Fuji X-E2S: reflexión, análisis y prueba de campo.

9
222

La Fujifilm X-E2S es un lanzamiento inaudito dentro del mundo fotográfico. Se presentó como un “relevo menor” de la X-E2 haciendo gala de dos importantes mejoras: un renovado sistema de autoenfoque y la implementación del obturador electrónico. Seguramente, alguna otra marca habría considerado estas dos nuevas características como un argumento suficiente para colar al consumidor un nuevo modelo de cámara. Pero lo que resulta chocante y hasta contradictorio con las leyes del mercado es el hecho de que Fujifilm haya incorporado los avances de la X-E2S en el modelo anterior, la X-E2, vía actualización de firmware. Muchos han pensado: ¿Quién es el genio de márketing al que se le ha ocurrido semejante idea? ¿Son los de Fuji conscientes de que dotar de estos nuevos poderes a la “vieja”cámara va a canibalizar las ventas del nuevo modelo?

Fuji X-E2S + XF 27mm f/2.8 R, una combinación fotográfica ultra-ligera.
Fuji X-E2S + XF 27mm f/2.8 R, una combinación fotográfica ultra-ligera.

Siendo realistas, probablemente pocos usuarios de la X-E2 se lanzarían a comprar la X-E2S en el hipotético caso de que se hubiese quedado con la exclusividad del nuevo sistema de AF y del obturador electrónico. Por otro lado, los poseedores de la X-E2 no pueden mostrarse más contentos de re-estrenar cámara gracias al nuevo firmware, y eso es algo que aumenta la lealtad a la Serie X y que supone futuras inversiones en cristalería de estos fujistas. Con la X-E2S, Fujifilm consigue también mantener en el candelero a la línea X-E, ya que una X-E3 que incorporase el flamante sensor X-Trans III de 24 megapíxeles sólo podría lanzarse después de que las más avanzadas X-Pro2 y X-T2 agotasen sus ciclos de mercado. De paso, la prensa especializada y la blogosfera actualizan sus reseñas, ya que todo lo escrito sobre la X-E2 representa el desempeño de una cámara muy diferente al modelo con el último firmware. Por estas razones creo que tanto la actualización de la X-E2 como el lanzamiento de la X-E2S quizá no hayan sido tan malas jugadas por parte de Fujifilm.

He aquí las características técnicas de la X-E2s, extraídas de su página dedicada en Fujistas:

  • Sensor APS-C X-Trans II de 16 megapíxeles.
  • Procesador de imagen EXR II.
  • Visor electrónico en tiempo real: retardo de visualización de 0,05 segundos y magnificación de x0,62.
  • Sistema de autoenfoque mejorado compartido con la X-T10 y X-T1.
  • Modos de simulación de película, incluido el modo Classic Chrome.
  • Filtros avanzados.
  • Grabación de vídeo Full HD, hasta 60 fps.
  • Un silencioso obturador electrónico  capaz de alcanzar la velocidad de 1/32000.
  • Intervalómetro.
  • Exposición múltiple.
  • Ayudas al enfoque manual: imagen digital dividida y “focus peaking” en varios colores.
  • Módulo WiFi operativo mediante la aplicación Fujifilm Camera Remote disponible en los sistemas operativos iOS y Android. Transferencia de archivos inalámbrica y posibilidad de disparar de manera remota con dispositivos móviles. Compatible con la impresora portátil Instax Share.
  • Dimensiones: 129mm  x 74.9mm  x 37.2mm.
  • Peso: 300 gramos / 350 gramos (Sin / Con tarjeta de memoria SD y batería).
  • Usa la batería Fujifilm NP-W126 (capaz de tomar hasta 350 fotos).

La cámara por fuera

Para mí, la Fuji X-E2S es la cámara “esencial” de la Serie X. Recoge la inspiración telemétrica primigenia de la línea X-Pro pero reduce las dimensiones del cuerpo para marcar una diferencia de peso aún más importante con respecto a los sistemas réflex, lo que al fin y al cabo viene a ser una de las mayores bazas de los sistemas sin espejo. Tanto la parte superior como la frontal del cuerpo están construidas en aleación de magnesio, lo cual transmite sensaciones de robustez al conjunto.

Fuji X-E2S delante sensor. Fujifilm X-E2S detrás. Fuji XE2S arriba

Lo que más me gusta de su manejo es que el visor electrónico se sitúa a la izquierda de la cámara, la posición natural de nuestro “ojo bueno” para enfocar. Por otro lado, no hay nada más intuitivo y práctico para la ejecución de la fotografía que utilizar la combinación de el dial de velocidad de obturación y el aro de abertura habitual de los objetivos XF, junto con el dial de compensación de exposición +3/-3 para los que usamos habitualmente el modo de prioridad a la abertura. Todo ello son elementos de control que la X-E2S comparte con la mayoría de cámaras de la Serie X.

En el aspecto del agarre, la empuñadura frontal ha experimentado cierta mejora en el tacto que en la práctica es poco apreciable. En mi opinión, el apoyo trasero del pulgar, bastante plasticoso y poco ergonómico, es lo que más necesitado está de un rediseño importante. Muchos usuarios han reportado una mejora del agarre de la X-E2 con el uso del grip Fujifilm MHG-XE, compatible también con la X-E2S.

El tamaño del visor electrónico, a pesar de ser más reducido que el de la X-T1, es más que suficiente para ver la escena con claridad. Incluso en situaciones de escasa luminosidad, la tasa de refresco de la imagen es alta y capaz de hacer olvidar los prejuicios de muchos fanáticos del visor óptico. Sobre la pantalla LCD diré que cumple bien su función y tiene un brillo lo bastante potente como para visualizarse sin problemas en un día de sol. Echo de menos que sea abatible, aunque esa es una característica de la pantalla reservada para la línea X-T.

Como en toda las cámaras de la Serie X, la X-E2S destaca por la extrema configurabilidad de sus controles. Con un total de siete botones de función, nos aseguramos el obtener un acceso rápido a las opciones de disparo modificadas con más frecuencia. En mi caso, el botón Fn superior lo utilizo como botón ISO y el botón AUTO lo utilizo para elegir la configuración de rango dinámico. En el selector direccional, el boton superior lo tengo configurado para elegir el modo AF, el izquierdo para cambiar el modo de simulación de película, el derecho para alternar el tipo de obturador y el inferior para seleccionar el área de enfoque. Pierdo un tiempo mínimo navegando en menús.

Rendimiento

La velocidad y precisión del autoenfoque híbrido de la X-E2S ha mejorado notablemente con respecto al de la X-E2 anterior al firmware 4.0. Con los nuevos modos de AF, es más fácil clavar el foco tanto en objetos en movimiento como en motivos estáticos situados en zonas de luz tenue. Utilizo el modo de un solo punto en AF-S en la gran mayoría de mis tomas y, usando varios objetivos, no he advertido que el foco se pierda salvo en casos puntuales en el que el sujeto a fotografiar se encontraba demasiado cerca del objetivo. Probando a capturar escenas de acción con el nuevo modo zona en AF-C, los ratios de acierto de foco son más altos que con el anterior sistema de enfoque, pero todavía queda un paso por detrás de lo que ofrece un sistema réflex en el mismo rango de precio.

X-E2S prueba

La ráfaga de disparo alcanza los 7 fotogramas por segundo. Con una tarjeta SD Sandisk Extreme Pro UHS-I apenas logro mantener la cadencia de disparo máxima durante un segundo, mientras que tirando en JPEG aguanta casi tres segundos sin atragantarse. Evidentemente, no es una cámara ni enfocada a la acción, ni diseñada para abusar de su ráfaga.

Capítulo aparte merece la presencia del botón AUTO y el modo SR+, que ofrecen una infinidad de configuraciones automáticas para usar en diferentes escenas como retrato, paisaje, fotografía de acción, nocturna… Apenas he jugueteado un rato con el SR+ pero puedo decir que, aunque no es algo que vaya a utilizar habitualmente, me ha sorprendido el resultado. Habrá que prestarle más atención en un artículo aparte.

Calidad de imagen

Se ha escrito suficiente sobre las virtudes y defectos del sensor X-Trans II de 16 megapíxeles de la X-E2S. Su particular patrón de colores permite eliminar el filtro de paso bajo, aumentando la nitidez de la imagen, a la vez que combate la aparición de ruido a ISOS altos. Por norma general, considero aceptables los resultados hasta ISO 5000. A ISO 6400 el ruido no es particularmente escandaloso, pero se nota una pérdida general de definición en los detalles y la piel de los retratos pierde su textura, generando un feo “efecto cera”.

X-E2S prueba

Mi experiencia fotográfica

En un par de tardes de fotocallejeo me he encontrado muy cómodo con la X-E2S de color negro,  una cámara que combina a la perfección tanto discreción como funcionalidad. El obturador electrónico es toda una bendición para los streetphotographers al permitir un disparo absolutamente silencioso, algo que me ayuda a acercarme aún más a determinadas escena. Para cerrar ese círculo de invisibilidad, siento que me haría falta la pantalla abatible que he utilizado frecuentemente con la X30 y X-T10, aunque el forzarme a disparar casi todas las fotos con el visor electrónico ha “repurificado” en cierta forma mi proceso de creación fotográfica. En parte por eso me refiero a la X-E2S como la cámara esencial de la Serie X.

X-E2S prueba

Llevaba tiempo sin usar una X-E2 y me ha gustado la soltura del autoenfoque en la mayoría de situaciones, dejándome el mismo buen sabor de boca de mi última sesión con la X-T10. Tanto el Fujinon XF 23mm f/1.4 como el XF 27mm f/2.8, usados en mi deriva callejera, responden a las mil maravillas en este cuerpo, pero el objetivo que he disfrutado más ha sido el XF 60mm f/2.4, con el que he podido hacer una exitosa sesión a mi hijo de tres meses. Debido a su legendaria lentitud de enfoque era una óptica inútil para estos menesteres en mi X-E1. Con la X-E2S se vuelve un cristal perfectamente usable.

La mayoría de fotografías que os muestro están tomadas con el modo de simulación de película Classic Chrome con un punto extra de saturación  y utilizando un valor de rango dinámico de DR 200 para sacar detalle a los cielos más blanquecinos.

Conclusiones

La Fuji X-E2S es casi idéntica a una X-E2 actualizada. En este artículo os detallo las principales diferencias entre ambas cámaras, donde apenas hay que destacar la empuñadura delantera ligeramente mejorada y el modo automático SR. Por ello, todo lo comentado hasta ahora para la X-E2 es válido para la X-E2S: una cámara ligera, de dimensiones comedidas, discreta, con estética y controles “a lo telemétrica”, estupendo visor electrónico, autoenfoque y rendimiento satisfactorios. El veterano sensor X-Trans II es una apuesta segura para, aliado con cualquiera de las ópticas de a línea Fujinon XF, producir imágenes nítidas, libres de ruido y con unos colores que son la envidia del resto de sistemas.

No deberías hacerte con la X-E2S si:

  • Eres un fotógrafo de acción. El buffer de la cámara sólo permite un segundo de ráfaga a máxima velocidad en RAW y un par de docenas en JPEG antes de pedir tiempo muerto. Aunque el autoenfoque por seguimiento es correcto, hemos visto cámaras mejores para este tipo de situaciones.
  • Te interesa el vídeo. La Serie X tiene mucho que mejorar para ser competitiva en este aspecto. El autoenfoque durante la grabación comienza a ser realmente usable, pero las ayudas al enfoque manual brillan por su ausencia y la presencia de muaré y artefactos en la imagen echarán para atrás a cualquier videógrafo con aspiraciones serias.
  • Te sientes más cómodo con una cámara “a lo réflex”. Piensa en estirar el presupuesto para comprar la X-T1. O, mejor, hazte con una X-T10 que está en la misma gama que la X-E2S.
  • Tienes ya la X-E2. Las diferencias son ínfimas. Ni lo pienses.
  • Encuentras la X-E2 a un precio mucho más barato. Como he dicho, no hay muchas diferencias entre ambas cámaras. Ve a por la más barata. Sin embargo, si la diferencia de precio no es mucha, iría a por la X-E2S. Es una cámara más nueva y puede ser determinante a la hora de prolongar su vida mediante las probables actualizaciones de firmware que lance Fujifilm en el futuro.

Por lo demás, la X-E2S es una cámara muy recomendable para casi todas las disciplinas fotográficas: fotografías social, urbana, paisaje, retrato… Su precio está entre los más asequibles de la gama media de la Serie X y es una adquisición que hará las delicias de cualquier tránsfuga del mundo réflex necesitado de un equipo más liviano y con controles más intuitivos. Con la X-E2, muchos fotógrafos compraron la cámara como equipo de viaje y acabaron vendiendo todo para quedarse en el mundo X. No me cabe duda que la X-E2S mantendrá esta tendencia hasta que a la X-E3 le dé por aparecer en el mercado en el 2017.

Visita la tienda de la X-E2 / X-E2S en Fujistas / Comprar X-E2S en Amazon /Comprar X-E2s en eBay.

9 Comentarios

  1. Muchas gracias por el análisis Jon! Supongo que la gran diferencia entre estas dos cámaras vendrá a través de las actualizaciones, y que la X-E2 sólo tendrá actualización menores en el futuro. Aun así, yo tengo la X-E2 y estoy encado con ella!!

    • El tema de las actualizaciones para una cámara con tanto trayecto como la X-E2 es una incógnita. La X-E2S debería tener un nuevo firmware con sustancia antes del lanzamiento de una hipotética X-E3… pero quizá no se entendiese que las posibles nuevas funcionalidades no se adaptaran también a la X-E2, al ser cámaras tan similares.

  2. Mi modo de entrar a las Fuji es con esta cámara. De canon a lumix y ahora a Fuji. No cambio lumix gh en cuanto a a sus Video. Pero definitivamente la foto de la FUJI es excelente. Y eso era lo que buscaba. Eso sí con la X-e2s hay que detenernos a pensar y tomar la foto con más tranquilidad. Es la que está conmigo todo el día. La he recomendado a los que me preguntan por cámara de buen foto.

    • He tomado fotos con la X-E2S sin detenerme a pensar un mínimo instante, Me parece que esa máxima es más aplicable a las cámaras de la Serie X de anterior generación (X100, X-Pro1, X-E1…)

    • Mi elección tiene que ver con mis manías y necesidades fotográficas muy personales. Aunque la X-E2S me resulte más inspiradora y tenga el visor a la izquierda del cuerpo, yo estoy más cómodo con la X-T10, su pantalla abatible y disposición de los diales superiores. Es una elección totalmente subjetiva.

  3. Entonces entiendo que esta cámara tiene obturador global ¿o no? En la XT-1 el obturador electronico no es usable por el rolling shutter (si no disparas a la misma frecuencia que los herzios de la luz quedan unas ondas horribles)

    • No tiene obturador global, eso es una tecnología que no se aplicará al menos hasta el 2017… El obturador electrónico es perfectamente usable en muchas situaciones, aunque hay que conocer sus limitaciones: no usarlo a baja velocidad con iluminación continua artificial, ni disparar a sujetos con mucho movimiento para evitar la distorsión.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.