¿Colorímetro o software para calibrar el monitor?

jotae

Fujista de renombre
Ahora que me meto en el peligroso mar de la impresión digital me entran las dudas, a raíz de un incidente sufrido con un trabajo encargado a una imprenta digital especializada. En ella me ha asegurado que la única manera de asegurar un perfil de color correcto es, de inicio, a través del calibrado del monitor mediante un colorímetro, descartando cualquier otra solución que pase exclusivamente por el software especializado para ello (Calibrize, QuickGamma, etc.). Sin embargo, lo que he leído sobre estos programas parece contradecir esa necesidad de un hardware dedicado y, por lo tanto, un gasto más.
Esta es mi duda razonable, a pesar de la insistencia del técnico del laboratorio: ¿de verdad necesitamos, sí o sí, de un colorímetro para obtener el color y contraste que queremos? ¿Quién o quiénes de vosotros utilizáis un colorímetro para calibrar su monitor? Yo los tengo calibrados con el programa Calibrize y tengo la impresión de que el color y el contraste ofrecido son más que correctos para lo que yo veo y deseo observar en mis fotografías. Y, la verdad, no sé hasta dónde debe llegar nuestra exigencia al respecto. Salvo que alguno sea profesional de la fotografía o las artes gráficas, claro.
¿Qué opináis?
 

Loislo

Gurú Fujista
Si quieres la máxima fidelidad necesitas un monitor que se acerque al 100% del espectro adobe rgb y calibrarlo periodicamente vía hardware, de hecho los fabricantes de estos monitores recomiendan el uso de este tipo de calibradores en lugar de incorporar ellos mismo software para esta finalidad.
En un monitor al uso, no uno especializado para fotografía, te puedes encontrar con que por muy calibrado que esté, no cubra tanto espectro como el laboratorio. Por otro lado, cuanto mejor es el monitor, menos necesidad de calibrado tiene (aunque quien compra uno de estos seguramente sea mucho más exigente y lo calibrará amenudo).
Además resulta que muchas de las webs de revelado digital económicas nisiquiera traban con adobe rgb, si no con srgb.
Cuando intenté aprender algo sobre el tema acabé resignándome porque mi conclusión fue que mientras no cuente con un monitor fotográfico, un calibrador y un laboratorio de calidad, y todo esto supone demasiado dinero para mi, tendré que contar con que pueden existir ciertas variaciones de colorl. Yo no creo que merezca la pena comprar un calibrador de color para un monitor que no cubra casi todo del adobe rgb.
 

loti

Fujista de renombre
Con un calibrador externo como el i1Profiler de XRite calibras perfectamente el monitor. Yo lo hago mensualmente, Creo que hoy ya no se fabrica y se ha sustituido por el i1Profiler Colormunki Foto, que también sirve para hacer perfiles de los papeles y cuesta sobre 450€. La opción más sencilla y barata creo que es el calibrador Xrite Colormunki Display sobre 120€. A partir de aquí todo es mucho más caro pero no lo creo necesario a menos que seas una imprenta.
Yo uso el i1Profiler de XRite y me va perfectamente uso un iMac de 27" paneles de led y según el calibrador cubre el 98 % del espacio Pantone
 
FOTOofertas de última hora en Amazon.

AnMoVi

Fujista Habitual
Lo he dicho en varias ocasiones: no basta con tener un monitor que cubra el 100% de adobe ron, aunque esté correctamente calibrado. Para obtener la mayor precisión posible (partamos de la base de que JAMÁS coincidirá al 100%) necesitamos controlar absolutamente todo el proceso, desde la toma hasta la impresión. Habría que calibrar, además, la cámara y la impresora, cosa que muy pocos hacen. Los perfiles icc genéricos no solucionan este problema; hay que calibrar la impresora, o como mínimo, pedir un perfil icc personalizado para cada papel-impresora utilizados. Por no olvidar que, aunque el monitor esté calibrado, necesitamos un software capaz de hacer soft-proofing.

Esto es toda una ciencia. Un proceso muy laborioso. Y para asegurarte que todo el trabajo queda según lo esperado, mejor con tu propia impresora.

Un abrazo.


*
 

loti

Fujista de renombre
Lo he dicho en varias ocasiones: no basta con tener un monitor que cubra el 100% de adobe ron, aunque esté correctamente calibrado. Para obtener la mayor precisión posible (partamos de la base de que JAMÁS coincidirá al 100%) necesitamos controlar absolutamente todo el proceso, desde la toma hasta la impresión. Habría que calibrar, además, la cámara y la impresora, cosa que muy pocos hacen. Los perfiles icc genéricos no solucionan este problema; hay que calibrar la impresora, o como mínimo, pedir un perfil icc personalizado para cada papel-impresora utilizados. Por no olvidar que, aunque el monitor esté calibrado, necesitamos un software capaz de hacer soft-proofing.

Esto es toda una ciencia. Un proceso muy laborioso. Y para asegurarte que todo el trabajo queda según lo esperado, mejor con tu propia impresora.

Un abrazo.


*
Totalmente de acuerdo, yo hago perfiles personalizados para los papeles que utilizo y los calibro cada mes y siempre antes de una tirada importante de copias. Comparando mis perfiles con los que suministran los fabricantes para cada impresoras hay pequeñas diferencias; mejor con los hechos por mí. Esto es normal pues para eso se calibran los papeles mensualmente, para que las pequeñas diferencias en las tintas (un color como el cian claro se gasta infinitamente menos que el gris claro) y un tintero puede llevar mucho más tiempo instalado que otro, pueden haberse producido pequeñas evaporaciones de alguna de las tintas, tened en cuenta que las tintas en un plotter fotográfico se inyectan calientes. Todo ello hace que sea necesario tener amarrada toda la cadena: calibrar monitor, hacer perfiles de los papeles y calibrar papeles. Requiere constancia y se gasta mucho papel y tinta. Hacer un perfil emplea 1 hoja A4 + 1 hoja A3+ para cada papel, y el recalibrado mensual 1 A4. Tengo amigos que me traen las fotos a imprimir porque dicen no tener paciencia para hacer todo eso
 
Prueba de ON1 Photo Raw
Arriba