Review del Meike 55mm F1.4 para Fujifilm: un «retratero» que se corona en la gama media

El Meike 55mm F1.4 para Fujifilm demuestra que sí se puede. Se puede comercializar un teleobjetivo corto con buen autoenfoque y gran luminosidad a un precio inferior a los 200€. Es posible incluir un anillo de selección de abertura de diafragma con clics que hagan realmente “clic”. Por poder, se puede hasta meter un sellado en la montura del objetivo, cosa inédita en este rango de precio. Pero, lo más importante de todo, es posible lograr una calidad óptica con poco que envidiar a objetivos con precios muchísimo más caros.

Tras un mes de uso continuado, la única gran pega que puedo encontrar al Meike 55mm F1.4 es ajena a las virtudes del objetivo, son sus dificultades de distribución en nuestro país. Aunque es posible adquirirlo en Amazon, la mejor opción de compra es a través de la tienda oficial de Meike, con envío desde China que puede suponer un recargo de 15-20 € de aduanas. 

Buena construcción con estética mejorable

Quizá la nota más mediocre para el objetivo se la daría al apartado estético. El marco de la lente frontal del Meike 55mm F1.4 tiene un brillo acharolado que no da buena impresión. Sencillamente, desentona con el diseño clásico de las cámaras Fujifilm. Por lo demás, el resto del objetivo mantiene líneas sobrias, sin estridencias ni en la tipografía ni en la textura de sus aros de control.

La construcción del barril hace uso alterno de plásticos -similares a los de los objetivos de Sigma- con metal en los anillos de abertura y de enfoque. No hay sensación de objetivo barato aquí: la montura encaja a la perfección en la bayoneta y todas las piezas móviles del barril están encastradas sólidamente, sin bailes. Si hay que sacar punta a algo es al enroscamiento del parasol de plástico con el que he tenido que jugar un poco para encajarlo apropiadamente a su rosca.

Como nota curiosa hay que resaltar la presencia de una pestaña AF/M. La activación de la opción manual impera sobre lo que esté seleccionado en el cuerpo. No es algo a lo que estemos acostumbrados en la Serie X pero su uso tendría la equivalencia de empujar el aro de enfoque manual en objetivos clásicos como el Fujinon XF 23mm F1.4 o el Fujinon XF 16mm F1.4 R LM WR. Yo personalmente la encuentro de mucha utilidad.

🏋 El Meike 55mm F1.4 para Fujifilm pesa 286 gramos. Una cifra bastante contenida para su luminosidad.

Mención aparte merece el anillo de selección de abertura de diafragma. Cada paso está marcado por un “clic” bien sonoro y la resistencia justa y necesaria. Gloria bendita para fotógrafos. Pequeño hándicap, tal vez, para videógrafos.

Para acabar con el apartado de la construcción, hay que hablar de la montura. Como he comentado, es metálica y encaja muy bien en el cuerpo. Incluye un puerto USB-C para copiar las actualizaciones de firmware al cuerpo. Hay que aplaudir la junta de goma roja que rodea el perímetro trasero, algo que indica el sellado en una de las zonas más propensas a dejar colar motas de polvo. No es un sellado completo contra inclemencias meteorológicas pero hasta ahora no habíamos visto nada similar en objetivos por debajo de los 400€. Bien por Meike.

⭕ El Meike 55mm F1.4 hace uso de un filtro de 52 mm de diámetro.

Calidad de imagen

De manera resumida, diré que el Meike 55mm F1.4 es muy nítido, pasa del aprobado en el manejo de los destellos de luz no deseados en fotos a contraluz, tiene un bokeh agradable, y, básicamente, está libre de defectos ópticos molestos. Sinceramente, el Meike 55mm F1.4 ha superado ampliamente mis expectativas en este apartado.

Recorte al 100%

Nitidez

Si hay que elegir el dato más relevante a la hora de analizar este objetivo, ese es que la nitidez es muy buena en la zona central desde su máxima abertura. En un teleobjetivo corto retratero, donde los motivos fotografiados se colocan en su grandísima mayoría en esa zona, y eso es lo realmente importante. Cerrando a f/2 y a f/2.8 conseguimos subir progresivamente un pelín la capacidad resolutiva de objetivo en el centro pero, sinceramente, a f/1.4 tengo detalle y contraste de sobra como para tener que andar buscando puntos dulces.

Recorte al 100% en el centro.
Recorte al 100% en la esquina.

En las esquinas de las fotos capturadas con el Meike 55mm f1.4  hay cierta falta de nitidez a f/1.4, sin que sea un emborronamiento escandaloso como suele pasar en objetivos de su franja de precio. Cerrando un par de pasos de diafragma obtenemos la resolución más regular en todo el encuadre. Sin llegar a los vértices más extremos, en los bordes de la imagen y las zonas más alejadas del centro la resolución se mantiene siempre alta.

🔎 En esta carpeta puedes descargar una buena cantidad de fotografías a máxima resolución de JPEGs directos tomados con la Fujifilm X-T30 de 26 megapíxeles y el Meike 55mm F1.4.

Bokeh

Gracias a su máxima abertura de f/1.4 y a su distancia focal, este Meike es capaz de producir fondos muy desenfocados y cremosos, con una transición suave y una gran sensación de tridimensionalidad.

Las siguientes son todas fotografías capturadas con la Fujifilm X-t30 y el Meike 55mm F1.4 a máxima abertura. Todas ellas, salvo la primera que está editada con una bajada de luces altas, son JPEGs directos de la cámara.

La circularidad imperfecta de las bolas de luz a medida que nos alejamos de la zona central del encuadre es un aspecto a considerar. Estos desenfoques pueden mostrar un «carácter» demasiado expresivo en ciertas sesiones de retrato en las que queremos un fondo más neutro y armónico. Es una de las pocas cosas por las que puedo echar de menos el desempeño de un Sigma 56mm F1.4 o un Fujinon XF 56mm F1.2 R WR en lugar del Meike 55mm F1.4.

Distancia mínima de enfoque

Ningún objetivo de 56mm para la montura X destaca por su habilidad de capturar detalles cercanos. El Meike 55mm F1.4 tiene una distancia mínima de enfoque de 60 centímetros, lo cual limita hasta cierto punto la libertad creativa a la hora de fotografiar motivos de pequeño tamaño.

A modo de referencia, esto es la máxima aproximación con la que logré capturar un Fujinon XF 35mm F2 R y una bola de semillas de diente de león.

Sea como sea, el detalle a la mínima distancia de enfoque es tan nítido y contrastado como en las fotos de sujetos más alejados.

Defectos ópticos

Aberraciones cromáticas

De nada sirve alcanzar una gran nitidez o lograr un buen bokeh si después aparecen relumbrones verdes y violetas aquí y allá en las zonas desenfocadas. Este es el talón de Aquiles de la mayoría de objetivos baratos. Ni siquiera las ópticas más caras están completamente libres de pecado: los usuarios de Sigma bien me mencionan bastantes veces los problemas con destellos púrpura en desenfoques brillantes muy contrastados.

Pues bien, el Meike 55mm F1.4 tampoco logra eliminar por completo las aberraciones cromáticas axiales, esas que son realmente molestas y complicadas de corregir automáticamente. No obstante, los potenciales tintes de color en los desenfoques son sutiles y he tenido que buscarlos siempre con la lupa al 100%. En las centenares de fotos de prueba con el objetivo no he logrado detectar aberraciones cromáticas visualizando normalmente las fotos en un monitor con resolución Full HD. De notable alto.

Viñeteo y distorsión

El viñeteo a máxima abertura sin corregir es mínimamente visible en ciertos escenarios y en absoluto resulta una molestia en la práctica fotográfica real. A partir de f/2.8 el oscurecimiento en las esquinas es apenas perceptible.

Poco decir en cuanto a la distorsión del objetivo. Apenas hay una ligerísima curvatura de barril en las líneas, como suele suceder en la mayoría de objetivos de esta distancia focal. Ni te molestes en activar ninguna corrección en post-proceso. 

Resistencia a los reflejos no deseados

En un diseño óptico baratuno, el bajón de contrastes en los contraluces y los destellos no deseados al disparar a fuentes de luz potentes son contratiempos que hay que afrontar de manera habitual. A pesar de su asequibilidad, no puedo decir que los flares sean un problema en este Meike 55mm F1.4.

Si bien una óptica de primera clase como el Fujinon Xf 56mm F1.2 R WR muestra su fortaleza en este aspecto, el Meike no se queda demasiado atrás. En realidad, su contraste frente a contraluces no no se resiente demasiado en la gran mayoría de situaciones y sólo se muestra los destellos más descontrolados con luz solar frontal y con ciertos ángulos de incidencia lateral, sobre todo si estamos fotografiando sin parasol. En todos los casos donde aparece el flare, basta un ligero cambio de ángulo o, en el peor de los casos, algo de post-procesado para corregir los destellos.

Autoenfoque

El autoenfoque del Meike 55mm F1.4 es silencioso, rápido y fiable. En situaciones de iluminación no extremas, es capaz de realizar el enfoque automático con el único límite impuesto por la propia cámara. No puedo decir que haya diferencia frente a los objetivos Fujinon más modernos.

Sí se notan tal vez algunas dudas adicionales en el autoenfoque cuando hay un contraluz muy intenso o en el seguimiento de la acción en situaciones de luz realmente bajas. En todo caso podría decir que el rendimiento del enfoque automático está mucho más cerca del infalible Fujinon XF 50mm F2 R WR que del más lento Fujinon XF 56mm F1.2 R WR.

Objetivo retratero

Con una distancia focal de 85mm equivalente a formato completo, el Meike brilla especialmente en la fotografía de retrato. A máxima abertura de diafragma, la nitidez es excelente en los ojos enfocados , el contraste es idóneo y la transición desde los ojos al fondo es muy suave. El automatismo de detección de rostros ha funcionado sin problemas en todos los escenarios con luz decente a los que me he enfrentado.

Alternativas al Meike 55mm F1.4

Viltrox 56mm F1.4

Creía que iba a ser difícil de encontrar un objetivo con mejor relación calidad precio que mi estimado Viltrox 56mm F1.4. Este Meike 55mm F1.4 lo mejora de manera sensible en varios apartados de calidaz de imagen: nitidez, supresión de las aberraciones cromáticas y control de los flares. No obstante, no son diferencias muy grandes y seguiría recomendando el Viltrox de encontrarlo a precio de derribo de segunda mano. Nuevo, incluso en periodos agresivos de ofertas, su precio supera con mucho al Meike.

Viltrox 56mm F1.7

El Viltrox 56mm F1.7 se puede conseguir a menos de 130€ en la tienda Pergear si aplicamos un cupón de descuento. Si examinamos la relación calidad/precio bruta, es imposible encontrar algo mejor, a tenor de las experiencias que van dejando sus poseedores. También es el más ligero, con 171 gramos.

A favor del Meike 55mm F1.4 podemos argumentar una mejor construcción, incluido un anillo de control de diafragma y sellado de la montura, medio paso extra de máxima abertura de diafragma, una transición de desenfoque más suave y mejor nitidez a máxima abertura en las esquinas.

Hay que dilucidar cuál de los dos tiene un mejor control de los destellos de luz no deseado en fotografías a contraluz, posiblemente la característica que pueda decantar la balanza hacia uno u oro lado.

Fujinon XF 50mm F2 R WR

El Fujinon XF 50mm F2 R WR se convierte en la alternativa principal si apreciamos tanto la portabilidad como la excelencia en la calidad de imagen. Básicamente tenemos un objetivo con máxima nitidez, autoenfoque de última generación, sellado completo contra las inclemencias meteorológicas y sólo 200 gramos de peso. El precio es dos veces y medio superior al Meike. Creo que es la mejor alternativa como objetivo de uso general si bien, a la hora de emplearlo en la fotografía de retrato, la distancia focal más angular y su paso menos de luminosidad reducen la capacidad de desenfoque frente al resto de opciones.

Sigma 56mm F1.4

Si consideramos la compra del Sigma 56mm F1.4, estamos hablando del doble de precio al que podemos adquirir el Meike 55mm F1.4. A favor del Sigma encontramos un mejor bokeh y un control mayor de los destellos de luz no deseados. En su contra, además del hándicap del precio, está la ausencia del preciado anillo de control de la abertura del diafragma.

Galería de imágenes del Meike 55mm F1.4

Tomadas con la Fujifilm X-T30 de 26 megapíxeles. JPEGs directos de la cámara.

Opinión final

Cuando leí los primeros rumores sobre la llegada del Meike 55mm F1.4 tuve dos pensamientos simultáneos: por un lado me hizo mucha ilusión ver a la firma china ofrecer su primer objetivo con autoenfoque para sensores APS-C, teniendo en mi mente el buen desempeño del Meike 10mm F2, una de las sorpresas ópticas más agradables e inesperadas de los últimos años. Por otra parte pensé: ¿otro tele medio 50/55/56mm? El mercado de objetivos en este rango focal empieza a estar demasiado lleno de alternativas y, ciertamente, empieza a ser difícil ofrecer un modelo relevante cuando todas las necesidades parecen ya cubiertas al considerar como prioritarias una u otra variable.

🛒 Compra el Meike 55mm F1.4 en la tienda oficial de Meike.

Pero el Meike 55mm F1.4 logra destacar por méritos propios. Con un precio rondando los 200€ ofrece gran nitidez, mucha luminosidad, un desenfoque muy digno en la mayoría de escenarios, ausencia de defectos ópticos de bulto y un aro de control de diafragma con un sonido «click» muy placentero. Además, mantiene un volumen y peso muy comedidos y añade una junta de aislamiento en la montura del objetivo que difícilmente encontramos en modelos a este precio.

Sólo recomiendo mirar alternativas si buscamos ajustar el máximo el precio mediante la adquisición del Viltrox 56mm F1.7 o si nos interesa la máxima calidad óptica a toda costa y estiramos el presupuesto para hacernos con un Sigma 56mm F1.4 o un Fujinon XF 56mm F1.2 R WR. Por lo demás, no puedo dejar de recomendar este Meike 55mm F1.4 como mejor «gama media» retratera ahora mismo en el mercado.

Última actualización el 2024-06-25 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados

Jon Díez Supat
Jon Díez Supat
Friki fotográfico, jefazo y becario en Fujistas

4 COMENTARIOS

Suscríbete
Notifícame
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

4 Comments
Más antiguo
Más nuevo Más votado
Inline Feedbacks
Mira todas las conversaciones
JMa
JMa
6 junio, 2024 09:55

Gracias Jon, ¡buena review!

Al final he comprado el Viltrox 56mm 1.7, con el enlace del foro y la promoción. Me he decidido por el tamaño y ligereza, el precio y que, en principio, parece tener algo más de contraste a plena apertura.

Está claro que con cualquiera de estos objetivos económicos, este Meike, el TTArtisans 56 1.8 o el Viltrox 56 1.7 se acorta más al escalafón de referencia del Fujinon 56mm. y el Sigma 56mm.

Un saludo.

Aitor Osaba
Aitor Osaba
6 junio, 2024 12:09

Estaba por comprarme el Sigma para jubilar a mi Viltrox 56 f/1.4 con la lente rota tras caer 10 metros al suelo. Ahora creo que le daré una oportunidad al Meike, acabo de mirar la carpeta de fotos que compartes y pinta muy, muy bien. Hay alguna foto con edición o son tal cual de la cámara??

Enrique
Enrique
6 junio, 2024 16:20

Ya era hora de que se publicase un buen análisis de esta lente. Buenas fotos y muy interesante el análisis, parece que cumple con todo lo que podemos pedir apara el precio que tiene. ¿Has probado el TTartisan 56 f/1.8 Jon?

Raskolnikov
Raskolnikov
6 junio, 2024 21:39

Brutal. No se puede pedir más por menos dinero. Yo ya estoy servido con el Fujinon 50mm que si no…