Review del Tamron 11-20mm F2.8 para Fujifilm, la alternativa ultra-angular

El Tamron 11-20mm F2.8 Di III-A RXD es un objetivo zoom ultra-angular que presenta su candidatura para convertirse en el favorito de los fujistas: lleva la luminosidad máxima hasta el límite más razonable, mantiene un peso y volumen comedido y su calidad de imagen es capaz de satisfacer la gran mayoría de necesidades. Se trata de la cuarta incursión de la firma japonesa en la montura X de Fujifilm tras los Tamron 18-300 F3.5-6.3, Tamron 17-70mm F2.8 y Tamron 150-500mm. Todos estos lanzamientos son ópticas de características inéditas en nuestro sistema y es de agradecer contar con todas ellas después de tantos tiempo sin alternativas zoom más allá de los Fujinon.

🛒 El precio recomendado del Tamron 11-20mm F2.8 para Fujifilm X parte de los 899€. Aparecen las primeras ofertas en Amazon.

Tamron 11-20mm F2.8 para Fujifilm X.

En los últimos años el territorio ultra-angular en la montura X ha sido colonizado por varias propuestas interesantes de focal fija, enfoque manual y un rango variable de precios. No obstante, si queríamos la versatilidad de un zoom, teníamos la necesidad de enfoque automático y queríamos ir más abajo de los 15mm, nuestra elección se limitaba al angularísimo, luminoso y rotundo Fujinon XF 8-16 F2.8 WR o el más ligero, versátil (al menos en el extremo tele) y más asequible Fujinon XF 10-24mm f4 WR. En muchos aspectos, considero al Tamron 11-20mm un buen compromiso entre las dos ópticas de Fujifilm, combinando la luminosidad del primero y la portabilidad del segundo.

La sopa de letras del Tamron 11-20mm f/2.8 Di III-A RXD

  • Di-III A: Con «Di» Hablamos de un objetivo para una cámara digital. El III es el número para designar un diseño sin espejo y la A viene por estar optimizado para un sensor APS-C.
  • RXD: es el tipo de motor de enfoque (Rapid eXtra-silent stepping Drive). Es una unidad de motor paso a paso patentada por Tamron.

El Tamron 11-20 por fuera: minimalismo y plástico no plasticoso

A pesar de ser un zoom luminoso de abertura f/2.8 constante, apenas se me hace un poco más pesado que el zoom estándar Fujinon XF 18-55mm F2.8-4 R LM OIS. Nada más acoplarlo a la Fujifilm X-T30, lo sentí como una pareja óptica perfecta en cuanto a balanceo, agarre y manejo del zoom.

👍🏼 La ligereza de los objetivos de Tamron se logra con la utilización de plásticos de calidad en su construcción. A pesar de los prejuicios ante objetivos sin acabados metálicos, las sensaciones de tacto son buenas: en la mano el Tamron 11-20mm F2.8 se nota sólido y todos los componentes móviles encajan a la perfección sin bailes ni holguras.

En este Tamron 11-20mm no hay aros de selección de abertura, ni pestañas de selección de enfoque, ni de bloqueo, ni nada más allá de los esenciales anillos de selección de distancia focal y de enfoque manual. Todo es muy minimalista. A diferencia del Tamron 17-70mm F2.8, donde la posición de ambos anillos estaban intercambiados respecto a la posición habitual en los Fujinon, en el 11-20mm el aro de enfoque manual está justo detrás de la lente frontal, mientras que el aro del zoom está más cerca del cuerpo. Ambos tienen una superficie de manipulación suficiente, así como un recorrido suave con una resistencia idónea.

Comparando el tamaño del Tamron 11-20 F2.8 con el Fujinon XF 18-55mm F2.8-4

👉 El Tamron 11-20mm F2.8 no tiene mecanismo de enfoque interno. Su posición contraída coincide con los 20mm. En su posición extendida la distancia focal pasa a 11mm.

Detalle de la junta que sela la montura del Tamron 11-20 f/2.8

Aunque los de Tamron no hayan sacado su etiqueta equivalente al WR de Fujifilm, lo cierto es que este 11-20mm F2.8 está sellado contra polvo y salpicaduras desde su montura hasta en 7 juntas diferentes en el barril del objetivo. Es difícil hacer una comparativa en su efectividad a este respecto frente a sus competidores Fujinon… No obstante, yo no tendría reparo en sacarlo al exterior en condiciones atmosféricas que no fuesen demasiado adversas.

Designed in Japan, Made in China

El Tamron 11-20mm luce con orgullo en su barril la inscripción “Designed in Japan”, pero su manufactura es “Made in China”. Para completar el triángulo geográfico asiático, hay que hablar de su parasol, de tipo pétalo y con el mismo material plástico, ligero pero con aspecto sólido: en su superficie leemos “Made in Philippines”.

El Tamron 11-20mm F2.8 usa filtros de 67mm, uno de los diámetros más extendidos en el uso de filtros de densidad neutra y polarizadores.

Rango focal comedido pero acertado

No disputa récords de ultra-angularidad ni el zoom de rango focal llega al x2. Sin embargo, la cobertura desde un 17,5 hasta un 30mm equivalente a formato completo cubre la gran mayoría de necesidades angulares sin comprometer el peso del objetivo ni su máxima abertura constante de f/2.8. He aquí una muestra de los encuadres de un extremo angular a un extremo tele.

Tamron 11-20mm F2.8 a 16mm, f/2.8 y 1/30 sin estabilizador.

Calidad de imagen

La capacidad resolutiva del Tamron 11-20mm F2.8 es notable. Su punto más débil está en el extremo angular en las esquinas, en las consigue un «aprobado» a f/2.8. La ligerísima mejora al cerrar a f/4-5.6 no le da para sacar buena nota.

A partir de los 13-14mm la resolución va aumentando ligeramente hasta el punto dulce en los 17-18mm, para volver a caer un poco a los 20mm. En todo el rango focal, la resolución en el centro es muy buena desde f/2.8, con poca variación al cerrar el diafragma. En las esquinas a partir de 13mm, la resolución es buena desde máxima abertura y mejora hasta rozar el notable a f/4-5.6.

👉🏽 A diferencia de otros objetivos, la resolución y el contraste a máxima abertura no supone una gran variación con respecto a aberturas medias. No hay puntos especialmente dulces en este zoom así que podemos preocuparnos solamente de la profundidad de campo y la velocidad de disparo que queremos a la hora de ajustar el diafragma.

ℹ️ El esquema óptico incluye 12 lentes repartidas en 10 grupos. Tamron habla de «rendimiento de alta resolución» en todo el marco a través del uso de dos elementos de lentes asféricos GM. Se utilizan dos elementos LD de dispersión baja y uno XLD de dispersión extra-baja para combatir las aberraciones cromáticas y aumentar la capacidad resolutiva. Por su parte, el revestimiento BBAR-G2 patentado de la marca promete un mayor control contra los reflejos no deseados, aumentando -afirma Tamron- el contraste en situaciones de contraluz.

Nitidez a 11mm al centro

Nitidez a 11mm en las esquinas

Nitidez a 14mm en el centro

Nitidez a 14mm en las esquinas

Nitidez a 20mm en el centro

Nitidez a 20mm en las esquinas

🆚 En el centro el Tamron 11-20 está definitivamente a la altura del Fujinon XF 10-24mm F4 y ligeramente mejor en las esquinas. No es capaz de tutear al Fujinon XF 8-16mm en nitidez bruta en en las esquinas, aunque en el centro la diferencia es menor. Estoy seguro que, de ser un objetivo Fujinon, entraría en la famosa lista de objetivos capaces de resolver los 40 megapíxeles del sensor X-Trans V.

Aberraciones cromáticas

El control de las aberraciones cromáticas no es el punto más fuerte del objetivo, aunque está debilidad no es difícil de solucionar.

En ciertos escenarios, el Tamron 11-20mm F2.8 está algo lastrado por las aberraciones cromáticas laterales, desviaciones de color que aparecen en la periferia de la imagen. Es fácilmente corregido en Lightroom, Capture One y la mayoría de reveladores RAW, si bien está corrección supone un ligero peaje a la nitidez en las esquinas.

Fujifilm X-T30 + Tamron 11-20mm a 20mm y f/5.6.
Fujifilm X-T30 + Tamron 11-20mm a 11mm y f/8.

En relación a las aberraciones cromáticas longitudinales, también llamadas axiales, se pueden observar en forma de resplandores verdes o magentas en los bordes con alto contraste de luz. Son defectos más difíciles de corregir ya que afectan severamente la coloración del escenario. Afortunadamente, no he encontrado problemas con este tipo de defecto óptico.

Viñeteo y distorsión

Un zoom ultraangular es un objetivo que tiene que lidiar con estructuras ópticas complejas que, si además apuesta por la compacidad, puede verse afectado por defectos ópticos como la distorsión y el viñeteo. Muchas veces los fabricantes de ópticas los consideran males menores que delegan su minimización a un perfil de objetivo que aplica correcciones automáticas en el JPEG o en el revelador RAW.

Sinceramente, me esperaba un peor escenario en un objetivo tan miniaturizado como el Tamron 11-20mm.Si bien el objetivo no es perfecto, logra mantener a raya tanto la distorsión como el viñeteo a niveles en los que la autocorrección no provoca una merma apreciable de la calidad de imagen

La distorsión en el rango focal del Tamron 11-20mm sigue un patrón clásico: a los 11mm hay una ligera distorsión de barril que se neutraliza más o menos a los 14mm y va tornando en distorsión de cojín hasta el máximo en los 20mm, más pronunciado que el extremo angular. Hay que destacar que la curvatura es lineal y fácil de corregir por el revelador, provocando muy poca pérdida del encuadre en el trayecto.

Distorsión a 11mm

Distorsión a 20mm

El viñeteo es visible a f/2.8 en cualquier distancia focal, aunque es más visible a los 11mm. Por suerte, Hemos visto casos mucho peores y a partir de f/4 no es molesto en ningún punto del rango focal, siendo difícilmente apreciable a partir de f/5.6. Todas estas son capturas sin corregir: tanto en Lightroom, como en Capture One o en los disparos en JPEG, la corrección automática se aplica para no dejar rastro del oscurecimiento en las esquinas, sin apenas adición de ruido.

Resistencia a los reflejos no deseados

En este apartado hay una noticia buena y otra mala:

La buena es que el Tamron 11-20mm es bastante resistente a los reflejos laterales y a las luces fuertes que no son el solazo del atardecer embistiendo sin piedad a la lente frontal. Tuve el objetivo durante unas semanas donde apenas pude ver el azul del cielo en mis latitudes y tuve que esperar a un momento concreto para hacer la prueba de los contraluces ya que hasta entonces no había tenido problemas con luces fuertes y sol con nubes o árboles de por medio.

Empezaron a aclararse las nubes y, con la mejoría del tiempo, llegó la mala noticia: cuando el sol fuerte entra en la parte central del encuadre, se suele producir un flare bastante complejo y difícil de evitar. Si hay que ver el vaso medio lleno diré que incluso en la mayoría de estas situaciones el contraste general de la imagen se mantiene alto, lo cual facilita el hacer desaparecer los reflejos fantasma en la edición.

Bokeh

El territorio ultra-angular nunca fue un lugar propicio para los bonitos desenfoques, bien sea por la amplia profundidad de campo a estas distancias focales, bien por el “nerviosismo” menos armónico de los fondos que es lo habitual con este tipo de objetivos.

A pesar de ello, el Tamron 11-20mm y su f/2.8 de máxima abertura permite realmente desenfocar fondos incluso a 11mm, con una estética que no desagrada. A 20mm f/2.8 los desenfoque se vuelven más pronunciados y tanto la cremosidad como la circularidad del bokeh sorprenden por igual.

Tamron 11-20mm a 14mm y f/3.2
Esta es la cara que pones cuando te haces un selfie y temes el resultado de poner la distancia focal a 11mm. A f/2.8

Distancia mínima de enfoque

La magnificación máxima del Tamron 11-20mm F2.8 es de 1:4, algo que podríamos catalogar como “macro”. Lo malo es que sólo logramos esta magnificación en el extremo angular colocando la lente frontal a menos de tres centímetros del sujeto, algo que suele proyectar sombras poco favorecedoras y resultar poco práctico en la mayoría de los casos. En el más cómodo extremo tele, la magnificación máxima es de un menos impresionante 1:7,7.

Fotografiando con la distancia distancia mínima de enfoque a 11mm.

Autoenfoque

El enfoque automático del Tamron 11-20mm F2.8 es rápido, silencioso y seguro. He hecho unos cuantos seguimientos a sujetos en movimiento sin problema y en situaciones de luz baja y poco contraste también he podido realizar el enfoque automático sin ninguna duda en el mecanismo

Aunque muchos piensen que el autoenfoque en un zoom ultra-angular sea una cuestión secundaria, lo cierto es que es algo que me tiene que aportar seguridad en escenarios como la fotografía callejera. En un par de salidas por callejeras, las sensaciones han sido muy buenas y cualquier fallo en el enfoque lo atribuyo a haber apuntado a donde no debía.

Versatilidad ultra-angular

Justo cuando ya había abrazado la idea de un objetivo de focal fija angular extremo para recortar si fuese necesario el encuadre, va y se presenta este Tamron 11-20mm F2.8. Al probarlo en varios escenarios, sobre todo en arquitectura, he comprobado lo fácil y sencillo que es lograr diferentes encuadres y compronbar diversas perspectivas a golpe de muñeca.

La cuestión es que los objetivos de focal fija que tengo en el punto de mira me ofrecen una luminosidad extra que generalmente no necesito, ya que con estas distancias focales tan angulares suelo disparar de f/4 a f/11. Lo peor de esto es que son objetivos más pesados incluso que un zoom como el Tamron 11-20mm F2.8.

Llegados a este punto, me quedo con la versatilidad que me da el Tamron 11-20, aunque ahora tocaría analizar la variable precio y la de la necesidad o no de la máxima calidad de imagen que, en estas distancias focales, sólo está al alcance de un objetivo de distancia focal fija.

Opinión final sobre el Tamron 11-20mm F2.8 para Fujifilm

Durante el tiempo que he tenido el Tamron 11-20mm F2.8 me he quedado muy sorprendido por el excelente equilibrio entre las diferentes variables que tenemos que considerar a la hora de considerar la elección de un objetivo: precio, calidad de imagen, luminosidad, volumen, rendimiento, y, en el caso de hablar de zooms, rango focal cubierto.

Aunque no desentona en ninguno de los apartados de análisis, me parece destacable subrayar su excepcional portabilidad, su f/2.8 constante y un autoenfoque sin dudas. La calidad de imagen es perfectamente válida para una gran mayoría de usuarios y, a pesar de no alcanza la nitidez rabiosa en ningún punto de su rango focal, tampoco me he encontrado con fotografías en las que haya echado a faltar ni un punto de nitidez en el encuadre desde los 11mm hasta los 20mm. A máxima abertura la calidad de imagen en todo el encuadre apenas está un pelín por atrás de lo que nos encontramos a f/4 y f/5.6.

Generalmente nos esperamos un precio por debajo de los 899€ en objetivos de «terceras marcas» alternativos a los Fujinon. Este es precisamente el precio al que nos podemos encontrar al Fujinon XF 10-24mm F4 WR a día de hoy en Amazon y casi la mitad de lo que cuesta también en Amazon el XF 8-16 F2.8 WR.

¿Qué zoom ultra-angular recomendaría a día de hoy? Ninguno es «el mejor» y todo depende de la importancia que demos a cada una de las variables antes mencionadas.

  • En cuestión de calidad de imagen, es difícil toser al «pata negra» Fujinon XF 8-16mm F2.8 R LM WR. Aunque a 8mm las esquinas no estén al nivel que se espera de un objetivo de su precio, en el resto de distancias focales mantiene la consistencia y un rendimiento muy bueno incluso con sensores de 40 megapíxeles. Sus mayores pegas son su gran voluminosidad y, sobre todo, su precio.
  • El Fujinon XF 10-24mm F4 R OIS WR tiene una calidad de imagen apenas un pelín por detrás del Tamron, tiene más rango focal por el lado tele y añade estabilización óptica y el siempre preciado anillo de control de la abertura de diafragma. Lo malo, su f/4 de abertura máxima de diafragma puede ser un hándicap para muchos usuarios.
  • El Tamron 11-20mm es el más ligero, tan luminoso como el XF 8-16mm F2.8 y conserva el rango focal más útil en una gran mayoría de escenarios. Su ausencia de aro de control de abertura puede ser el mayor problema para los usuarios de Fuji más clasicistas.

Ficha técnica del Tamron 11-20mm F/2.8 Di III-A RXD

ModeloB060
Longitud Focal11-20mm
Apertura máximaF2.8
Ángulo de visión
(diagonal)
105°20′-71°35′
(para formato sin espejo de marco APS-C)
Construcción óptica12 elementos in 10 grupos
Distancia mínima al objeto0.15m (angular) /
0.24m (tele)
Relación de magnificación máxima1:4 (angular) / 1:7.6 (tele)
Tamaño del filtroφ67mm
Diámetro máximoφ73mm
Longitud*86.5mm
Peso335g
Palas de diafragma7 (abertura circular)
Apertura mínimaF16
Accesorio estándarParasol y tapas
Monturas compatiblesMontura Sony E y Fujifilm X
FormatoAPS-C sin espejo

Galería de muestras del Tamron 11-20mm F/2.8 Di III-A RX

Última actualización el 2024-07-12 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados

Jon Díez Supat
Jon Díez Supat
Friki fotográfico, jefazo y becario en Fujistas

8 COMENTARIOS

Suscríbete
Notifícame
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

8 Comments
Más antiguo
Más nuevo Más votado
Inline Feedbacks
Mira todas las conversaciones
FotoArus
FotoArus
8 junio, 2023 21:15

Estaba decidísimo a irme a por el Viltrox 13 1.4 pero este Tamron me hace dudar. Las esquinas no pintan tan mal como mi 10-24 y el f/2.8 es un plus. Lo que no soporto es que no tenga el arete de control de la apertura, pero todo es acostumbrarse.

Booom
Booom
8 junio, 2023 22:18

Gran trabajo, Jon! La verdad es que pinta muy bien todo lo que está sacando Tamron. Más interesante que lo que ha lanzado Sigma pero por desgracia más caro. A ver si alguno saca un tele pequeño y bien de precio.

Aitor Osaba
Aitor Osaba
9 junio, 2023 00:21

Una información muy útil, gracias por el trabajo, Jon. El Tamron 10-20 cumple con todas mis variables excepto con el precio. Esperaremos un poco.

Raskolnikov
Raskolnikov
9 junio, 2023 07:14

Gracias, master! Llevaba meses esperando este objetivo. En el foro has dejado un enlace con muestras a alta resolución que podías dejar aquí, a mí al menos me han servido de mucho

Alex
Alex
9 junio, 2023 09:49

Buena revisión