Reseña de la impresora Instax Mini Link y su uso con cámaras Fujifilm

2

En una comunidad fotográfica a veces demasiado preocupada por exprimir el detalle de nuestros sensores X-Trans con el revelador de turno, de lograr la máxima nitidez píxel a píxel con el punto más empalagoso de nuestros objetivos de focal fija, os preguntaréis si tiene sentido reseñar una impresora portátil que imprime fotografías minúsculas con una magra resolución de 800×600 y un rango dinámico muy contenido, por decir algo… Yo digo: ¡por supuesto que sí! La Fujifilm Instax Mini Link te la puedes llevar a todos los lados, es sencilla de utilizar y te permite obtener una fotografía en papel, de esas que e pueden tocar, en un santiamén. Y esto, además de divertido, puede ser muy útil en situaciones como las que comenta Miguel Ángel López en su experiencia con la X100F y las impresoras Instax.

Instax Mini Link con impresiones Instax Mini..

Diseño desenfadado y minimalista

No soy precisamente un fan de la angulosidad del diseño de la Instax SP-2. El botón de encendido es poco oprimible y se sitúa en un lateral con poco protagonismo. En el caso de la Instax Mini Link, se redondean armónicamente sus formas y el botón de encendido se traslada al centro de su superficie, accionable de una manera más intuitiva.

En tamaño y peso, la Instax Mini Link experimenta un adelgazamiento ideal para ser considerada más portátil que nunca y cómoda de llevar en un bolso de mano o en el bolsillo de la chaqueta. La eliminación del botón «reprint», el módulo WiFi y la batería extraíble ha permitido dejar las dimensiones de la impresora a un mínimo esencial.

FOTOprecios del momento



Conectividad

¿Cómo? ¿Que la Instax Mini Link ya no funciona vía WiFi? No, la transferencia de sus archivos se realiza ahora exclusivamente a través de la conexión Bluetooth, más que suficiente para transmitir las fotos a la resolución de impresión de la película Instax Mini. Y mucho más rápida a la hora de realizar emparejamiento entre dispositivos.

¿Qué se queda por el camino? Perdemos la conexión directa entre las cámaras de la Serie X y la impresora: para imprimir una foto recién tomada desde mi X-T30 he de conectarla a Fujifilm Camera Remote, desde donde podremos acceder al explorador de imágenes de la tarjeta SD para seleccionar la foto deseada. Pulsando en el botón de selección «envío a Instax» se lanzará la aplicación Instax Mini Link (para Android e iOS), desde donde podremos hacer los ajustes necesarios a la imagen antes de ordenar la impresión final.

A priori, este proceso anula la inmediatez de mandar una impresión directamente desde la cámara a la Instax Share, algo maravilloso a la hora de hacer un regalo a modelos «espontáneos» en nuestras fotografías callejeras o de viajes. En la práctica, esta pérdida la compensan dos cosas:

  • Cuando imprimimos las fotografías de nuestro teléfono, el emparejamiento es indoloro y ganamos una aplicación más moderna con una transferencia más rápida.
  • La mayoría de las veces tenemos que hacer un reencuadre y unos ajustes básicos de la imagen antes de imprimirla: bajar brillo para reducir la posibilidad de sobre-exposición (habitual en las impresiones Instax) y darle un punto extra de contraste para dar un poco más de “punch” al resultado final. Este proceso es habitualmente más rápido haciéndolo directamente desde la app mini Link que realizándolo en la conversión RAW de la cámara.

Conclusión

No vamos a analizar la calidad de impresión de la Instax Mini Link ya que la fórmula es la misma que en toda la familia de cámaras e impresoras Instax Mini. Básicamente son impresiones de baja resolución, con un rango dinámico difícil de domar y tendente a la sobre-exposición, pero con colores vibrantes y con todo lo bueno de la portabilidad y la facilidad de obtener divertidos resultados en papel de este sistema.

El tiempo de impresión de la Instax Mini Link es ligeramente menor con respecto a sus impresoras competidoras, aunque no considero este par de segundos especialmente relevante. Tampoco entraré a valorar el modo entretenimiento, el emparejamiento con redes sociales, los collages y características chachi-pilonguis como los «juegos» de compatibilidad entre personas fotografiadas, que creo que son cosas que abordará mejor la/el youtuber de turno. Eso sí, las plantillas de la app Instax Mini Link son mucho más guays que las más formales y aburridas de la aplicación Instax Share 😀

Instax Mini Link imprimiendo.

En cuanto al precio, todas las impresoras Instax para el formato Mini valen más o menos lo mismo, por lo que yo sólo consideraría decantarme por una Instax Share SP-2 en el caso en el que queramos lograr la impresión directamente desde la cámara de la manera más rápida posible y sin ediciones de por medio. ¿E ir a por la Instax Mini Link teniendo una Instax Share SP-2? A no ser que seas un instaxero empedernido, no merece la pena: total, la impresión final va a ser idéntica..

Instax Link, Impresora para Smartphone, Azul Denim
Precio: EUR 98,34
(A partir del: 2020/01/18 10:39 am - Detalles
×
Los precios de los productos y la disponibilidad están basados en la fecha y hora indicadas y están sujetos a cambios. Cualquier información de precio y disponibilidad que se muestre en https://www.amazon.es/ en el momento de la compra se aplicará a la compra de este producto.
)
10 nuevos desde EUR 98,341 De 2ª mano desde EUR 91,46

Si quieres impresiones de mayor tamaño, la Instax Share SP-3 de formato cuadrado es la mejor alternativa. Para formatos de tamaño aún mayor, con mayor resolución, más fidelidad de los tonos, más… lo mejor es que te compres una buena impresora, o que busques un servicio de e impresión adecuado. A las impresoras Instax hay que quererlas (y disfrutarlas) como son.

2 Comentarios

  1. Pues creo que me daré del capricho. Por lo que dices, veo lo del bluetooth más ventaja que inconveniente y la verdad es que la impresora es una preciosidad que seguro que le saco partido en más de un evento.

  2. Me gusta más esta Mini Link que las otras. Lo del Bluetooth no me parece un arma de doble filo sino lo más inteligente para ahorrar costo, peso y no tener que andar cambiando las conexiones wifi innecesariamente. Fuji tendría que dar un poco de amor al firmware de sus cámaras para dar más opciones de uso con las impresoras Instax.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.