Toma de contacto con la Fujifilm X-T30 y el Fujinon XF 16mm F2.8 R WR

16
3123

«Un pequeño gigante» rezaba la diapositiva. «Coño, pues tampoco es una lámpara tan grande. Eso sí, en rojo mola un kilo, y me facilitaría mucho las cosas cuando trajera a alguna fermosa fémina a casa…», pensé. — ¡A ver, tarugo, se refiere a la Fuji X-T30! —Me aclararon los técnicos de Fujifilm. En mi defensa debo decir que jamás hubiera pensado que alguien se pudiera referir a la X-T30 como a un gigante, pues cuando la ves con el Fujinon XF 16mm F2.8 R WR montado le dirías al vendedor: — De estas me pone media docena, por favor; 2 en color negro, 2 en color plata y 2 en ese gris antracita que dicen los de Fuji que va a salir en un par de meses.

Fuji X-T30, "The little giant"

—Y es que en tamaño y apariencia es prácticamente igual que la X-T20 (con la que coexistirá en el mercado durante toda esta temporada), eso sí con los botones más sobre-dimensionados —detalle que se agradece mucho—, joystick para mover el punto de enfoque donde te salga de los encuadres (cubriendo el 100% de la pantalla) y el clásico botón «Q» cambiado de sitio, justo a la derecha del grip posterior y muy a mano, bueno, muy a pulgar. A ese respecto, confieso que cuando lo dijeron en la explicación técnica, tuve serias dudas y reticencias por si lo podías presionar sin querer mientras disparas sin separar el ojo del visor; pero no, no es así en absoluto, queda en una posición que me parece ideal. En los 50 minutos que pude secuestrar a la X-T30 para probarla dándome unos rulis por Barcelona, no lo presioné por error en ninguna ocasión, y eso que llevaba el modo «ansia viva» conectado (mi cabeza, no la cámara).

X-T30 trasera.

¿Alguien quiere probarla con el nuevo XF 16mm F2.8 R WR? —dijeron. Esta vez tiré de sierra eléctrica, sacos de patatas vacíos y de la cámara frigorífica que había detrás de la sala donde estábamos. En 2 minutos ya era el único que quería (y podía…) probar el combo en cuestión. ¡Qué maravilla!, de verdad. Acostumbrado a mi X-T2 y a objetivos más grandes, me parecían de broma, pero de broma de buen gusto. La cámara es ligera de narices, y con el nuevo 16mm (el más pequeño de los «Fdositos») es como que sabes que no te vas a cansar ni en 7 vidas de llevarlos encima.

Yo no sé si era por la cámara o el objetivo, aunque intuyo que es por cualquiera de los dos, pero la velocidad de enfoque es brutal. Y cuando digo brutal, es de hacerse aguas mayores encima. Recuerdo que iba a apoyar el dedo en el disparador para hacer la foto de abajo y me apareció en el visor un mensaje que decía «¡¿Vas a disparar ya o no, pavo?, que me aburro!» (se nos está yendo de las manos lo de hacer cámaras con personalidad, joder). Me faltó tiempo para probar a conciencia el enfoque continuo, pero por las mejoras introducidas vimos que en el vídeo explicativo, es de caerte de culo. Y no, no usé el enfoque continuo para hacer esta foto…

X-T30 + XF 16mm F2.8 en foto callejera

Como los datos de la cámara en sí ya están en todas partes de Googlelandia, esta reseña pretende ser menos técnica (como ya habréis podido observar) y más de experiencia de usuario. Y si me obligaran a punta de bazooka —lo típico— a definir esta cámara con una sola palabra, diría «fácil». Como apuntaba otro invitado a la presentación, es una cámara que ofrece muchísimo más de lo que el potencial cliente aficionado-avanzado puede suponer. Tanto es así, que en breve aparecerá una actualización de firmware para la X-T3, su hermana mayor, no vaya a ser que se sonroje. Y es que —ahora que estamos entre amiguis—, si no necesitas doble tarjetero y que la cámara esté sellada ante las inclemencias del tiempo, con esos 500 y pico de euros de diferencia puedes comprarte un mogollón de batamantas, por ejemplo. Bueno, a lo que iba, si vienes de cualquier otra Fuji, en menos de 2 minutos te parecerá que es tu cámara de toda la vida, y si vienes de otra marca, pues te lees el manual, bandido, que es gratis. Sea como sea, es una cámara muy intuitiva y con una pantalla táctil muy customizable: puedes desactivarla, sectorizarla, mover el punto de enfoque desde la propia pantalla mientras tienes un ojo pegado al visor, etc,. Lo cierto es que yo estoy acostumbrado a no usar la pantalla táctil (la X-T2 no tiene), y con el joystick y el botón «Q» no me ha hecho falta nada más.

XT30 árbol

Muchos consideráis que me paso de «buena persona» porque sostengo que alguien que dispara en Jpg, teniendo la opción de disparar en Raw, debe recibir un trato justo por parte de la sociedad, lo sé; solo quiero aclarar que en esta ocasión no tuve más remedio porque de lo contrario no hubiera podido revelar los Raws. No obstante, después de pasar media hora en la calle con la capucha puesta convencido de que todo el mundo me miraba pensando: «el fulano ese dispara en Jpg», pensé que igual sería buena idea probar el modo de simulación Eterna que la X-T30 trae de serie. No lo había probado nunca y aluciné bastante, la verdad. Tengo cierta inclinación a que me gusten las fotos ligeramente subexpuestas, y para mi sorpresa, en ninguna de las imágenes había empastado las sombras. Acostumbrado a mi modo habitual de editar las fotografías, de buenas a primeras les faltaba algo de contraste y saturación (nada que no haya podido arreglar en un periquete en Lightroom), pero esas tan bonitas como sutiles tonalidades, y el amplísimo rango dinámico de este modo de película, me ha enamorado por completo (por cierto, Sr. Fuji, si lo implementa por firmware en las X-T2 le prometo que no nos vamos a quejar). Así que dicho queda: todas las fotos tomadas con la X-T30 son en Jpg directo de la cámara corrigiendo sólo un poco los valores básicos, y en todos los casos con el valor de enfoque a 0 y sin ningún enfoque posterior. Asimismo, de debe tener en consideración que las cámaras que probamos era unidades de preproducción, las que acaben en las manos del consumidor serán iguales o más refinadas aún.

Chicas y chicos, ¡buena noticia!: ¿Tenéis una aburri-pareja que siempre os da la brasa con que parece que estéis más enamorados/as de la cámara que de ella? No os preocupéis, ya no tendréis que disimular más. La X-T30 se lleva en una sola mano con una facilidad pasmosa, la otra la tendréis libre para hacer manitas, o mimitos, o lo que sea que haga la gente que va a hacer fotos y tiene que llevar a la pareja consigo. Sé que es algo que le quita el sueño a muchas personas y me aseguré de realizar una prueba exhaustiva:

Fujifilm XT30 + Fujinon XF16mm f/2.8

Algo que me sorprendió del pequeño XF 16mm F2.8 R WR, es que me pareció que tiene la virtud (en mi opinión) de ser ligeramente «abierto». Es decir, igual que el Fujinon XF 23mm F2 R WR es un poco más angular que lo que esos 23mm deberían dar de sí, el 16mm me dio la sensación de que esos 16mm eran muy, pero que muy angulares. Si bien, esto es una apreciación 100% subjetiva, a varios años luz de ser rigurosa, y que bien podría haber sido causada por la diferencia en milímetros respecto al 18-55mm en su posición más angular, que es el que casi siempre llevo montado para ir a pasear. Sé que un par de milímetros en esas aguas son muy significativos, pero no sé, me pareció que el encuadre se lo tragaba todo. Ahí van un par de ejemplos:

Para seguir y concluir con el objetivo, es digna de mención su distancia mínima de enfoque, que es de 17 centímetros. Con ello conseguimos un desenfoque bastante progresivo pero acusado si se requiere, con un bokeh muy meloso de aroma dulzón. No tengo ni puñetera idea de qué diablos estoy diciendo, en cualquier caso, os dejo este ejemplo donde el punto de enfoque está en la barra metálica de abajo del todo; juzguen sus bokeh-señorías mismas:

Fuji X-T30 + XF 16mm F2.8 R WR.

Supongo que a estas alturas, todo os estáis preguntando lo mismo: ¿Cómo debe ser ir a un centro de estética, pedir que te hagan la manicura con el efecto «que parezca que me muerdo las uñas, Cari», sujetar una X-T30 con tu mano diestra mientras con la zurda haces una foto con tu cámara donde parezca que el objetivo es 500 veces más grande de lo que es en realidad porque «se te ha liado la mañana», llegas tarde al punto de reunión, sabes que te va a caer la del pulpo y no tienes tiempo de preparar una foto en condiciones? Pues más o menos es esto:

Fujinon XF 16mm F2.8 R WR.

Mi conclusión final es que me gustaría disfrutar de la X-T30 por más tiempo, con calma y sin tener que hacer fotos de guiri a las 12 del mediodía a contrarreloj, pero imagino que eso sucede siempre que te prestan cualquier cosa con la que disfrutas en cantidades industriales y llega la hora de devolverla. Aun así, es una cámara que me ha impactado considerablemente; por prestaciones no se le va a quedar corta a ningún aficionado medio-avanzado, eso seguro. Y en cuanto al objetivo, pues nada, ahorrando que me hallo ya…

16 Comentarios

  1. Es cierto eso de que teniendo mismo sensor y procesador que la X-T3 no tendra grabacion a 4k 60fps?.Vaya CAGADON. Solo por eso la descartaria ya que ademas esta claro que seria algo capado por software a posta. Es que siempre las tienes que capar o cagar con algo!!!. No tienen bastante ya con la rafaga, doble tarjeta, calidad de construccion etc para diferenciarse de la X-T3?. Es que son cosas absurdas que los unicos que se perjudican son las marcas ya que la gente viendo esas cosa se va a otras marcas.

    • La explicación es que la cámara tiene un cuerpo demasiado reducido como para disipar correctamente las altas temperaturas resultantes de grabar a bitrate muy alto.

      ¿A qué otras marcas te refieres? En APS-C sin espejo está la Sony A6400, que también graba a 4k 30p y en M4/3 tienes como equivalente de gama a la Lumix GX9 que también graba en 4k 30p.

  2. Una review brutal, enhrabuena, Dani! oye, como has llevado la falta del dial de direcciones? vale, sí, está el joystick pero ¿crees que es una sustitución buena para todo lo clasicones que somos los fujistas?

  3. Fantástica reportaje de la cámara y objetivo compañero 🙂
    La verdad es que a mi esta cámara me da la sensación que va ser un superventas, al igual que el objetivo.

    Hay calidad, buen peso y buen tamaño (el precio ya depende de cada uno como lo vea)

    Esta mañana al verla, ya me enamoró (será que es 14 de febrero? Jejeje)

    Saludos

  4. Me alegra que te haya gustado la review, Booom. ¡Muchas Gracias!

    Si te soy sincero, no lo encontré a faltar. Con el botón Q y el joystick fui sobradísimo (piensa también que solo fueron 50 minutos de cámara en mano). Me metí una vez en el menú para comprobar que los parámetros de color, enfoque, etc,. estuvieran a 0 y ya está. Y ahora me acabas de hacer caer en que apenas uso el dial de direcciones en mi X-T2 😀

  5. Me parece una justificación de risa. Está claro que ha sido por recortar prestaciones. Un simple móvil no tiene problemas de calentamiento en un cuerpo infinitamente mas pequeño y la camara si?. Que vayan con cuentos a otro. En cuanto marcas la inminente casi sony a6700 vendra con el 4k 60fps sin excusas. Y es un cuerpo similar y apsc tambien. Sacar la cámara nueva a estas alturas sin ello es un atraso. Van a perder muchas ventas por listos

    • No me parece de listos comparar el bitrate del vídeo de un smartphone con el de una cámara como la X-T30. Tampoco me lo parece el comparar la X-T30 con una cámara que probablemente valga 800 euros más. Un saludo.

  6. A mi, que el video me importa más o menos lo mismo que nada de nada, que la cámara no tenga algunas opciones de video que si tiene la X-T3 , no es un motivo en absoluto para dejar de comprarla. Es más si ese es uno de los motivos de que se venda más barata, perfecto. Cada cámara puede tener su sitio en el mercado, y no veo a mucha gente dedicándose al video profesional con una X-T30

    • Sí Juan Manuel, hay mucha gente que el vídeo se la trae al pario. Aún así, la X-T30 tiene unas capacidades brutales en vídeo, eh! Solo que no tan potentes como su hermana mayor, pero vamos, que no es moco de pavo! 😀

      Durante muchos años yo también fui partidario de no incluir vídeo en las cámaras a cambio de un mejor precio, con el devenir de la vida la cosa ha cambiado, pero entiendo tu posición, claro 🙂

  7. Para mi es una diculpa planeada ya que sabian que le iban a preguntar por eso. No me creo que en el cuerpo de la X-T30 no se pueda meter por calor y en la X-T3 si. Que pasa con los moviles entonces que todos hoy en dia ya graban a 4k 60 fps y en un cuerpo muchisimo mas delgado y compacto y no hay ningun problema?. Excusas baratas. Y en cuanto a otras marcas ya te digo yo que la casi inminente Sony a6700 va a traer el 4k 60fps y el cuerpo sera identico en tamaño a la X-T30. Muy mal FUJI. Estas cosas no se hacen a los posibles clientes. A ver si os las comeis con patatas.

  8. Pues nada, cuando salga la sony a6700 te la pillas. Otra cosa es, a que precio, si ya la 6500 supuestamente puede ser unos 200€ más cara que la Fuji, esa nueva mejor ni saber cuanto más, y por ese precio si de verdad quieres una Fuji, te compras la X-T3… pura lógica. Es que no tiene sentido tu comentario la verdad.

  9. Pero donde habeis visto que una camara del precio y tamaño de la xt30 tenga 4k 60 fps!?!? Me parece coger el rábano por las hoja. Es infinitamente más importante la calidad del 4k a velocidad normal o la calidad del autofoco y más importante todavía la calidad del Full HD. Lo que más me disgusta de la cámara es la birria de conexión micrófono 2.5 ¡Que les costaba poner una conexión normal! Por lo demás me parece un buen aparato y un acierto aunque prefiero la XT3.
    Muy bueno el artículo por cierto, me ha hecho reir!

  10. Hay que tener muy poca idea para pedir que esta camara tenga 4k 60fps cuando nada en 4/3,APSC o ff lo tiene en este rango de precios y en caso de Sony, ni por el doble (de Canon ya ni hablamos). Fuji pasó de ser el patito feo en vídeo a estar en la cima.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.