Microgeografías de Novelda

Una de mis aficiones consiste en visitar librerías. Al hacerlo puedo curiosear entre los títulos de los géneros que me interesan y, llegado el caso, hojear alguno de ellos, lo que me permite conocer libros que de otra manera nunca habría llegado a conocer, al tratarse de títulos desconocidos o minoritarios.

las microgeografías son los mapas particulares de cada uno, los ‘no lugares’ o sitios sin suficiente entidad

Esto fue lo que me pasó con el libro ‘Microgeografías de Madrid’ de Belén Bermejo, una editora de libros de ficción y poesía, y aficionada a la fotografía. El libro me atrajo por la limpieza y sencillez de sus fotografías, así que lo compré allá por mayo de 2019. Ya en casa comencé a leerlo tranquilamente y me encantó. El libro comienza explicando que las microgeografías son los mapas particulares de cada uno, los ‘no lugares’ o sitios sin suficiente entidad para ser considerados como tales. Lugares anónimos o de tránsito. En el libro, Belén muestra sus microgeografías de Madrid, acompañándolas de textos con un hermoso enfoque poético. El libro me hizo reflexionar sobre la posibilidad de fotografiar lo cotidiano, aquellos sitios por los que has pasado tantas veces que ya ni te fijas en ellos cuando pasas y que muchas veces atesoran una gran belleza que la cotidianidad hace pasar desapercibida.

Por Jose Luis Sánchez Navarro. Fujifilm X-T30 + XF 23mm F2 R WR.

Apenas un mes después de comprar el libro, en junio de 2019, y en un ataque terrible de GAS compré mi Fujifilm X-T30 con el Fujinon XF 18-55 f2.8-4. Vendí todo mi equipo Nikon, un cuerpo, 3 objetivos y un flash, y comencé a hacerme con mi nueva Fuji. A finales de 2019 hablé del libro con mis compañeros de la Asociación Fotográfica de Novelda y acordamos realizar un proyecto colectivo sobre las microgeografías de Novelda. Me puse en contacto con Belén Bermejo a través de su cuenta de IG para presentarle el proyecto y pedirle autorización para usar su término microgeografías a lo que se mostró encantada. Tristemente Belén falleció en Junio de 2020 victima de un cáncer. El dinero recaudado con la venta de su libro se destina al área de Oncólogía Médica del Hospital de la Princesa de Madrid.

A nivel personal puse dos restricciones al proyecto de microgeografías: iba a utilizar unicamente objetivos de focal fija y a utilizar la simulación de película Classic Chrome como punto de partida para el revelado. Compré un Fujinon XF27 f2.8 por su pequeño tamaño y precio, y comencé a salir los domingos por la tarde a tomar fotografías. El Fujinon XF27 es un objetivo fantástico, pequeño y muy nítido, pero en una decisión precipitada decidí venderlo y comprar un Fujinon XF23 f2 WR. El motivo fue la sensación de que en las fotos con el 27mm me faltaba un poco de amplitud, que esos 5mm en términos de equivalencia full frame eran importantes para el tipo de fotografía que quería realizar y que el XF23 era el objetivo adecuado para ello. El Fujinon XF23 se ha convertido en mi objetivo preferido, su calidad óptica y velocidad de enfoque son increíbles y me siento muy a gusto con él. La única pega que le encuentro es que es bastante más grande que el XF27, pero tengo que decir que he vuelto a comprar un XF 27mm para acompañar a mi nueva, aunque usada, Fujifilm X-E2.

Por Jose Luis Sánchez Navarro. Fujifilm X-T30 + XF 16mm F2.8 R WR.
Por Jose Luis Sánchez Navarro. Fujifilm X-T30 + XF 16mm F2.8 R WR.

El proyecto de microgeografías de Novelda me ha hecho recorrer de nuevo mi localidad de una manera tranquila, encontrando no lugares tan hermosos como inesperados, observando como la ciudad cambia de la mañana a la tarde, de una estación a otra, de los días de sol a los nublados. Una vuelta a fotografiar lo cotidiano, a disfrutar de la fotografía de manera habitual, sin esperar a viajes o acontecimientos extraordinarios. Muchas de las fotos las he realizado domingos por la tarde de los meses de verano, que he aprovechado para recorrer Novelda con mi bici y detenerme en aquellos lugares que me interesan. Parar y aparcar la bici, observar el ‘no lugar’ y situarme en el punto exacto desde el que quería hacer la fotografía ha sido un pequeño ritual. A muchos ‘no lugares’ he tenido que volver varias veces por haber coches aparcados que me molestaban para mis fotos, y he aprovechado las obras de reasfaltado de algunas calles para poder hacer fotos que de otro modo hubiera sido imposible realizar.

Llevo en una pequeña libreta una lista de microgeografías por fotografiar, anotando en ella cualquier idea que se me ocurre para visitar algún ‘no lugar’ que me viene a la memoria o que me haya llamado la atención en algún paseo por Novelda, y os puedo asegurar que la lista de sitios pendientes no se reduce, pues las tachaduras se compensan con las nuevas anotaciones. Y todavía tengo varias microgeografías pendientes de fotografiar pues siempre que he ido había algo delante que me ha impedido tomar la fotografía tal como yo quiero.

Jose Luis Sánchez Navarrohttps://alanit.com
Me llamo José Luis, casado con Esther y padre de Fátima y Marcos. Vivo en Novelda, trabajo como informático y, cuando no estoy con mi familia, ocupo el tiempo leyendo, paseando, programando y haciendo fotografías. He pasado mucho tiempo con otras cámaras, pero afortunadamente soy fujista desde 2019.

2 COMENTARIOS

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.