Fuji X-E3: Prueba de campo, muestras y reflexión

15
150

La Fujifilm X-E3 es una cámara que enamora, que te inspira para salir a la calle a perseguir fotos. Creo que fue una conclusión común entre los afortunados testers que nos reunimos en Oporto con motivo de la presentación del nuevo modelo de la Serie X. Si bien en el primer contacto con la Fujifilm X-T20 me convencí racionalmente de que era una cámara muy capaz, con la X-E3 la convicción ha sido emocional. Ya sea por ese enamoramiento a primera vista, por el diseño de sus líneas, por la simplicidad de sus controles, por su fiabilidad, por su tamaño ideal, por ese visor electrónico tan en su sitio… lo cierto es que disfruté de la X-E3 durante tres horas de fotocallejeo, con resultados personalmente bastante satisfactorios.

La Fuji X-E3 parece minúscula en las manos de Rodrigo Roher.
La Fuji X-E3 parece minúscula en las manos de Rodrigo Roher.

No os voy a hablar de especificaciones técnicas, ya que las podéis encontrar en la página dedicada a la Fuji X-E3 en Fujistas. El primer día de la presentación ya compartí con vosotros unas primeras impresiones sobre la cámara, que os recomiendo que leáis, si no lo habéis hecho ya. Posiblemente repita alguna idea comentada en este contacto inicial, pero intentaré ceñirme a las sensaciones tras tres horas de uso intenso y de prueba.

Casi de bolsillo

Me gusta la rectangularidad de la X-E3, liberada de visores centrales salientes. Sus formas, unidas a su tamaño ajustado, me permiten aprovechar mejor el espacio cuando la almaceno verticalmente en mi bolsa fotográfica (una Matin Balade 100). Con el Fujinon XF 23mm F2 R WR como compañero de baile queda un conjunto muy equilibrado, aunque el combo de portabilidad máxima es X-E3 y el XF 27mm F2.8. Entra perfectamente en riñoneras veraniegas o en el bolsillo amplio de un abrigo de invierno.

A estas alturas del partido me pregunto: ¿A qué espera Fuji para expandir su línea de pancakes con un XF 18mm F2.8? Hasta un angular con un f/3.5 de máxima abertura sería a buen seguro un súper-ventas y una pareja espectacular para “bolsillizar” esta X-E3.

Sin problemas de agarre

Precio mínimo histórico X-T3 negra

Según las imágenes mostradas por los responsables de Fujifilm, la empuñadura de la X-E3 ha crecido unos milímetros con respecto a su antecesora la X-E2S. Sinceramente, no he notado diferencia alguna en cuanto al agarre delantero, pero por detrás es historia aparte. La eliminación del dial de selección y la limpieza de botonería permite apoyar el pulgar en la parte trasera del cuerpo. Y resulta muy cómodo, mucho mejor que cualquier thumb grip.

Fuji X-E3 + XF 35mm F2 R WR.

Recibí la cámara sin correa alguna, la llevé todo el rato en la mano y, alternando los objetivos XF 23mm F2 y XF 18-55mm F2.8/4, no dejé de sentirla como una extensión de mí mismo. No me estorbó, ni me pesó, ni me cansó llevarla cogida durante horas. El agarre, para mis manos más bien pequeñas, es idóneo. Es una sensación similar a la experimentada con las cámaras de la serie X100.

A medida que avanzaba el Photowalk de prueba, iba encontrándome con más y más turistas cansados de cargar sobre sus cervicales equipos fotográficos varias veces más pesados que el mío. El uso de la X-E3 me reafirma una vez más en el sinsentido de utilizar sistemas réflex para la fotografía de calle o de viajes.

Discreción total

De la misma forma que la serie X100, la X-E3 usada con las pequeñas “Fujicron” XF 23mm F2, XF 35mm F2 y XF 50mm F2 se convierte en una de las mejores opciones de equipo para pasar inadvertido. Para esa máxima discreción, mi elección es el cuerpo de color negro y prescindir de las correas de cuello.

Fuji X-E3 + XF 23mm F2 R WR.
Fuji X-E3 + XF 23mm F2 R WR.

Hay que decir que la casi asfixiante afluencia de turistas en Oporto fue una gran ayuda para no llamar la atención. Por otro lado, el carácter de los portuenses, a la vez amable con los visitantes y generalmente despreocupado ante los objetivos, hizo que me moviese por las calles más confiado con la cámara. El silencioso obturador electrónico se convirtió en el aliado definitivo.

Visor electrónico a la altura

Poco hay que decir que no sepamos sobre el visor electrónico de la X-E3. Brillo excelente, buena resolución, tasa de refresco “a tiempo real”, pero con un tamaño no tan espectacular como en el de la X-T2. Tenía algunas dudas con respecto al nuevo visor ya que, paradójicamente, sus dimensiones han disminuido frente al que llevaban tanto X-E2 como X-E2S. Por suerte, la distancia desde el ojo hasta el visor también es menor, lo cual hace que la experiencia de visualización sea similar, o al menos así me parece a mí.

Lo mejor de todo es el posicionamiento lateral del visor, que libera a mi nariz de contactos con la pantalla no deseados. También viene bien tener el tener el ojo izquierdo liberado del cuerpo, para otear mejor a nuestro alrededor mientras componemos la foto o para establecer contacto visual con el sujeto fotografiado.

Fujifilm X-E3 + XF 18-55mm.
Fujifilm X-E3 + XF 18-55mm.

Controles de la cámara: Menos es más

Si hay buena luz, en fotografía callejera utilizo habitualmente el ISO automático, con velocidades de obturación mínima de 1/180 y 1/250 para congelar la acción. En este tipo de fotografía no echo de menos un cambio de sensibilidad ISO más dinámico como el dial dedicado de la Fuji X-T2.

Durante el Photowalk de Oporto me he forzado a prescindir de automatismos para comprobar el “touch function” de la pantalla táctil, asignando el deslizamiento del pulgar hacia la derecha para cambiar la sensibilidad ISO. Y he de decir que, al principio frustra y cuesta seleccionar la cifra exacta. No parece tan rápido como utilizar un dial o un botón físico. Después de cinco minutos de práctica intensiva acabas pillando la sutilidad de los movimientos mínimos de pulgar , así como los deslizamientos largos que te permiten pasar de ISO 200 a ISO 5000 en dos pasadas. Posteriormente me di cuenta, tonto de mí, que el dial de control frontal -novedad en la serie X-E e infrautilizado en la X-T20- permitía cambiar el ISO de una manera mucho más conveniente, algo que será del agrado de muchos fujistas.

Después de ese descubrimiento fui consciente que dos de las funciones más habituales del dial selector de mi X-T20 habían sido derivadas a controles físicos más prácticos: el joystick selector de enfoque y el dial frontal para cambiar el ISO. Por consiguiente, la pantalla táctil quedaba con dos direcciones de deslizado libres (con respecto a la configuración de mi X-T20) para asignar a otras funciones de mi elección. Así, la configuración final del “touch function” quedó: izquierda para cambiar el obturador, derecha para cambiar la fotometría, arriba para el cambio de tipo de AF y abajo para cambiar el rango dinámico. Sensación de control total.

Fuji X-E3 + XF 23mm F2 R WR.
Fuji X-E3 + XF 23mm F2 R WR.

Autoenfoque

Fujifilm ha hecho mucho hincapié en la tremenda mejora del algoritmo del seguimiento del enfoque en fotografía de acción. Pude hacer algunas pruebas con éxito pero fueron situaciones demasiado “fáciles” como para extraer conclusiones. Por desgracia, durante el Photowalk no me topé con ningún escenario que me permitiera calibrar con propiedad el avance del auto enfoque continuo. Es un test que tendrá que ser aplazado para otra ocasión…

Lo que sí que he comprobado es el renacimiento de los objetivos Fujinon de primera generación acoplados a la X-E3. Es algo que había leído en alguna review de los primeros testers de la cámara y pude experimentarlo en mi Fujinon XF 60mm F2.4 R, pero sobre todo en un Fujinon XF 35mm F1.4 R. La mejora del autoenfoque simple en interior, con mala luz, es muy evidente, supera en velocidad el desempeño con una X-T20/X-T2/X-Pro2. Pep Costa de Pixel-Depot también notó las virtudes de la X-E3 con un Fujinon XF 18mm F2 R y dejó su testimonio en nuestro foro: “por primera vez en mi vida me pareció una óptica con una rápida respuesta en modo AF”.

Opinión final y reflexión

Hacia tiempo que un nuevo modelo de cámara no me ilusionaba tanto como esta Fujifilm X-E3. Es pequeña, es elegante, es rápida, saca fotos nítidas, con bajo ruido y de colores vibrantes y es revolucionaria en sus controles. Desafortunadamente, le falta un componente imprescindible para mi trabajo cotidiano: la pantalla abatible. Es algo que uso de manera frecuente, ya sea para tomar fotos en la calle en modo ninja o para fotografiar a mi hijo de año y medio a la altura de los ojos sin deslomarme. De haber incluido la pantalla articulada en la X-E3, los de Fuji habrían dado con mi cámara perfecta…

X-E3 + XF 18-55mm.
X-E3 + XF 18-55mm.

En mi opinión, otro paso hacia la cámara perfecta habría sido la eliminación de la palanca que activa los modos automáticos. Mucho más útil habría sido el asignar un botón de función para este menester y reservar el espacio físico de la palanca para un dial de control de uso más común, como puede ser la cadencia de disparo o la fotometría. Según una encuesta publicada recientemente en nuestro foro, el uso de la palanquita es más bien minoritario.

La idea de virtualizar los botones del dial selector puede no ser del gusto de todos, aunque la realidad es que, junto a la incorporación del joystick y el dial delantero, se abre la puerta a un control sin precedentes en una cámara tan pequeña. Por otra parte, el minimalismo de la parte trasera permite mejorar mucho la ergonomía, una queja habitual cuando los cuerpos reducen su tamaño.

A pesar de todas estas bondades, es previsible que una buena parte de los fotógrafos abonados a la línea X-E discrepen enormemente con las nuevas directrices de diseño. El modo de usar la cámara supone un cambio tan grande que muchos la sentirán como una traición a la línea original. Tal vez la inauguración de una nueva nomenclatura habría sido más conveniente…

O quizás no. El arquetipo del “fotógrafo X” ha cambiado y la X-E3 es una buena muestra de ello. Por lo que veo en la maquinaria marketiniana de Fuji, el mercado al que está destinado este nuevo modelo son los fotógrafos callejeros y viajeros que valoran la portabilidad, controles accesibles de disparo y discreción… A lo que se añade un deseo de máxima conectividad. El fotógrafo clásico con las Leica y Cartier-Bresson como referencia se funde con el instagrammer, con referencias fotográficas más “líquidas” y sin miedo a deslizar el dedo por la pantalla.

¿Dial selector o pantalla táctil con “touch function”?¿Visor óptico o electrónico? Son debates que se prolongarán eternamente sin un ganador absoluto, aunque Fujifilm toma buena nota para ir avanzando en una dirección u otra. Considero la X-E3 como una cámara valiente, que puede suponer un punto de inflexión importante en la forma de manejar nuestras cámaras. El foro y la comunidad fujista dictarán sentencia dentro de unas semanas, cuando la Fujifilm X-E3 llegue a nuestros escaparates.

Galería de fotos con la Fuji X-E3 + XF 23mm F2 R WR + XF 18-55mm f2.8-4 R LM OIS

15 Comentarios

    • La X-T2 ha sido un salto enorme en cuanto a fiabilidad del seguimiento de auto enfoque. Eso es una realidad que se ve reflejada en el hecho que empiezan a haber profesionales de la fotografía de acción (véase el trabajo de Rafael Marrodán) que se han lanzado a la serie X porque la X-T2 comienza a tutear a los sistemas réflex. La he probado en bastantes sesiones de movimiento constante y puedo decir que en este campo colma mis necesidades.

      La X-E3 se supone que mejora todavía más este aspecto aunque en este primer contacto no lo afirmo porque no he podido corroborrarlo. Si he podido comprobar que las ópticas con margen de mejora en su autoenfoque han espabilado mucho con la nueva cámara. Eres usuario del XF 60mm, no? Sabrás de qué hablo…

  1. Totalmente de acuerdo en lo de la pantalla abatible. No entiendo porque Fuji se resiste a incluir pantallas que nos permitan ángulos difíciles sin tener que hacer posturas raras. Soy fotógrafo social y usuario de Fuji. Y GRITO a los cuatro vientos para que Fuji caiga ya de la burra e incorpore pantallas abatibles del tipo que monta Olympus PEN F, la cual mantiene el diseño retro con la funcionalidad de este tipo de pantallas.

    Por favor!! que escuchen a los profesionales!!!
    Gracias!!

  2. Parece que esta X-E3, dado su tamaño y características se muestra más equilibrada con las ópticas fijas, especialmente las f/2. Pero en este caso, tenemos un sistema sin estabilización óptica de ningún tipo,… que empieza a chirriar en los días que corren ¿no es así? No he visto comentado nada al respecto. Llevo tiempo pensando en la serie X de Fuji, actualmente usuario de la Micro cuatro tercios de Olympus y Panasonic. Y claro, acostumbrado a sistemas de estabilización óptica que me permiten disparar a velocidades de obturación impensables hace unos años…

  3. Buen análisis, que se agradece.
    En el blog de otro “analista” se ha comentado algo acerca del retardo al salir del modo de reposo, que puede hacer que se pierda alguna foto rápida. Estas son de esas cosas que irritan cuando uno acaba de comprarse una cámara y sólo entonces se cae en esos detalles. Me pasó con la Nikon V1 y no había leído nada de eso en las muchas críticas que encontré en su momento. ¿Qué opinión tienes sobre eso? ¿Es grave, de cuánto tiempo se trata?

    Por otro lado, parece que hay consenso en que el tamaño reducido de esta cámara queda muy bien con objetivos fijos como el 23 o el 35, pero creo que esto limita mucho en un cuerpo que parece ideal para viajes. ¿Cómo queda con el 18-55, el conjunto es voluminoso?

    Saludos

    • Hola José Manuel. Todo lo que puedo decirte en cuanto al retardo de encendido con la máquina en modo de reposo es que no me ha molestado. En principio, el rendimiento de la X-E3 debería de ser idéntico al de la X-T20, cámara con la que sí que estoy más familiarizado y que no me ha hecho perder fotos por falta de rapidez en el encendido. ¿Medio segundo?
      En cuanto al volumen de cuerpo y objetivos, yo he utilizado la X-E3 con el XF 18-55mm durante una buena parte de la prueba y me he sentido muy cómodo. Estoy acostumbrado a llevar la X-T20 con un XF 23mm F1.4 R, un objetivo más “cabezón”. Estas sensaciones son muy subjetivas, así que yo te aconsejaría probar el conjunto en una tienda o comentarlo dentro de unas semanas en el foro de Fujistas por si puedes quedar con algún forero que lo haya comprado.

  4. Leí este comentario sobre la XE 3 antes de comprarla.. Tengo una XT1 y compré esta por lo de tener más megapíxeles y por ser dos años con menos obsolescencia programada. Pues me encuentro con que no se donde revelar los RAWS. No voy a pasar por el aro de Adobe de pasar por caja cada mes cuando ya compré el Lightroom 5 y ahora no contemplan otra forma que no sea la de la puñetera mensualidad. No entiendo como Fuji no nos deja revelar los RAW con su FUJIFILM CAMERA.
    Gracias

  5. Gracias Jon por el trabajo realizado. Llevo 6 meses utilizando esta cámara y estoy de acuerdo en que su tamaño es ideal para la fotografía callejera o de viajes. Cuesta acostumbrarse a ella para fijar el enfoque y luego medir puntualmente. El defecto que le encuentro que quizás sea debido a un fallo por mi parte, es que cuando te la echas al ojo, muchas veces aparecen a la vista configuraciones nuevas esperando ser aceptadas o calibrar balance de blancos o se desconfigura el punto de enfoque. Intento ser cuidadoso en no tocar botones mientras la transporto pero no logro dar con el truco para que no me suceda. Gracias

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.