeta.
  • Precio: 499€.
  • Llegada al mercado: a partir de agosto de 2018.

 

Fujifilm XF10 lateral. Fujifilm XF10 arriba.

Construcción de la cámara y controles

Las dimensiones de la Fuji XF10 son casi idénticas a la X70 (es cuatro milímetros más fina) y comparten el mismo objetivo. No obstante, la XF10 ha optado por una pantalla fija en vez de una abatible, reduciendo así el grosor. El peso se queda en 279 gramos con batería y tarjeta, frente a los 340 gramos de la X70.

Seguimos hablando de recortes a la hora de abordar los controles físicos… En la parte superior de la XF10 nos llama la atención el dial PASM que determina los modos manual y (semi)automáticos. Este es un rasgo común con otras cámaras de gama de entrada de la Serie X como la X-T100 y la X-A5, una solución necesaria al no disponer de dial de velocidad de obturación ni dial de abertura dedicados. Tampoco hay dial de compensación de exposición y en su lugar disponemos de dos diales superiores, uno de ellos previsiblemente configurable. En último lugar nos encontramos con el clásico botón de función que podremos personalizar a nuestro gusto.

Fujifilm XF10 trasera.

La parte trasera destaca por su “limpieza”. Además de los habituales botones de menú, reproducción, borrado y botón de acceso rápido “Q” se incluye el aclamado y utilísimo joystick selector de enfoque. A cambio, se sacrifica el dial selector, la misma elección de diseño que con la Fuji X-E3. Lo positivo de una omisión inaceptable para muchos fujistas es que se consigue ganar espacio para el reposo del pulgar.

Pantalla táctil fija

Este descarte de la cruceta se suple con la disponibilidad de funciones táctiles en la pantalla LCD de tres pulgadas y resolución de 1,04 millones de puntos. Deslizando hacia arriba, abajo, izquierda o derecha podremos activar uno de los botones de función virtuales para modificar cualquier parámetro de disparo. El panel táctil permite también enfocar o disparar con un toque de pantalla, así como visualizar las fotos tomadas como si lo hiciéramos en un smartphone.

Una óptica angular muy versátil

La Fujifilm XF10 repite la misma fórmula óptica que la X70: un objetivo de 18.5 milímetros con una abertura máxima de f/2.8. Se compone de siete lentes repartidas en cinco grupos, entre los que que se encuentran dos elementos aesféricos que ayudan a eliminar reflejos y aberraciones cromáticas. Ofrece una imagen nítida en todo el cuadro. El diafragma de nueve palas redondeadas permite realizar desenfoques suaves en una focal angular donde es más difícil conseguir un bokeh agradable.

Por desgracia, el objetivo de la XF10 pierde el anillo de abertura dedicado de la X70. Conserva, no obstante, un anillo de función configurable que puede usarse para cambiar el valor de abertura o la sensibilidad ISO, el tipo de obturador…

Fuji XF10 correa.

Sensor Bayer de 24 megapíxeles

Se ha desechado el uso del captor X-Trans III para la Fuji XF10, por lo que incorpora el más básico sensor de patrón Bayer de 24,2 megapíxeles. Una elección que, como ya lo comentamos en su momento, con la X-T100 tiene las ventaja de producir archivos RAW más ligeros y con una mejor renderización de los detalles finos de ciertos escenarios fotográficos. A cambio, se pierde el pequeño plus de nitidez y el mejor desempeño en valores de ISO altos del sensor X-Trans.

Más allá de comparaciones con modelos más caros de la Serie X, lo cierto es que este sensor ha demostrado ya lo que es capaz de dar: colores Fuji, buena calidad de imagen, amplio rango dinámico y un rango de ISO perfectamente usarle hasta los 3200-5000.

Enlaces interesantes

Desde la página oficial de Fujifilm:

Lista de características / Galería de imágenes.