Review del Fujinon XF 16-55 mm F2.8 R LM WR tras dos años de uso

Hoy no vengo a hablaros de luces, ni de composición ni nada relacionado con los temas de apuntes que hemos publicado últimamente. Cambiamos de registro y vamos a hacer un análisis de uno de los mejores objetivos que tiene Fujifilm en su catálogo, el Fujinon XF 16-55 F2.8 R LM WR.

Esta revisión no pretende ser un compendio de datos técnicos y de fabricación sino más bien una exposición de la experiencia de uso del mismo a la vista de los dos años que lleva conmigo en la mochila.

Yo entré en el universo Fuji hace relativamente poco, a principios de 2019, con una Fuji X-T100 y el zoom de kit que llevaba. Quedé muy gratamente sorprendido, tanto que tras probar la Fuji X-H1 decidí vender mi equipo Nikon y quedarme en el sistema X de Fuji. En Nikon tenía el AF-S 24-70mm F2.8 y el AF-S 70-200mm 2.8 que para mis necesidades fotográficas era el equipo ideal. Así que busqué el “equivalente” en Fuji, tanto de rango focal como de calidad.

Después de leer muchas opiniones, pruebas y comparativas, me hice con el Fujinon XF 16-55mm F2.8 en abril de 2019 y sigue conmigo desde entonces. Que esto ocurra para una persona como yo que le gusta tanto el “cacharreo” es decir bastante.

Construcción de gama alta «etiqueta roja»

Vamos a ver unos pocos datos técnicos para centrarnos. Se trata de un objetivo zoom que va desde los 16mm a los 55mm (24-84mm equivalentes en full frame) con una apertura constante de 2.8 que cierra hasta f22. Tiene un diafragma de 9 hojas redondeadas, que nos generan un bokeh bastante agradable del que hablaremos más adelante. Pesa unos 655 gramos y admite filtros circulares de Ø77mm. Y no tiene estabilizador óptico, la única pega que a priori podemos encontrar, si bien como las nuevas Fujifilm X-T4 y X-S10 llevan ya estabilizador integrado en el cuerpo, esa pega desaparece.

Oferta de verano Luminar Ai.

Pertenece a la serie “Red Badge” o “Etiqueta Roja” que son los objetivos “Pro” del catálogo y que cumplen con los mayores estándares y controles de calidad. Esta construcción, sellada contra inclemencias del tiempo se nota al cogerlo, da una sensación de durabilidad, de resistencia, de magnífico ensamblaje y para nada nos da sensación de “plasticoso” todo lo contrario, el metal es el material elegido para su construcción en la mayor parte de sus componentes.

La etiqueta roja del Fujinon XF 16-55mm F2.8 está reservada para las ópticas zoom de gama alta de la Serie X de Fujifilm.
La etiqueta roja del Fujinon XF 16-55mm F2.8 está reservada para las ópticas zoom de gama alta de la Serie X de Fujifilm.

Versatilidad de zoom, calidad de focal fija

Precisamente en cuestiones de calidad siempre hemos escuchado que para obtener la mejor calidad deberíamos utilizar objetivos fijos, mientras que los objetivos zoom nos aportan versatilidad a costa de perder calidad. Pues bien, a este objetivo se le conoce como “la mochila de fijos” precisamente por la magnífica calidad que da, comparable con la que podemos encontrar en los fijos equivalentes. Vale, no podrá conseguir el bokeh que nos da el Fujinon XF 56mm F1.2 R, evidentemente.

Lente frontal del Fujinon 16-55mm 2.8.
Lente frontal del Fujinon 16-55mm 2.8

Bien, dicho lo anterior, ¿qué podemos hacer con este Fujinon XF 16-55mm F2.8 R LM WR? Pues casi cualquier cosa que se nos ocurra. Durante estos dos años que he estado con él me ha acompañado para hacer retrato, viajes, arquitectura, bodas, comuniones, street… Para mi es el objetivo estándar para la mayoría de los trabajos que se te pueden presentar, siempre considerando que para una foto de una especialidad concreta puedes tener un objetivo más específico, como puede el macro, o la fotografía de naturaleza donde seguramente necesitaremos teleobjetivos muy largos.

En la foto siguiente podéis observar la longitud del objetivo en las dos posiciones focales extremas. A 55 mm el objetivo se expande para poder alcanzar dicha longitud focal mientras que en la posición angular permanece recogido. También podéis distinguir los tres anillos que controlan la apertura (el más estrecho, con los números F perfectamente distinguibles), la focal (el anillo más ancho, con un tacto suave pero preciso) y el enfoque (el anillo más alejado de la cámara)

Extensión del Fujinon XF 16-55mm F2.8 R LM WR.
Extensión del Fujinon XF 16-55mm F2.8 R LM WR: a la izquierda, encogido en la posición gran angular. A la derecha, extendido en la posición de teleobjetivo.

Si tuviese que destacar dos características del Fujinon XF 16-55mm F2.8 R LM WR sería por un lado la nitidez y calidad a raudales que proporciona en las fotos y por otro la versatilidad que proporciona. Sí, la versatilidad te la da cualquier zoom, de acuerdo. Pero en este caso, la conjunción de todas las características me proporciona una sensación de absoluta confianza, de que el resultado que busco estará al máximo nivel. Y si hay algo mal, el fallo es mío.

❌ Sus mayores pegas: la ausencia del estabilizador, su elevado peso y un precio no muy asequible.

La experiencia de uso es una delicia, el anillo de zoom va ajustado, sin holguras, pero con un movimiento suave. El anillo de diafragmas tiene el mismo comportamiento. No he tenido problemas de cambio involuntario de diafragma, gracias a las posiciones definidas para cada apertura, suficientemente firmes para que no oponen demasiada resistencia cuando queremos cambiar la apertura y suena el click.

Lo único que se le puede echar en cara a este objetivo es el peso, que tampoco es demasiado, la ausencia de estabilizador y el precio, aunque este ultimo punto se te olvida en cuanto ves las fotos que haces con él.

Rendimiento de autoenfoque

Respecto del enfoque, he de decir que prácticamente no he usado el anillo para enfocar en manual debido al buen trabajo del sistema de enfoque automático. En combinación con la Fuji X-H1, el motor lineal de enfoque del 16-55 funciona a las mil maravillas, siendo rápido, preciso y sin titubeos a la hora de conseguir el enfoque. No he podido probarlo en cámaras más actuales donde el sistema de autoenfoque ha mejorado, pero si con la X-H1 no he tenido el más mínimo problema, supongo que con las nuevas generaciones incluso irá mejor. Después de los dos años de uso que llevo con él, creo que puedo decir con conocimiento de causa que el enfoque no es un problema para este fantástico zoom.

El Fujinon XF 16-55mm F2.8 en fotografía de viaje y fotografía callejera

Si te vas de viaje, llevando únicamente el 16-55 2.8 puedes ir tranquilo, que no te volverás sin fotos. Ya habéis visto por el blog varias fotos del último viaje a Tokio.

Como podéis comprobar, con un único objetivo podemos traernos fotos de cualquier tipo, sin necesidad de andar cambiando de objetivo. Es cierto que el conjunto de la X-H1 + el XF 16-55 2.8 es un poco pesado, pero colgado de una correa BlackRapid o similar, se hace cómodo. Además, este conjunto es resistente a las inclemencias del tiempo. Recuerdo que en ese viaje tuvimos un día completo de lluvia, y el equipo rindió a las mil maravillas, sin ningún tipo de problema.

Precisamente andando por la calle se puede pensar que es un objetivo demasiado grande para hacer fotografía de street, pero todo es cuestión de práctica:

XF 16-55mm F2.8: fotografía de retrato y bokeh

También podemos utilizarlo para hacer alguna sesión de retrato, y como os he dicho previamente, con este objetivo nunca vamos a tener dudas de la calidad resultante.

Una característica que a muchos nos preocupa y que se analiza en la mayoría de los blogs de reviews de objetivos es la calidad del bokeh. El que obtenemos con el 16-55 es muy agradable y suave gracias a sus 9 palas redondeadas del diafragma y su gran apertura de 2.8. Evidentemente no llega al nivel de los “bokeh monster” de 15 palas, los 105 o 135 f2 DC de Nikon o el Fujinon XF 56mm 1.2 R de Fujifilm.

Cerrando el diafragma: paisaje y arquitectura

Otra característica que a veces buscamos son los rayos que genera el diafragma al disparar a fuentes de luz. Suelen ser mejores cuando las palas del diafragma son rectas, creando ángulos definidos, pero el 16-55 2.8 se desenvuelve bastante bien en este apartado. Subimos el número f a valores altos (14, 16, 18…) y podemos obtener las preciadas estrellas solares.

Por Nacho Gutiérrez. Fuji X-H1 + 16-55 2.8 @ 16mm; ISO 640; 1/250; f18

Precisamente en paisaje o arquitectura son las disciplinas en las que solemos disparar aperturas cerradas buscando la mayor profundidad de campo. Y aquí también se comporta perfectamente nuestro Fuji 16-55. Por supuesto que si utilizamos objetivos descentrables tendremos un mejor rendimiento, pero estamos comparando un objetivo estándar con uno dedicado para ese cometido específico.

Las distorsiones estás muy bien controladas, generando líneas rectas aun en el extremo angular, los 16mm (24 equivalentes) que permiten mucho juego y versatilidad cuando colocamos este objetivo en la cámara.

Fuji X-H1 + 16-55 2.8 @ mm; ISO 200; 1/160; f8.
Por Nacho Gutiérrez. Fuji X-H1 + 16-55 2.8 @ mm; ISO 200; 1/160; f8

Una pequeña reflexión para concluir

Me gustaría acabar esta review con una pequeña reflexión. Muchos de los que llegamos a Fuji desde otras marcas lo hicimos buscando menor peso y tamaños más contenidos. Pero una vez que llegas al nuevo sistema, también muchos buscamos la máxima calidad y en fotografía eso implica buenos objetivos que suelen ser grandes y pesados salvo honrosas excepciones.

Fotografía de producto con el FUjinon XF16-55mm F2.8 R LM WR.

Si buscas la máxima portabilidad y poder guardar la cámara en el bolsillo del pantalón, el Fujinon XF 16-55mm F2.8 R LM WR no es tu objetivo. Si por el contrario, disfrutas al ver tus fotos con un elevado nivel de detalle, con una excepcional definición, con una fantástica reproducción de color, ausencia de deformaciones y todo ello conseguido con un objetivo versátil, cómodo y en el que puedes confiar sabiendo que va a responder tal y como quieres, no lo dudes, hazte con uno.

Más info en el foro de Fujistas

Última actualización el 2021-09-12 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados

Nacho Gutiérrezhttp://www.nachogutierrez.photo/
"Ingeniero de formación y fotógrafo de vocación, siempre pegado a una cámara. Autodidacta convencido. Mis inicios en la fotografía fueron principalmente en el ámbito de la naturaleza con tímidas pruebas en el retrato y la "street photography", facetas que han ido tomando fuerza en mi evolución. He realizado colaboraciones abarcando distintos ámbitos como publicidad y producto (Distribución Quincenal DQ), interiorismo y decoración (Singulares Mag), moda (streetstylemadrid.com), o elaborando la imagen de portada del libro "La chica de la talla 44". También he hecho pequeñas incursiones en el mundo del teatro como fotógrafo de escena para "Pasen y vean" y "El techo de cristal". Como labor de carácter altruista colaboro con la ONG "Tierra de hombres" ejerciendo de fotógrafo en galas y eventos de la asociación."

13 COMENTARIOS

  1. Muy buen análisis con el que coincido al 100%, Nacho.
    Lo tuve bastante tiempo y me lo vendí por tener que priorizar otras cuestiones (grabaciones de vídeo en las que tenía otras necesidades), pero cuando miro las fotos que hice con él, me doy cuenta de que todas tienen un ‘algo’ especial. Para el tipo de fotos que hago, con este objetivo y una X-T4, por ejemplo, ¡hasta el fin del mundo! 🙂

    ¡Abrazo!

  2. Gracias por la review Nacho. Estaba valorando si hacerme con el 16-55 o el 16-80 de Fuji y entre tu review y el hilo del foro me he decantado por el primero. Ahora a esperar a alguna oferta 😁

  3. Gracias por la revisión de la lente. Yo también vengo de Nikon, de la Santísima Trinidad concretamente y cuando llegué a Fuji adquirí el 16-55 2.8 y el 50-140mm 2.8. El segundo lo mantengo, el primero lo vendí por tres motivos:

    1.- Me resultaba demasiado grande, a la hora de sacarlo de la bolsa y echármelo al ojo.

    2.- Para mis pretensiones, no encontré que fuese a hacer ninguna foto con el 16-55 que no hiciese con el 18-55 (ahora sustituido por el 16-80)

    3.- Hasta en dos ocasiones tuve que reemplazar el anillo de goma del zoom. Se daba de sí por dilatación.

  4. Muchas gracias por tus palabras Dani!

    Como se deja entrever en el artículo, para mi es un objetivo fundamental en mi mochila. Y como bien dices, con la X-T4 y el 16-55 solo necesitas mundo para recorrerlo.

    Un saludo!

  5. Muchas gracias Ramonet!

    Al final todos leemos las opiniones de los usuarios cuando estamos dudosos entre varias opciones. Con el 16-55 no te vas a equivocar.

    A veces sale algún 16-55 en el mercadillo a un precio bastante atractivo.

    Un saludo!

  6. Muchas gracias por tu comentario Fernando!

    Sobre el tema del tamaño, la subjetividad de cada uno es lo que manda. Y también si con alternativas más pequeñas nos sirve para nuestros propósitos fotográficos, pues mucho mejor, no?

    Sobre lo del anillo de goma, nunca me ha pasado en la unidad que tengo. Eso sí, en Nikon cambié un par de veces la del 28-70. Supongo que dependerá de algo que no acabamos de controlar.

    Un saludo!!

  7. Buen análisis del objetivo. Lo tengo desde hace un par de años y no puedo estar más contento con él. Primero lo usaba con una X-T1 y luego con la X-H1, con la cual hace un tándem perfecto.
    Es un zoom maravilloso. No me ha pasado lo de la goma, está como nuevo.

  8. Notas mucha diferencia entre la nitidez del XF 60mm a f/4 y el XF 16-55mm a f/4? Crees que el Fuji 16-55mm rinde bien en foto de producto como la que haces habitualmente? Gracias por todos tus aportes Nacho, crack!

  9. Muy buen analisis, es un objetivo que tenía en el punto de mira desde que comencé con este sistema pero me echaba para atrás el hecho de no tener estabilizador, al poco de salir la X-H1 me hice con una y poco después con el 16-55 2.8mm.

  10. Muchas gracias por tus comentarios Enric. Desde luego que con la X-H1 hace un tandem perfecto, no solo por la estabilización, sino también por la ergonomía y buen agarre de la cámara.

    Un saludo!

  11. Hola Emilio!

    La verdad es que el 16-55 es fantástico pero si que noto un poco más de nitidez en el 60. No olvidemos que el 60 es uno de los objetivos más nítidos del sistema X y precisamente a 55mm es donde «peor» rinde el zoom.

    Lo que si que no hay comparación es en la distancia de enfoque, ganando por goleada el Macro.

    Un saludo!

  12. Muchas gracias por tus palabras Romoje!

    Como hemos comentado, la ausencia de estabilizador es un «defecto» para algunos usuarios, pero con la estabilización en las cámaras, ya no hay excusa.

    Un saludo!

  13. Antes de nad gracias Nacho por tu maravilloso artículo. Yo tambien me pase de Canon a Fuji con la compra de una X 100 S que en la primera sesión consiguió enamorarme.Los objetivos zoom siempre me han gustado, pero ahora solo quiero usar fijos asi me obligo al paso hacia adelante o hacia atrás y a ver de forma distinta a los sujetos. Por eso cuando dices «en fotografía eso implica buenos objetivos que suelen ser grandes y pesados salvo honrosas excepciones» me gustaria saber cual son segun tu criterio los objetivos fijos que proporcionan mejores resultados de calidad, SALUDos y muchas gracias.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Última actualización el 2021-09-12 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados